Contenido creado por Santiago Magni
Locales

Los artesanos de la pandemia

Rastreadores: cuál es su rol y cómo es su trabajo para no perder el hilo epidemiológico

El MSP y el GACH destacan su labor que ha sido fundamental para el seguimiento de los casos diarios.

01.12.2020 15:43

Lectura: 5'

2020-12-01T15:43:00
Compartir en

Este lunes, el ministro de Defensa Nacional, Javier García, y el ministro de Salud, Pública, Daniel Salinas, informaron de la incorporación de cuarenta rastreadores epidemiológicos que serán destinados del MDN al MSP para continuar con el rastreo de los casos confirmados de COVID-19 en el país.

En su sitio web, el MSP informa cuál es el rol de los rastreadores, fundamental en el marco de la pandemia del coronavirus.

A cada una de las personas que tuvieron contacto con un individuo diagnosticado de COVID-19 se le debe contactar para saber su estado de salud y cerciorarse de que no haya contagiado a otras personas, eso es lo que hacen los rastreadores.

"Frente a una persona diagnosticada de coronavirus lo primero que debe hacer el personal de salud que la atienda es preguntarle, para que luego se puedan contactar por teléfono, cuáles son las personas con las que se relacionó en los siete días previos a los primeros síntomas o en los siete días previos a que el hisopado realizado con la técnica PCR le diera positivo para el virus del SARS -CoV-2", explica el MSP.

"Esta lista de personas y contactos cedidos son la primera hoja de ruta con la que empiezan a trabajar los rastreadores. Esas primeras personas determinan el primer círculo de contactos. El trabajo entonces pasa por llamar a cada uno, explicarle cuál es la situación, qué deben hacer y que cada uno entienda, sin atemorizarse, lo importante de seguir las instrucciones", añade la cartera.

Este primer contacto con el MSP "no se recibe de la misma manera por todos los individuos; naturalmente, para algunos es razón de nervios y estrés", señala el MSP sobre las "alarmas" que dispara haber estado en contacto con un positivo.

Algunas preguntas que se hacen son: quiénes fueron las personas con las que se estuvo, si son personas sanas o no, de población de riesgo, tienen personas mayores a cargo, niños, se utilizaron como se debía las medidas de protección, entre otras.

El rastreador es quién organiza las preguntas y jerarquiza las respuestas con las instrucciones y explicaciones del caso.

"Las personas que el rastreador considere contacto estrecho, es decir, aquel que haya permanecido más de 15 minutos a una distancia inferior al metro y medio de la persona con COVID-19, sin los elementos de cuidado como las masacrilla que tape nariz, boca y mentón, realizando alguna actividad como charlar, sin lugar a dudas es una persona que deberá hisoparse para saber si se contagió del virus. Luego, hay diferentes escalas en lo que puede ser considerado contacto estrecho: que haya permanecido ese tiempo con esa cercanía pero utilizando tapabocas, que lo haya hecho pero sin hablar, infinidad de variantes que es el rastreador el encargado de evaluar para que se le indique el hisopado o no", explica el MSP.

La cartera explica que en algunos casos "el rastreador tiene que hacer un poco de sicólogo, de investigador, de apoyo, de ayuda memoria, de amigo, de agente tranquilizador y a la vez, debe contar con la objetividad suficiente para ser claro con los conceptos, preciso con las medidas que se deben tomar, imperativo con los pasos a seguir y empático con las emociones de quién está del otro lado del teléfono".

Luego de determinar esos contactos estrechos y establecer quiénes son los que deben hisoparse, se debe pasar a determinar quiénes son contactos pero no estrechos, es decir, quiénes deberán permanecer en cuarentena preventiva.

La cuarentena preventiva se aplica a aquellos que deben de esperar el resultado del hisopado de un conocido. Son lo que conforman un segundo grupo de contactos con menos probabilidades de haberse contagiado: aquellos vinculados a un contacto estrecho de otra persona que tiene coronavirus.

Como aún no sabe si la persona con la que se relacionó se contagió, debe de permanecer en su casa aislado de forma preventiva por la eventualidad de sí haberse contagiado, hasta tener el resultado de su conocido sospechoso.

"Si ese contacto sospechoso da negativo, se podrá levantar la cuarentena preventiva porque no hay riesgo de que contagie, mientras que si su conocido da positivo, pasa a formar parte este individuo, en un inicio apartado por prevención, del círculo de contactos estrechos de un contagiado y deberá procederse a hacer un hisopado que revele si también es positivo al virus del SARS- CoV-2 o no lo es", señala el MSP.

"Cada uno de estos procesos es seguido de cerca por el rastreador que así va trazando los hilos epidemiológicos de la enfermedad con el objetivo último de cortar las cadenas de trasmisión. Por las características de la tarea los rastreadores son, mayormente y en preferencia, profesionales de la salud que reciben capacitación por parte del equipo de epidemiología del MSP", añade la cartera.

Actualmente se cuenta con 154 rastreadores desplegados en todo el territorio nacional, los que tienen movilidad, porque cuando se da un brote en un departamento, los rastreadores de los departamentos continuos se trasladan para brindar apoyo.


Te puede interesar Javier García: el último fin de semana “hubo una notoria menor circulación en carreteras”