Política

A la biblioteca

Sanguinetti: “Las dos vertientes de la izquierda uruguaya se sumaron al golpe de Estado”

“Contra el golpe, en aquel momento solo estuvo claramente el batllismo y, pese a algunas confusiones, el wilsonismo”, dijo el expresidente.

19.02.2021 13:49

Lectura: 2'

2021-02-19T13:49:00
Compartir en

Montevideo Portal

El expresidente e histórico dirigente colorado Julio María Sanguinetti insistió este viernes en el presunto apoyo que habría dado la izquierda al golpe de Estado consumado en 1973 en Uruguay.

Al igual que el pasado 8 de febrero, Sanguinetti lanzó contra el Frente Amplio y la Convención Nacional de Trabajadores (CNT) por entender que ambas organizaciones tuvieron responsabilidad en el golpe cívico-militar.

Según Sanguinetti, los "hechos" demuestran "inequívocamente" que "la dirigencia de izquierda, política y sindical, intentó sumarse al golpismo en 1973, estimando coincidencias con los postulados militares".

En su habitual columna publicada en el Correo de los viernes, una publicación vinculada al Partido Colorado, Sanguinetti dijo que en aquella época se veía que "para todo el Frente Amplio, la institucionalidad no es prioritaria".

Sanguinetti también agregó que "la CNT no se quería resignar a que el antimarxismo proclamado por los militares les excluía".

"En una palabra, contra el golpe, en aquel momento solo estuvo claramente el batllismo y, pese a algunas confusiones, el wilsonismo. La izquierda toda con el golpe, confiando en que el General Álvarez, el 'Goyo' Álvarez, aunque hoy parezca chiste, abriera el camino hacia un gobierno 'nacional y popular', en la inspiración del que había llevado adelante en Perú el General Velasco Alvarado", apuntó.

Por otro lado, Sanguinetti dijo que "el otro sector de la izquierda", en referencia al Movimiento de Liberación Nacional - Tupamaros, "había iniciado en 1963 (...) una acción violenta para derribar las instituciones democráticas". "Esa acción guerrillera fue la que sacó a los militares de los cuarteles y si nada puede excusar la responsabilidad de sus mandos en el golpe, es incuestionable que sin esa presencia violenta no se explica la desestabilización que terminó en golpe", aseguró el expresidente.

Sanguinetti sentenció: "O sea que las dos vertientes de la izquierda uruguaya, la revolucionaria y la política, se sumaron, con ambición y oportunismo, al golpe de Estado que se inició el 9 de febrero de 1973, cuando se consagró la irrupción militar en la vida política nacional y la subordinación del poder civil".

Montevideo Portal


Te puede interesar El rol del FA y la CNT en febrero de 1973 y la persecución contra comunistas en dictadura