Locales

Lo que importa es lo de adentro

Críticas al Ministerio de Turismo por declarar de interés congreso que "promueve discriminación"

El Congreso por la Vida y la Familia fue declarado de interés turístico y departamental, pero activistas y diputados frentistas advirtieron sobre su contenido discriminatorio. "Discursos que promueven la estigmatización no merecen contar con declaraciones de apoyo", dijo el diputado Gerardo Núñez.

24.09.2018 11:38

Lectura: 5'

2018-09-24T11:38:00
Compartir en

En abril de este año, una conferencia realizada en una sala del Palacio Legislativo desató la controversia y las críticas a los diputados por el contenido del evento. Se trataba de la Conferencia Internacional sobre Familia y Género, cuestionada por organizaciones sociales por promover el "odio" hacia colectivos LGBTI.

La conferencia contó con la oratoria de los argentinos Agustín Laje y Nicolás Márquez, que presentaron en el evento El libro negro de la nueva izquierda, que apunta contra la ideología de género. En aquella ocasión, la conferencia fue solicitada por el diputado nacionalista Rodrigo Goñi, aunque otros legisladores se deslindaron luego de la decisión y aclararon que no se les había informado cabalmente del contenido.

Laje y Márquez no son ajenos a estas controversias. En el campamento Beraca de 2017, organizado por la iglesia Misión Vida, ambos fueron invitados y dieron una charla. Allí, se preguntaron cuál es el sentido del feminismo y acotaron que hoy "una mujer puede ser jueza, ministra... no existe más la marginalidad en la mujer". Luego aseguraron que se impulsa "el incesto, la pedofilia, que son prácticas que promueve el feminismo en países como Canadá o países nórdicos".

En noviembre de este año, Laje y Márquez estarán entre los oradores del II Congreso Nacional Sudamericano por la Vida y la Familia, que se celebrará en Punta del Este, del que participarán también los legisladores nacionalistas y evangelistas Gerardo Amarilla y Álvaro Dastugue.

Según informó hoy la diaria, el evento fue declarado de interés turístico nacional por el Ministerio del Turismo. Otros de los exponentes del Congreso, según la crónica del matutino, son el propio pastor Jorge Márquez, el doctor Jorge Patpatián (de la Asociación Cristiana Uruguaya de Profesionales de la Salud), el diputado y pastor costarricense Gonzalo Ramírez (conocido por oponerse en su país a los proyectos que buscan ampliar los derechos de los homosexuales) y el pastor argentino Hugo Márquez (quien denunciara que el propio Mauricio Macri impulsa la "ideología de género" en su país).

La ministra de Turismo, Liliam Kechichian, dijo a la diaria que se otorgó la declaración de interés turístico porque "hay un protocolo que dice que se puede declarar de interés turístico una actividad que promueva la visita de determinada cantidad de personas del exterior -y en este caso se trae a 500 personas-, y que se haga en un lugar acreditado para congresos". Aunque dijo no estar de acuerdo con el contenido, resaltó que se evaluaron "las formas".

Con esta declaración, el Congreso podrá ser exonerado de IVA. Además, la Junta Departamental de Maldonado declaró por unanimidad el "interés departamental de esta actividad". En forma similar a lo que sucediera en el Parlamento en abril, el edil frenteamplista Washington Martínez contó a la diaria que "los títulos de estos congresos a veces son medio engañosos" y que de haber sabido su contenido no lo hubiera votado.

Críticas

La postura del Ministerio de Turismo, más allá de la explicación de Kechichian, fue criticada por integrantes del Frente Amplio y del colectivo LGBTI. Andrés Scagliola, coordinador de la Secretaría de la Diversidad de la Intendencia de Montevideo y ex director de Política Social del Mides, comentó en Twitter: "Me da mucha pena porque sé del compromiso de Kechichian con los derechos humanos de las personas LGBTI. Pero esto es un error que debe ser corregido. La promoción de discursos de odio, contra derechos reconocidos, nunca debería ser 'de interés'. Sería bueno reflexionar sobre esto. Decisiones formales o burocráticas como estas terminan diciendo que la homofobia y transfobia son admisibles. Nadie promovería ‘de interés' un congreso racista o xenofóbico, aunque cumpliera la formalidad, o reuniera a miles", dijo.

De la misma opinión fue el legislador del Frente Amplio Gerardo Núñez, quien, tras lo ocurrido en abril en el Parlamento, presentó un proyecto de ley para impedir el uso de las salas del Legislativo para el desarrollo de actividades "que promuevan o inciten al odio o a la intolerancia, así como la discriminación en cualquiera de sus formas".

"Parto de la base de lo que estuvo analizado entonces", dijo a Montevideo Portal sobre este nuevo caso. "No se trata de quitar la posibilidad de que ninguna expresión se pueda desarrollar, pero prácticas o discursos que promueven la violencia y la discriminación, estigmatización y buscan generar divisiones profundas no merecerían contar con recursos públicos o declaraciones de ningún tipo que las auspicie", opinó.

Para el diputado comunista, debería reverse la forma en que el Ministerio de Turismo otorga estas declaraciones. "Son interpretaciones, pero el Uruguay se comprometió a nivel internacional, desde el Estado, a no promover ninguna práctica de discriminación y odio, esto es así, y todos los países han suscrito este tipo de tratados que protegen los derechos de las personas. Entonces insisto. Me da la impresión que desde el Estado, con dinero público, no se pueden apoyar proyectos o instancias como estos congresos que lo que hacen es incentivar la discriminación", señaló Núñez.

El diputado aseguró que basta con leer el libro de Laje y Márquez para comprobar que "promueven discursos de una enorme violencia" y constatar su "nivel profundo de discriminación".