Contenido creado por Santiago Magni
Locales

Un pique para casa

Conocé cuáles son las recomendaciones del GACH para quienes realizan trabajo a distancia

Desde el GACH advierten que el teletrabajo “puede generar riesgos a la salud si no se realiza en forma adecuada”.

22.12.2020 17:08

Lectura: 5'

2020-12-22T17:08:00
Compartir en

El Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) elaboró un informe con recomendaciones para quienes deben realizar trabajo a distancia desde su domicilio.

El informe fue realizado por Fernando Tomasina, Estela Skapino, Alberto Sosa, Julio Vignolo, Clara Niz y Gabriela Ormaechea (coordinadora del grupo).

En el documento señalan que el teletrabajo "es una herramienta preventiva ante la pandemia; conlleva una disminución del riesgo de transmisión al bajar la interacción social".

Sin embargo, desde el GACH advierten que el teletrabajo "puede generar riesgos a la salud si no se realiza en forma adecuada".

"Se han identificado en el teletrabajo varios problemas derivados de factores psicosociales, ergonómicos y de seguridad", señala el grupo asesor.

"De los factores de riesgos psicosociales se destaca el aislamiento social, los conflictos interfamiliares por la competencia de recursos (equipos informáticos, Wi-Fi), tiempos de trabajo excesivos y de descanso escaso, aumento de la carga cognitiva", añade el reporte .

El hecho de combinar el ámbito familiar y el laboral da lugar a tensiones, explica el GACH. "La intromisión del trabajo remunerado en los espacios y tiempos normalmente reservados para la vida personal y/o familiar es parte de dichas tensiones", señalan.

Los factores de riesgo ergonómicos en general están asociados al diseño del lugar de trabajo, características generales del mismo (iluminación, ventilación, nivel sonoro), del equipo informático, de la mesa y de la silla de trabajo.

"De los factores de seguridad se destacan los problemas en relación a la instalación eléctrica y a los riesgos por caídas, por obstáculos presentes en los espacios de circulación, situaciones que son derivadas por la falta de orden en la habitación de trabajo", dice el informe.

Sobre estos riesgos, el GACH advierte por posibles problemas de salud como: estrés y sus consecuencias (alteraciones del sueño, ansiedad, angustia, depresión, trastornos cardiovasculares, digestivos, etc.) osteo-mio-articulares, (cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, tendinitis de miembros
superiores) o alteraciones visuales (fatiga visual).

Para evitar estos problemas, el GACH da una serie de recomendaciones a quienes realicen teletrabajo. Una de ellas tiene que ver con las organizaciones.

El GACH recomienda que se establezcan canales de comunicación individualizados y/o de grupos de trabajo y establecer de forma clara los procedimientos de trabajo a distancia.

También consideran importante "establecer un horario de disponibilidad laboral, con límites horarios claros, que garanticen una carga de trabajo equilibrada".

En ese sentido, creen que se debe "establecer un horario, previamente pautado para la actividad laboral, con límites horarios claros que garanticen una carga de trabajo equilibrado".

"Esto evitará intercalar actividades propias de la vida familiar mientras se trabaja, llevando a una mayor concentración en la tarea, evitando errores, con su consecuente insatisfacción posterior", agrega el informe.

Esto consideran que es útil para mejorar el tiempo de "no trabajo". Además, creen que se debe "capacitar a los trabajadores en la realización de pausas activas, periódicas".

Diseño ergonómico

El GACH recomienda que la superficie de la mesa de trabajo sea poco reflectante y se debe "carecer de aristas agudas que eviten traumatismos".

"Los materiales de trabajo se deberán ubicar no mas lejos de 35-45 cm del trabajador y distribuir los mismos en el área de la mesa, de tal forma que el trabajador pueda utilizar las dos manos", explican en el informe.

"El sistema mesa-silla debe permitir un espacio suficiente para alojar las piernas con comodidad y para permitir el cambio de postura", señalan.

También recomiendan "utilizar la computadora en escritorio o mesa, con silla regulable en altura. Regular la altura de la silla para que los codos relajados alcancen cómodamente el teclado. Evitar mantener los antebrazos y muñecas suspendidas en el aire sin ningún tipo de apoyo al utilizar mouse y teclado".

Además, se deben "utilizar sillas que permitan un buen apoyo a nivel lumbar. Idealmente, la silla debe tener ajuste de inclinación, altura y apoyo lumbar graduable. La altura adecuada del asiento es la que permite que, con los pies en el suelo, los muslos queden en posición horizontal".

"La pantalla de la computadora debe estar ubicada siempre en frente del trabajador. El borde superior de la pantalla debe quedar al mismo nivel o ligeramente por debajo de los ojos, entre 10° o 60°, y a una distancia de 40 a 70 cm", explican en el informe.

También se debe evitar el reflejo en la pantalla y "lo ideal es que el puesto de trabajo se ubique perpendicular al ingreso de la luz natural".

Sobre el microclima se recomienda una temperatura ambiente de 20 a 24C, la humedad en valores de 30 y 70%. En general es conveniente mantener una buena ventilación natural del espacio de trabajo.

La iluminación preferible es la iluminación natural, con niveles de intensidad de 500 lux.

El GACH recomienda realizar "pausas activas de 5 a 10 minutos por cada hora de trabajo" y que el "nivel sonoro ideal supone valores menores a 50 decibeles".

Durante esas pausas se recomienza "realizar estiramientos en el cuello, zona dorsal y lumbar, además de hombros, brazos , antebrazos, manos y piernas. Cada grupo muscular se debe estirar suavemente durante 15 a 30 segundos".

También consideran esencial ordenar el espacio de trabajo para evitar caídas y es importante que los enchufes o los alargues donde se conectan los dispositivos electrónicos estén en buen estado, sin sobrecargarlos y ubicados en un sitio seguro.

Por último, hacen énfasis en la hidratación, manteniendo la rutina que se tenía en la oficina y en "organizar el trabajo de tal manera que se puedan mantener los tiempos habituales de alimentación y descanso".


Te puede interesar Moratorio: parte del éxito del gobierno ante el COVID “fue por escuchar a los científicos”