Contenido creado por Martín Laitano
Policiales

Época triste

Sobre el procesamiento de Ferro y el homicidio de Tassino, que era “objetivo importante”

De la investigación fiscal se desprende que Tassino “fue objeto de una larga investigación” por parte de las fuerzas represivas. Si bien fue asesinado en 1977, las “primeras anotaciones” sobre él son de 1965.

30.04.2021 09:31

Lectura: 7'

2021-04-30T09:31:00
Compartir en

Montevideo Portal

Luego de que el fiscal Ricardo Perciballe pidiera el procesamiento con prisión del coronel retirado Eduardo Ferro por el asesinato de Óscar Tassino y de que la Justicia hiciera lugar y por tanto enviara a la cárcel al represor, la Fiscalía publicó en su página web el llamado documento de formalización, ficha en la que se detalla la investigación y donde se incluyen algunos testimonios recabados.

Perciballe inició su petitorio con la descripción de la época en la que ocurrió el homicidio del militante comunista. "El 27 de junio de 1973 se produjo en el país un golpe de Estado de carácter cívico-militar, y como consecuencia de ello se instauró un régimen autoritario que suprimió todos los derechos, garantías y libertades reconocidas en la Constitución. Correlato de ello, por decreto 1026/1973 se ilegalizaron distintos partidos y/o movimientos políticos de izquierda, entre estos, el Partido Comunista del Uruguay (PCU) así como organizaciones sociales, como la Convención Nacional de Trabajadores (CNT)".

El fiscal señaló que por este motivo "se persiguió a todos los ciudadanos que intentaron resistir a la dictadura" desde estas organizaciones, aunque también se persiguió a personas que no estaban relacionadas con ellas. "Se realizaron innumerables procedimientos en persecución de los ciudadanos opositores al régimen en general y a los integrantes de dichas organizaciones en particular".

Perciballe detalló que "para el desarrollo de esa bisoña tarea se crearon o fortalecieron distintos organismos represivos como el Órgano Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA), el Servicio de Información de Defensa (SID), la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII), la Compañía de Contrainformación, el cuerpo de Fusileros Navales (FUSNA)", entre otros.

Estos contaban con "un relevante trabajo de inteligencia y acumulación de datos sobre grupos y personas opositoras al régimen" y compartían entre ellas la información. Pero, además, "en ocasiones participaban en forma conjunta de los operativos y confluían en los centros de detención".

El fiscal señaló que inicialmente "operaron en las distintas unidades militares y policiales", pero desde 1975 "comenzaron a operar en centros clandestinos de detención", entre ellos La Tablada, donde mataron a Tassino.

"Luego del gran operativo contra el PCU del año 1975 (Operación Morgan) desplegada básicamente en el centro clandestino de detención '300 Carlos' o 'Infierno grande', en el año 1977 las fuerzas represivas estaban abocadas "a sofocar los brotes de resistencia organizada del PCU y su inserción sindical y universitaria, por lo que focalizaban sus tareas a la detención de sus integrantes".

"Para ello, utilizaron como base de operaciones el centro clandestino de detención La Tablada, donde mediante la utilización sistemática de torturas a los prisioneros obtenían información que permitía efectuar nuevas detenciones", explicó Perciballe.

Entre mayo y junio de 1977 hubo una "oleada de detenciones" en la que "cerca de un centenar de integrantes del PCU y de la UJC (Unión de Jóvenes Comunistas)" fueron llevados a La Tablada y "fueron objeto de aberrantes tormentos en procura de obtener la confesión de su pertenencia a dichas organizaciones, así como el nombre de otros integrantes".

En junio de ese año desaparecieron dos personas que, "conforme al informe de la Comisión para la Paz del año 2003", murieron a raíz de las torturas.

A raíz de los tormentos, "los represores pudieron tomar conocimiento de que el día 19 de julio de 1977" Tassino, dirigente sindical de la asociación de empleados de UTE y militante del PCU, iría a una reunión en una casa.

"Ese día 19 de julio de 1977, próximo a las 8 de la mañana, tres personas vestidas de particular que se identificaron como integrantes de las 'fuerzas conjuntas', y que a la sazón eran los indagados (Ernesto Ramas, Jorge 'Pajarito' Silveira y Ferro)", entraron a la casa y preguntaron por Tassino, detalló el fiscal.

Allí estaban los dueños de la casa, un matrimonio que luego debió exiliarse a raíz de una amenaza de los militares que irrumpieron allí. A ellos los retuvieron "mediante amenazas con armas de fuego".

Los militares esperaron en la casa la llegada de quienes concurrirían a la reunión, especialmente a Tassino, "que era el objetivo del operativo".

A las 8:30 arribó al lugar una persona que fue reducida y conducida a la cocina. Tassino se presentó sobre las 9 de la mañana "e inmediatamente fue detenido por el grupo mencionado y trasladado a un dormitorio de la casa donde le aplicaron golpes de puños en procura de obtener su identidad".

Tanto Tassino como el otro detenido "fueron retirados de la casa encapuchados y maniatados para ser trasladados en vehículos diferentes al centro clandestino de detención La Tablada". Mientras tanto, en la casa, "los aprehensores montaron una 'ratonera' (pues dejaron privados de su libertad a los dueños de la finca a la espera de que llegaran otros integrantes del PCU) por un lapso de dos días". "Al no obtener nuevos resultados, el día 21 de julio de 1977 dejaron libre al matrimonio con la condición de que abandonen el país dentro de las 48 horas siguientes. Condición que cumplieron a rajatabla, pues en forma inmediata se trasladaron a Buenos Aires y luego a Bruselas".

Tassino y el otro detenido ingresaron a La Tablada, en donde "les aplicaron diversas torturas". El otro detenido fue liberado casi 10 días después, pero Tassino, que tenía 40 años, murió. "No obstante, aún permanece desaparecido", ya que "sus restos no han sido encontrados".

El fiscal detalló en la descripción del caso que Tassino "fue un objetivo importante de las fuerzas represivas, desde que este fue objeto de una larga investigación a su respecto". "Ello surge en forma ostensible de la ficha personal del SID (Servicio de Información de Defensa), ficha en la que se consignan sus primeras anotaciones en el año 1965, que en abril de 1977 es requerido y que en mayo de igual año se realizaron diversas medidas para su captura", explicó.

De la investigación se desprende que "no cabe lugar a dudas que los responsables" fueron los jerarcas del OCOA, actualmente fallecidos, así como Ramas, Silveira y Ferro. Según informó la diaria, sobre Silveira pesa un pedido de procesamiento por esta causa y Ramas está pendiente de una junta médica que evalúe si sus condiciones de salud le permiten declarar.

En lo que respecta exclusivamente a Ferro, el fiscal sostuvo que "se deberá tener presente que este fue reconocido por distintas víctimas".

La Fiscalía describió que "existen elementos de convicción suficientes para sostener prima facie" que Ferro "se encuentra incurso en tres delitos de privación de libertad y uno de abuso de autoridad contra los detenidos, en reiteración real, con un delito de homicidio muy especialmente agravado".

"En su condición de oficial de Inteligencia del Ejército privó de libertad al matrimonio (dueños de la casa) por un lapso de 48 horas", además de que participó de las dos detenciones de ese día "sin que existiera flagrancia ni orden judicial que lo estableciera". Además, "como consecuencia de su accionar", los detenidos "no solo fueron mantenidos en cautiverio por un lapso mayor a lo previsto en el artículo 16 de la Constitución, sino que fueron objeto de tratos crueles, inhumanos y/o degradantes".

Aparte, como consecuencia de las torturas recibidas se produjo la muerte de Tassino. "El indagado fue un protagonista de primer orden en la muerte y posterior desaparición forzada" del militante comunista.

Montevideo Portal


Te puede interesar Justicia procesa con prisión al coronel retirado Eduardo Ferro por crimen de Óscar Tassino


\