Contenido creado por Santiago Magni
Policiales

Del puerto de la memoria

La Justicia dispuso prisión preventiva para el coronel retirado Eduardo Ferro

El exmilitar fue interrogado por el homicidio del militante comunista Óscar Tassino.

27.03.2021 18:22

Lectura: 4'

2021-03-27T18:22:00
Compartir en

El coronel retirado Eduardo Ferro llegó este sábado a Uruguay para ser juzgado por graves violaciones a los derechos humanos en dictadura y fue conducido a las 11 horas para declarar ante la Justicia por el homicidio del militante comunista Óscar Tassino, informó Informe Capital (TV Ciudad) y confirmó Montevideo Portal.

Ferro fue detenido el 27 de enero por la Policía de Valencia en España, ya que estaba siendo buscado por ser autor de crímenes de lesa humanidad y por haber estado involucrado en el Plan Cóndor.

El fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, confirmó a los Medios Públicos que se dispuso la prisión preventiva para el coronel retirado Eduardo Ferro, que declaró ante la jueza Silvia Urioste.

Según declaraciones a Radio Uruguay, Perciballe dijo que la prisión preventiva es "hasta que se diluciden las nuevas excepciones de inconstitucionalidad que se plantearon. Que ya están resueltas, pero se plantearon de vuelta".

"No hay una fecha fija para que se resuelva. Cuando se resuelvan esas inconstitucionalidades la juez tiene 15 días para resolver la situación de él, ese es el plazo en el que va a estar en prisión preventiva. Una vez que resuelva si es que resuelve el procesamiento, comienza a cumplir prisión preventiva en relación al proceso en sí", agregó.

En octubre del año pasado el periodista Leonardo Haberkorn de El Observador informó que el Ejército fraguó en 1997 una junta médica para declarar que el capitán Héctor Erosa padecía un "trastorno severo de personalidad" y así desacreditar sus denuncias contra Ferro sobre espionaje a políticos en democracia, entre otras irregularidades. En febrero del 2020, señala El Observador, Erosa logró que uno de los psiquiatras militares que integraron aquella junta médica que lo declaró loco admitiera que aquel dictamen fue fraguado, que se les "impuso un hecho que venía preparado, mandatado".

En entrevista con Alfonso Lessa, Ferro negó las acusaciones que realizó Erosa sobre espionaje y rechazó cualquier vínculo con las desapariciones en la dictadura incluida la de Tassino. Sí asumió su responsabilidad en el secuestro de Lilián Celiberti y Universindo Rodriguez en Brasil, aunque rechazó que haya que calificarlas de esa forma.

Con respecto a los desaparecidos, Ferro dijo en su momento que fueron "una mala decisión desde el punto de vista estratégico, e inhumanas". Ferro contó que fue "una orden" y aunque aseguró no saber quién lo mandó. "Si lo supiera creo que tampoco lo diría", dijo.

Además, dijo que, aunque hayan pasado décadas, si hubiera un ambiente más propicio se podría obtener más información acerca del paradero de los cuerpos. "Se puede tener información, pero ante toda esta agresión están haciendo al revés. El objetivo no es encontrar los desaparecidos, es dar manija y que el tema esté presente. Si la cosa se manejara diferente alguno más va a aparecer", dijo.

El coronel retirado no compareció ante la Justicia española, país donde él asegura que está, por el pedido de extradición uruguayo. Consultado por Lessa, Ferro dijo que en algún momento comparecerá ante la Justicia española, aunque no tiene confianza en la Justicia uruguaya, especialmente en la "Fiscalía General", comandada por el fiscal de Corte Jorge Díaz. "Tiene un tufillo a total venganza. Que me voy a andar complicando la vida", expresó en el año 2020 Ferro.

Sobre el asesinato de Tassino

En ese mismo mes de octubre, el fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, pidió el procesamiento del exmilitar Jorge "Pajarito" Silveira por el homicidio de Tassino.

"Encontramos elementos suficientes de convicción para sostener que fue uno de los responsables de la detención de Óscar Tassino y otras personas que fueron trasladadas al centro de detención clandestino La Tablada", dijo Perciballe.

Perciballe recordó en esa instancia que "Silveira tiene otros pedidos pendientes de procesamiento" por "el caso de las 28 mujeres abusadas sexualmente en dictadura y el de los hermanos Julien". Además, explicó que "cada causa tiene una resolución inicial y una condena inicial en su momento".



\