Locales

Que se viene el frío

Coronavirus e invierno: qué dicen los que saben sobre los principales desafíos de Uruguay

El Grupo Asesor Científico Honorario que trabaja con el gobierno explicó punto por punto cuál es la situación en la que se encuentra Uruguay.

21.05.2020 15:28

Lectura: 6'

2020-05-21T15:28:00
Compartir en

Montevideo Portal

El científico Rafael Radi, integrante del Grupo Asesor Científico Honorario con el que cuenta el gobierno para desarrollar estrategias para avanzar de forma segura ante la pandemia de coronavirus, lideró este jueves una conferencia de prensa del grupo en la que se explicó al detalle en qué lugar está parado Uruguay y qué podría hacer para mejorar o mantenerse.

Radi explicó que Uruguay se encuentra en una situación de "relativa estabilidad" del fenómeno epidemiológico, lo que permitió al país ingresar en una etapa de "apertura progresiva del funcionamiento de la sociedad".

Sin embargo, el científico recordó que esta apertura "conlleva un riesgo inherente de aumento de los contagios, algo que se vio en otros países".

"Cada apertura implica una posibilidad de riesgo porque hay un virus circulando a nivel comunitario. La salida de colectivos a la interacción social eventualmente genera escenarios de posible contagios", resaltó.

En este sentido, Radi señaló que "una situación controlada se puede descontrolar -como ya ha pasado en países cercanos y también en Europa- en cuestión de días y semanas".

Con este eventual panorama de mayor exposición al riesgo de contagios, el Grupo Asesor Científico Honorario asegura que para mantener "bajo control" la propagación de la enfermedad "la herramienta más potente es el distanciamiento físico sostenido".

"Es el concepto que debemos instalar cada vez con mayor intensidad", dijo Radi y pasó a detallar: "El distanciamiento físico sostenido forma parte integral de un conjunto de estrategias que además incluyen el uso correcto del tapabocas, la higiene personal, la buena ventilación y tiempos de exposición lo más acotados".

"El contagio es una función del número de partículas virales multiplicado por el tiempo. Por lo tanto, espacios ventilados, volúmenes grandes y bajos tiempos de exposición disminuyen los riegos de contagios", expresó.

El científico estableció ejemplos de distancias interpersonales prudentes. A nivel estático (dos personas quietas) la distancia debería ser de dos metros. Entre dos personas que caminan debe ser de cinco metros y entre dos personas que andan en bicicleta debe haber una distancia de entre 10 y 20 metros.

"Estas medidas de distanciamiento físico sostenido, conjuntamente con un mayor aprovechamiento de los espacios abiertos o bien ventilados, es la estrategia más potente para impedir el contagio y mantener niveles de infección bajos", aseguró Radi.

En este sentido, dijo que hay que apelar al "mantenimiento responsable y disciplinado de toda la ciudadanía sobre del distanciamiento físico sostenido", que es lo que en definitiva "logrará una mayor mitigación de los efectos de la pandemia".

"El desempeño de toda la población en los próximos días, semanas y meses en relación a este concepto de distanciamiento físico sostenido nos podrá dar como comunidad una mejor posibilidad de futuro", aseveró.

Clases

Henry Cohen, otro de los expertos que participó de la conferencia porque lidera un área de este grupo asesor del gobierno, fue consultado en conferencia de prensa sobre la vuelta a clases y qué peligro podrían representar para la población las aglomeraciones en clases.

Cohen dijo que hay bajo nivel de contagios, pocos pacientes internados y también pocos en CTI. "Sabemos que hay alrededor de 14 o 15 niños que han tenido la enfermedad (en menores de cinco años no hubo casos), por suerte todos en forma leve, ninguno requirió ni siquiera internación", dijo Cohen.

"Sabemos ahora que los niños se enferman poco, se enferman levemente y transmiten poco la enfermedad. Si a eso le sumamos las experiencias internacionales de los países en los que cerraron las clases y no pudieron demostrar que eso había sido efectivo y eficiente para disminuir el número de casos (...) la pregunta a contestar es qué hay que hacer para volver a comenzar las clases, y eso lo va a contestar seguramente el señor presidente de la República", aseguró el experto.

Radi volvió a intervenir en la conferencia y aportó que "el impacto del cierre de las escuelas sobre el desarrollo de la enfermedad más bien es muy bajo", tomando en cuenta informes científicos internacionales. "Eso confrontado a los impactos que tiene desde el punto de vista educativo, social y de salud mental... En ese balance es que el gobierno tendrá que tomar las decisiones".

Maldito invierno

Sobre la llegada del invierno y su influencia en la posible propagación del virus, Cohen dijo que "el invierno es un motivo de preocupación" porque habitualmente en esa estación se da "un aumento de las infecciones respiratorias". Sin embargo, destacó que "la campaña de vacunación hasta ahora ha sido muy exitosa", aunque aún no culminó.

Radi, por su parte, aseveró: "Una buena parte del éxito del control relativo bastante estable del fenómeno tiene que ver con que hubo una detección precoz de un foco y un apagamiento de esos casos iniciales".

"Detección de focos, aislamiento de casos, control de contactos y los contactos positivos se aíslan. Eso evita que el contagio se propague. A eso le sumamos meses de relativo buen clima y actividades al aire libre. Eso disminuye las posibilidades de contagio, más un comportamiento de la población que ha sido globalmente muy correcto", dijo Radi.

"Pero ahora viene el invierno que abre un paréntesis de tres meses que son potencialmente muy duros. En el mediano plazo el objetivo es superar el invierno, esa es nuestra tarea hoy, superar el invierno con la pandemia controlada", señalo.

"El gran esfuerzo nuestro tiene que ser lo que resta de mayo, junio y julio entero y ver cómo estamos en agosto. Ahí veremos cómo están los números y qué cosas se pueden proponer para mejorar la calidad del funcionamiento social", agregó.

"No quisiera dejar la sensación de que nos tenemos que quedar tranquilos. Hay un relativo control de la enfermedad, pero esto es como estar jugando un partido en La Paz (Bolivia), a 4.000 metros de altura, y estar aguantando el 0 a 0. Estamos contentos pero nos pueden golear en tres minutos. (...) Tenemos mucho que hacer. Hay que superar estos meses que tenemos por delante y volver a conversar cuando termine el invierno", concluyó Radi.

Montevideo Portal


Te puede interesar Solo 53% de los adultos enviaría a clase a sus hijos en las próximas semanas, según Cifra