Política

Animales políticos

Gustavo Salle y Enrique Viana serán la fórmula presidencial del Partido Verde Animalista

La decisión de incorporarse al partido responde a la falta de tiempo para crear uno propio y la "coincidencia total en los principios".

25.01.2019 17:32

Lectura: 3'

2019-01-25T17:32:00
Compartir en

El Partido Verde Animalista (PVA) anunció este viernes la incorporación de Gustavo Salle y Enrique Viana como la fórmula con la que se presentará a las urnas en octubre de 2019. Salle y Viana habían anunciado su intención de crear un partido político propio días atrás, pero la "falta de tiempo" y la coincidencia con los principios del PVA los llevó a cambiar de opinión, dijo Salle a Montevideo Portal.

"Antes de decidirnos con el doctor Viana a presentarnos como fórmula presidencial el Partido Verde había tenido un acercamiento a través de Leonel García, que nos había dicho que le gustaría mucho que integráramos el partido", explicó Salle, que agregó que la incorporación fue rápida "por cuanto tenemos coincidencias totales en la declaración de principios".

Según Salle, el principio fundamental en el que coinciden con el PVA es el "respeto absoluto y total a los derechos humanos, que se evidencia en la vigencia de la Constitución y la ley". En este sentido, sostiene que de llegar al gobierno iniciarían un "proceso de ‘reconstitucionalización' del país".

Otro punto de coincidencia es la idea de que el Frente Amplio ha protagonizado un mecanismo de corrupción durante sus tres gobiernos, que tiene a Tabaré Vázquez a la cabeza y a la Fiscalía General como instrumento. "Los gobiernos del FA han llevado a una progresiva y constante deconstrucción del Estado de Derecho, con una ingeniería legislativa que violentó la Constitución y una permanente y grave violación de los derechos humanos", afirma Salle.

También hay una visión compartida respecto al contrato con UPM, al que catalogan de "criminal, nulo, obsceno, ruinoso, lesivo y abusivo", y a la bancarización obligatoria. "Entregarnos a la oligarquía banquera mediante la coerción del Estado para un contrato de carácter privado que no tiene interés público es una violación de los derechos humanos", asegura Salle. "Vamos a hacer todo lo necesario para eliminar la obligatoriedad de la bancarización. El que quiera bancarizarse todo bien, está en su derecho", agrega.

En suma, asegura el abogado, la decisión de incorporarse al PVA responde a una "coincidencia en la cosmovisión de la humanidad". "Coincidimos en que la humanidad, lamentablemente y pese a la advertencia de los cerebros más privilegiados de los siglos XX y XXI, con este sistema y esta cultura capitalista-consumista está embarcada en la autodestrucción", sostiene. Para Salle, eso está "fuera de discusión" y se trata de un "axioma de carácter científico" y que, de seguir por este camino, "estamos confiscándole el futuro a nuestros niños y a las generaciones que tenemos por delante".