Política

Unidad reguladora

Senado aprobó ley sobre marihuana

El Senado aprobó este martes la ley que regula la producción y la venta de marihuana, con los votos de los legisladores del Frente Amplio. El senador del PS Roberto Conde, último en hablar, destacó que el proyecto es constitucional, no "liberaliza" el consumo y afirmó que el FA "no esquivará un debate público" posterior.

10.12.2013 22:39

Lectura: 5'

2013-12-10T22:39:00
Compartir en

Montevideo Portal

Con los votos del Frente Amplio, el Senado aprobó el proyecto que regula el mercado de la marihuana, dando sanción final a la iniciativa. A pedido del senador nacionalista Jorge Larrañaga, la votación se hizo uno a uno.

En su alocución final, el miembro informante Roberto Conde desechó las críticas sobre inconstitucionalidad del proyecto de ley, rechazando que la creación del Instituto Nacional del Cannabis viole la Constitución. En cambio, reconoció que la tensión entre el artículo que establece la inclusión de una asignatura sobre "uso problemático de drogas" en Secundaria puede ser discutible, pero sostuvo que el tema fue estudiado por la bancada oficialista.

También aclaró que con el proyecto "no se liberaliza el consumo de drogas", recordando que el consumo de marihuana ya era legal en Uruguay y que el proyecto busca "regular" el mercado.

Conde aludió a las acusaciones sobre experimentación y también anunció que si los narcotraficantes apuntan a los adolescentes, quienes no están incluidos en la legislación, "serán perseguidos con la metodología, es decir de forma criminal".

"El hecho de que se abra una vía de acceso oficial no quiere decir que se deje de perseguir a quienes distribuyen cannabis por otras vías. Seguirá habiendo combate al narcotráfico, represión al tráfico y seguirá habiendo condenas. No hay ninguna claudicación", remarcó.

En cuanto a los anuncios de una posible derogación posterior, Conde remarcó que "no vamos a esquivar el debate público en el seno de la sociedad sobre este tema y si aprobamos esta ley es para que haya debate".

El debate sobre el "experimento"

El término "experimento" utilizado por el propio presidente José Mujica para referirse a la regulación de la producción y comercialización de marihuana prevista en el proyecto de ley enviado al Parlamento, fue uno de los puntos centrales del debate que se dio este martes en el Senado. Desde la oposición criticaron que la sociedad uruguaya participe de un "experimento", mientras desde el Frente Amplio interpretaron el término como "experiencia".

El senador colorado Alfredo Solari había sido uno de los primeros en asegurar que el proyecto de ley constituía un "experimento de ingeniería social que no cumple con ninguna de las salvaguardas éticas de la experimentación con seres humanos", alegando que "ni este gobierno ni el resto del mundo debería experimentar con los uruguayos, con los niños y adolescentes sin garantías apropiadas".

Fue el senador de la Vertiente Artiguista Enrique Rubio el primero en responder por el Frente Amplio: "se dijo que estábamos haciendo un experimento social como si estuviéramos tomando a los jóvenes uruguayos como conejillos de Indias, pero acá lo que hay es una política pública que puede tener éxito o no, eso lo evaluaremos después".

El senador colorado Pedro Bordaberry tomó la palabra por unos minutos para señalar que "en realidad quién dijo que es un experimento no fue la oposición, fue el señor presidente de la República". El líder de Vamos Uruguay mencionó el encuentro que tuvo José Mujica con los empresarios George Soros y David Rockefeller, a quienes el legislador definió como "grandes auspiciantes" de la iniciativa.

"Le dijeron que Uruguay es propicio como laboratorio porque es un país chico y si hacemos daño sólo le hacemos daño a tres millones doscientos mil", señaló Bordaberry. En ese sentido, reafirmó que "yo le digo a Soros y a Rockefeller que con los uruguayos no se experimenta, no somos cobayos de laboratorio".

El senador de Asamblea Uruguay Luis Gallo respondió a Bordaberry, indicando que no se trata de un "experimento" sino de una "experiencia". En ese sentido, sostuvo que "se trata de una estrategia que se quiere adoptar, una regulación parcial de solamente una droga en sus dos aspectos, consumo y producción, que tal vez sí sea más fácil de aplicar en un país chico".

Gallo dijo creer que "vamos a tener la capacidad necesaria para fiscalizar este problema porque somos un país chico" y pidió "hacer una interpretación correcta" de las palabras de Mujica.

Más tarde, el senador Luis Alberto Lacalle también criticó la realización de un "experimento", preguntando si "¿nosotros podemos hacer eso nosotros con el Uruguay?". "Con el presidente José Mujica andamos más o menos por la misma edad y ¿tenemos derecho nosotros, que nos estamos despidiendo de la vida, a probar con nuestros nietos?, ¿es posible que a alguien le pase por la cabeza que el país de uno sea el terreno en el que se pruebe una práctica que todo el mundo reconoce como dañosa?".

Lacalle también señaló inconstitucionalidad de la ley

Durante su participación, Lacalle también apuntó un elemento que no había sido señalado por otros legisladores de la oposición: en su opinión, el artículo 2º del proyecto de ley crea un monopolio.

En efecto, el legislador se refirió al artículo que establece que "el Estado asumirá el control y la regulación de las actividades de importación, exportación, plantación, cultivo, cosecha, producción, adquisición a cualquier título, almacenamiento, comercialización y distribución de cannabis y sus derivados, o cáñamo cuando correspondiere, a través de las instituciones a las cuales otorgue mandato legal".

"Pocas veces hemos visto enumerar todo un ciclo de una actividad de una manera más acabada", expresó Lacalle, afirmando que por eso "se establece un monopolio y se establece en omisión, estoy casi seguro, de la mayoría especial que tiene que tener una norma de este tipo".

El comienzo del debate

Montevideo Portal