Con mucho sazón

La deliciosa sorpresa del pollo a la peruana de Inka Chicken

    

Ya sea pollo a la brasa, broaster o en preparaciones como arroz chaufa son platos contundentes y sabrosos que vale la pena descubrir.

Es tan relevante y popular el pollo en la gastronomía de Perú que cada tercer domingo de julio se celebra el Día del Pollo a la Brasa. Los platos de pollo al estilo peruano son una grata sorpresa que en Montevideo pueden disfrutarse en la esquina de 26 de marzo y Benito Blanco. Allí, hace menos de un año, Alberto Weinberger abrió el restaurante Inka Chicken porque, asegura, no quería morirse sin ver si estos platos funcionaban en Uruguay. 

De madre uruguaya (del departamento de Flores) y padre alemán, Alberto emigró con su familia a Perú a los siete años. Se formó en hotelería y gastronomía en Suiza; trabajó en Sudáfrica e Islas Canarias. A los 28 años regresó a Lima y abrió su primer restaurante. Hoy es propietario de una cadena de 16 locales gastronómicos. La mayoría son de pollo a la brasa y la mitad trabaja 24 horas.

Aclara que no es pollo al spiedo, sino a las brasas de carbón y para su cocción se necesita una máquina especial, que trajeron desde Perú. Se trata de un mecanismo inventado en la década del 50 por el inmigrante suizo Roger Schuler, que estrenó el pollo a la brasa en la primera “pollería” de Lima, La Granja Azul, que aún existe. 

Como se acostumbra en Perú, es un plato “super aderezado”. Entre otros, lleva desde sal, pimienta, comino, a jengibre, miel y jugo de naranja. “No es un pollo simple. El aderezo no solo se le pone por arriba. Al pollo se le masajea por cierta cantidad de tiempo; hay que abrirle la piel y por debajo se le pone. Y por lo menos se lo tiene que dejar de un día para otro. Eso le hace al sabor”, explica Alberto, quien subraya que los pollos más sabrosos son los más pequeños de tamaño.

Es habitual que los uruguayos quieran sacarle la piel al pollo a la brasa. Pero el chef de Inka Chicken, Pedro Casas, les advierte: “Hay que comerlo con la cascarita. Allí es donde están concentrados los sabores”. 

Pedro está instalado desde agosto de 2021 en Montevideo, junto a su esposa Ailin, que es repostera y se encarga de la oferta de postres típicos peruanos del establecimiento. Asegura que la cocción que le dan al pollo a la brasa hace que “bote la mayoría de las grasas, lo único que queda es el sabor” y que los comensales se van “felices”. Efectivamente, se trata de un plato de gran sabor y jugoso. 

El chef peruano encuentra que los uruguayos son conservadores a la hora de comer, y les aconseja que pidan sin miedo,  que “probar no hace nada”. Les propone pedir combos de pollo a las brasas y pollo Broaster, el otro plato fuerte de la casa. Se trata de un pollo frito al famoso estilo Kentucky, pero con una combinación de más de 10 condimentos. Es crujiente y potente. Viene acompañado de varias salsas: menta y ajo, salsa picante, mayonesa con orégano y vinagre.

Tanto el pollo a la brasa como el Broaester pueden acompañarse con ensaladas: la limeña (mix de repollo colorado y blanco, zanahoria y salsa agridulce) o la especial (lechuga, remolacha, tomate, cebolla, zanahoria, pepino, huevo y palta). Pero el acompañamiento que no puede faltar son las papas fritas. “Pollo y papa frita son un matrimonio. Va excelente”, asegura Alberto Weinberger.

Otro de los platos que más se vende en Inka Chicken es el sandwiche de pollo a la brasa o el sanwiche de pollo broaster, que se prepara con filet de pollo untado con mayonesa, lechuga y rodajas de tomate, acompañado de las infaltables papas fritas.

Rendidores y económicos 

Alberto y Pedro destacan que, además de las nuggets, el pollo Broaster es el preferido de los niños, y que los platos con pollo, además de ser “super sanos”, son rendidores y económicos.  “Por ejemplo un pollo a las brasa te cuesta $ 1600 y algo y comen cuatro personas. Te vienen cuatro cuartos, papas fritas, ensalada y bebida de litro y medio, y comieron cada uno por $ 400. El broster es unos $ 50 por persona. Sale muy en cuenta”, comentó Alberto.

En Inka Chicken también se ofrece tallarían saltado de pollo -cocinado al wok con cebollas, tomates y dados de pehuga- y arroz chaufa de pollo - representativo de la fusión de cocina peruana con la china, que lleva.arroz frito al wok con una base de salsa de soja, trozos de omelette, dados de pechuga de pollo.

Para el chef Pedro de Inka Chicken, los uruguayos deberían animarse a experimentar más en la elaboración de platos con pollos. Por ejemplo, probar con la salsa japonesa teriyake que considera que va muy bien con el pollo, o arriesgándose un poco más, con por ejemplo aderezos a base de ajo y cebolla para comenzar. 

Si quiere enviarnos sus propias recetas, las recibiremos con gusto

gastronomia@montevideo.com.uy

Más recetas de Pollos del Uruguay

  • Esto está crocante

    El pollo frito y rebozado, genera una combinación “crujiente”, que es tradicional de la cocina cantonesa del sur de China.

  • Tacos de pollo

    Rellená las tortillas con pollo, lechuga, tomate, cilantro fresco y salsa picante a elección. Prepará tus recetas con Pollos del Uruguay.

  • Un lugar de experiencias

    En la antigua casona que es Bien de Interés Departamental funciona una propuesta que trasciende la gastronómica.

  • Pollo con hongos y mostaza Dijon

    Una receta fácil para invitados de última hora o cuando querés algo un poco especial, ideal para acompañar con arroz. Prepará tus recetas con Pollos del Uruguay.