Contenido creado por Gerardo Carrasco
Política

Laissez faire et laissez passer

Diputado Varela: “En el primer año de gobierno se vieron muchos casos de ‘si pasa, pasa’”

“¿Qué tiene la engrampadora? ¿GPS? ¿habla? ¿cocina?”, ironizó el legislador del FA acerca de uno de esos casos.

12.03.2021 12:09

Lectura: 5'

2021-03-12T12:09:00
Compartir en

El diputado frenteamplista Carlos Varela, coordinador de la bancada de su partido en la Cámara de Representantes, fue entrevistado esta semana en el programa Quién es quién, que conduce el periodista Gustavo Vaneskahian y se emite por TNU y Diamante FM.

Durante el reportaje, el legislador lamentó una suerte de ninguneo profesado desde el gobierno hacia la oposición, algo que consideró preocupante "no solo por el relacionamiento, sino porque el país necesita un esfuerzo nacional para salir de una situación dramática", y destacó que "una pandemia es algo que está por encima de cualquier definición ideológica, política y religiosa".

Para Varela, el gobierno "ha errado al no convocar a la que hoy es la fuerza política más grande del país, para involucrarla, meterla por dentro en los esfuerzos que el gobierno estaba realizando y para los que nos pusimos a la orden desde un primer momento".

El legislador acusó al gobierno de dedicarse "todo su primer año de gobierno a criticar la anterior gestión del Frente Amplio". En ese sentido, consideró normal que un gobierno haga referencia a la "herencia maldita" del anterior. "Nosotros también lo hicimos, y si hay un cambio de gobierno es porque se cree que el anterior no administró bien. Pero de ahí a acusarnos prácticamente de todos los males sin reconocernos ninguna virtud, es algo que no contribuye al necesario dialogo que la sociedad hoy le reclama al sistema político".

En cuanto al relacionamiento entre gobierno y oposición, Varela reconoció las reuniones que el presidente mantuvo con figuras como Carolina Cosse y Yamandú Orsi, pero aclaró que fueron en el marco de contactos que el mandatario tuvo con los intendentes de todo el país, y no por su condición de líderes del partido.

"Nos parece muy bien, pero nunca convocó al Frente Amplio" de forma institucional, algo que más de una vez lo solicitamos", dijo. "Nos reunimos una sola vez, cuando le llevamos nuestras propuestas, y no tuvimos respuesta. Se nos puede decir que no, es legítimo, pero que se nos diga algo y se nos den las razones", exigió.

El diputado consideró que "más allá de diferencias ideológicas, al gobierno le hubiera hecho bien asumir algunas de esa propuestas" , y señaló que "los partidos de la coalición (de gobierno) están ahora planteando cosas que nosotros planteamos hace un año".

En cuanto a la crítica situación actual de la pandemia, con elevada cifra de contagios y pacientes hospitalizados, Varela consideró que se debió haber sido "más cautelosos" en el verano, cuando desde el gobierno se alentó a la ciudadanía a hacer turismo interno.

"Es cierto que veníamos de un año difícil, de confinamiento físico y mental, pero se abrió demasiado la puerta", algo que "genera una situación de confianza que nos hace bajar la guardia, y ese es el mayor peligro". Similar situación podría producirse con el inicio de la vacunación: "se pueden genera falsas sanciones de que esto ya paso", dijo, e insistió en "hay que convocar a vacunar".

Interrogado acerca de qué medidas tomaría de él dependiera, Varela dijo que no volvería al "quédate en casa" alentado en los primeros meses de la pandemia "porque la gente difícilmente lo aceptaría, salvo en una situación más dramática" como las que atraviesan países como Brasil, algo que, deseó "ojalá nunca pase".

"Sí limitaría algunas actividades, como el comercio, los shoppings, y cerraría los free shops de la frontera", enumeró, y aseveró que "nunca hubiera habilitado que los brasileños vinieran a comprar a Río Branco, me parece un disparate".

Más allá de esos puntos, que definió como "opiniones personales", dijo que "trabajaría más con algunas recomendaciones del GACH que el gobierno -y tendrá sus razones- no está llevando adelante".

Finalmente, el periodista consultó al entrevistados sobre la sucesión de situaciones anómalas surgidas en Cancillería: el caso del almuerzo del canciller con la ministra Arbeleche, la criticada compra de engrampadoras y las recientes denuncias por acoso y violencia, algunas de las cuales se remontarían a administraciones anteriores.

Varela concedió que no es raro que un almuerzo del Ministerio de Relaciones Exteriores sea costoso y que "no debe ser el primer caso", ya que ese ministerio "recibe a autoridades internacionales" a las que es de recibo agasajar.

"Lo que me parece inexplicable es gastar eso para recibir a una colega. Me parece bien que lo pague de su bolsillo, pero se debió haber previsto, llama mucho la atención, y más que lo haga después de que se denunciara".

A ese respecto, el legislador señaló que estas enmiendas a posteriori han sido una impronta de lo que va de la actual administración.

"He notado en el primer año de gobierno muchas situaciones de ‘si pasa, pasa'. Si se denuncia en la prensa o algún legislador salta, ahí se revisa la decisión".

En cuanto al caso de las engrampadoras, consideró que no es algo achacable directamente a la responsabilidad del canciller Bustillo, en el entendido de que "ningún ministro está al tanto de cada cosa que se compra", pero señaló que dentro del ministerio "hay alguien que no tiene sentido común".

"¿Qué tiene la engrampadora, GPS, habla, cocina?" se preguntó. "Hay que investigar quién tomó la decisión y por qué lo hizo".

Por todos estos casos "y otras situaciones", Varela informó que se evalúa convocar al ministro al parlamento, pero no para una interpelación. "Seria un llamado a la comisión", detalló.

"No queremos cometer los errores de la oposición anterior, que lo primero que hacía era interpelar", concluyó.