Política

Plan ABC

Cosse: “Tenemos sensibilidad de izquierda que nos llevó a plantear un plan de emergencia”

Entrevistada por Montevideo Portal, la intendenta electa de Montevideo dijo que durante su gestión va a “tender puentes”, pero “sin renunciar a las ideas”.

21.11.2020 12:15

Lectura: 8'

2020-11-21T12:15:00
Compartir en

Por Santiago Magni

Fotos: Javier Noceti | @javier.noceti

A una semana de que asuma el cargo de intendenta de Montevideo, Carolina Cosse señala que tendrá diálogo y "una relación franca" con el gobierno nacional y la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom). Además, pone el foco en el plan de emergencia que desplegará en el marco de la pandemia por el coronavirus, los protocolos en el Carnaval y el aprovechamiento de los espacios públicos en la capital. Sobre estos y otros temas, Cosse, acompañada de integrantes de su equipo para el Plan de Emergencia ABC, conversó con Montevideo Portal.

¿Cuál es el foco del Plan de Emergencia ABC (Apoyo Básico a la Ciudadanía)?

Es un plan que elaboramos durante la campaña, en el marco del programa del FA, donde entendimos que era necesario en las competencias de la intendencia hacer algo por la emergencia. El plan tiene cinco ejes, uno tiene que ver con acciones en los barrios, el programa "Abre Montevideo", que va a incorporar pavimentación de algunos lugares, resolución de algunas zonas pluviales y otras acciones más. Otro eje tiene que ver con salud, donde pensamos en la introducción de alguna policlínica móvil y la creación de un fondo para medicamentos. Otro eje tiene que ver con la lucha contra la violencia de género, hay dos municipios que no tienen comuna mujer (el C y el CH), también queremos generar una unidad móvil para que dé apoyo. Otro punto tiene que ver con generación de trabajo transitorio, habíamos estimado 2.000 puestos transitorios, quizás en dos tandas de seis meses. El otro aspecto tiene que ver con el apoyo alimentario y técnico a las ollas populares. Técnico en el sentido de nutricionistas y que se consigan condiciones de inocuidad de los alimentos. Estamos generando diálogo, primero con las organizaciones de la sociedad civil y por supuesto hay apertura a colaborar. Hemos escuchado con alegría que el gobierno nacional va a dar apoyo a las ollas, me parece muy bien, pero habrá que complementar.

¿Piensa reunirse con el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) para definir protocolos de cara al Carnaval?

Espero que sí. Nosotros planteamos por escrito al Ministerio de Salud Pública (MSP) que creíamos imprescindible contar con el asesoramiento del GACH. Por supuesto que la autoridad sanitaria es el MSP, y lo que el ministerio diga es lo que vamos a hacer. Creo que sería bueno contar con el asesoramiento del GACH para toda la casuística de Carnaval. En conferencia este miércoles el ministro (Daniel Salinas) dijo que no tendríamos resoluciones unilaterales, que las vamos a conversar todas. Sé que hay ansiedad y lo entiendo perfectamente, porque el carnaval es una movida cultural muy importante en Montevideo y muy querida. Da trabajo a muchísima gente y hay gente que tuvo un protocolo para ensayar, eso de alguna manera ha generado expectativas, pero al mismo tiempo la realidad avanza y va cambiando el escenario sanitario que tenemos. Antes de tomar una resolución queremos saber si las cosas son posibles o si estamos poniendo en riesgo a la población.

De izquierda a derecha: Mauricio Zunino (Recursos Financieros), Adriana Gorga (Desarrollo Urbano), Federico Graña (Desarrollo Municipal y Participación), Soledad Quesada (Asesoría de Igualdad de Género), Mariella Mazzotti (Coordinadora Plan ABC), Carolina Cosse, Tamara Paseyro (Políticas Sociales), Mercedes Clara (Desarrollo Social), Virginia Cardozo (Salud) y Sebastián Moreno (Tierras y hábitat).

¿Se plantea seguir con la idea de hacer peatonales algunas calles de la ciudad?

En este momento estamos trabajando con la futura directora de Desarrollo Urbano (Adriana Gorga) y el director de Planificación (Luis Oreggioni) entrante en un mapa de Montevideo donde hemos identificado varias áreas que se podrían peatonalizar. Creo que es una movida importante porque da espacio a la gente, da espacio a socializar cuidándose. El desafío que tenemos es que esas áreas requieren Policía de Tránsito o inspectores para cuidar esa peatonalización. Vamos a precisar complementarnos con la Policía de Tránsito, porque si no no vamos a dar abasto.

¿Preocupan los operativos policiales desplegados en algunas zonas de Montevideo?

Nos preocupa, nosotros creemos que los espacios públicos alivian la necesidad humana de estar con otras personas y disfrutar la libertad. Tenemos que conjugar eso con la libertad. Como sociedad tenemos que construir un diálogo constructivo. Si alguien se olvida de ponerse el tapabocas, a todos nos pasa, la reacción no tiene que ser agresiva, porque tenemos que cuidarnos, pero no destruir lo mejor de los vínculos humanos. Primero disuadir, primero conversar, hay muchas estrategias entre pares que se pueden llevar adelante, lo hemos conversado entre nosotros en este nuevo equipo. Después sí, hay que tomar las acciones y sanciones que hagan falta. A mí me preocupa también el tema de las fiestas clandestinas, que entiendo que en un momento de la vida de alguien puede resultar hasta divertido, pero acá estamos hablando de poner en riesgo la vida, no solo la de uno, sino la de los demás. Hay que pensar sanciones, como sancionar al dueño del padrón del local donde se hace, por ejemplo, para que no sea solo una sanción para el que organiza. Son temas que tenemos que pensar en este ánimo de construir, no de perseguir y de poner límites.

Ha tenido reuniones con Adeom, ¿cómo será el diálogo con el sindicato?

Va a ser un trato normal, civilizado. Donde siempre estaremos abiertos al diálogo. Adeom no se va a enterar de lo que pensamos a través de la prensa, vamos a tener una comunicación franca, la venimos teniendo.

¿Y el vínculo con el gobierno nacional?

Con el gobierno nacional también va a ser una relación franca. Tenemos que cumplir con el programa del FA y tenemos una sensibilidad de izquierda que es la que nos llevó a plantear un plan de emergencia. Tenemos una sensibilidad que nos fortalece a decir que vamos a fortalecer el patrimonio de los montevideanos y las montevideanas, sin renunciar a las ideas vamos a tender todos los puentes por el bienestar de toda la ciudadanía. Dialogar no quiere decir estar de acuerdo en todo, pero sí que haya un clima que proteja al sistema político que es un pilar de la democracia. No podemos permitir como demócratas que la gente sienta que la política no sirve para nada, que somos todos iguales. La política tiene que ser una herramienta para lograr bienestar y una herramienta de construcción moral.

¿Qué importancia tuvo el encuentro con Tabaré Vázquez tras haber sido electa intendenta?

Con Tabaré ya había hablado del Plan ABC porque él desplegó un plan de emergencia. La reunión que tuve con el expresidente Vázquez, después de las elecciones, para mí fue muy importante porque hablamos de la circunstancia histórica que está viviendo el mundo, cómo esta pandemia puede poner sobre la mesa otros ejes de la política mundial. He escuchado a grandes hombres y mujeres hablar de este tema, por ejemplo, a (Yuval Noah) Arari poner alrededor del tema de la pandemia la capacidad de elección de los seres humanos de los caminos a seguir, la necesidad de cooperación y la posibilidad de visualizar que lo que nos parecía imposible y nos llevaba mucho tiempo en realidad nos llevaba poco tiempo. Arari, por ejemplo, habla de universidades que durante años de lleven la educación online, acá en Uruguay también estábamos preparados para eso por nuestra plataforma y las telecomunicaciones. De un día para otro todo fue online. También escuché a Tabaré hablar de que los ejes de la construcción política hacia el futuro sean otros, mucho más humanos y centrados en la salud, el humanismo y la construcción social.

¿Qué rol tendrá la digitalización durante la gestión?

No vamos a descuidar ninguna herramienta, vamos a llevar adelante una estrategia 100% digital porque entendemos que tiene que ser fácil relacionarse con el gobierno de Montevideo. Queremos cambiar el encare y que sea el gobierno el que rodee a cada ciudadano, pyme, empresa e inversionista. No queremos que cada persona tenga que bucear por distintos trámites, por más que estén digitalizados. Ese cambio de encare requiere un trabajo digital y también mirar en todos los problemas que tenemos cómo la tecnología puede ayudar. No es que vamos a tener un approach tecnócrata, vamos a mirar todo lo que pueda estar sobre la mesa para ayudar. Por eso queremos hacer de Montevideo un ejemplo mundial de participación.

Por Santiago Magni


Te puede interesar Cosse se despidió del Senado y habló de las posibilidades para el Carnaval y su fecha