Internacionales

Mande los papeles

Argentina invita a Uruguay a presentar por escrito propuesta para flexibilizar Mercosur

El gobierno del país vecino se muestra dispuesto a negociar aranceles y prioriza la unidad del bloque.

30.03.2021 09:01

Lectura: 3'

2021-03-30T09:01:00
Compartir en

El chisporroteo ocurrido el pasado viernes durante la cumbre por el 30º aniversario del bloque regional (celebrada de forma telemática) sigue generando consecuencias.

En su discurso de ese día, el presidente Lacalle Pou abogó por un Mercosur que no fuera un lastre para el comercio exterior uruguayo, y defendió la idea de flexibilizar el bloque, dando a cada integrante madres libertades para negociar acuerdos por fuera.

Los dichos del mandatario causaron malestar en su par argentino Alberto Fernández, especialmente por el uso del vocablo lastre. En su respuesta, Fernández sugirió Lacalle Pou "tomarse otro barco" si consideraba que el del Mercosur estaba demasiado lastrado.

Este cruce de palabras generó numerosas reacciones políticas en ambas orillas de Río de la Plata, y encolumnó a simpatizantes y detractores de los dos gobiernos en manifestaciones de apoyo a uno u otro.

En las últimas horas, el gobierno argentino movió ficha con una acción que puede ser interpretada como un gesto de buena voluntad pero también como una invitación a pasar a las "vías de hecho".

Según informa el periódico porteño Ámbito, la cancillería argentina se muestra dispuesta a abrir una negociación con los socios del Mercosur acerca del tema de los aranceles. Asimismo, insta a Uruguay a "presentar por escrito su propuesta para flexibilizar el bloque".

De acuerdo cono el citado medio Ministerio de Relaciones Exteriores del país vecino llamó a al gobierno uruguayo a presentar por escrito su propuesta para flexibilizar el Mercosur. "La palabra flexibilizar da lugar a muchas ambigüedades, necesitamos conocer la iniciativa concreta", señaló el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería argentina, Jorge Neme.

El funcionario destacó que el gobierno argentino no se cierra ante una discusión arancelaria, pero señaló que hablar hoy de flexibilización "parece muy moderno pero después choca con la realidad de barreras sanitarias y las medidas de protección que cada uno de los países toma". A modo de ejemplo citó el caso de Corea del Sur, que tiene en trámite hace más de 16 años un pedido argentino de certificado fitosanitario para poder exportar carne.

Desde la cancillería argentina se advierte que si cada socio del Mercosur va por libre, el propio bloque pierde su razón de ser.

"Si Uruguay firma un acuerdo de libre comercio con China y tiene la frontera abierta de Argentina, Brasil y Paraguay para esos productos nosotros perdemos una enorme capacidad productiva frente a bienes que pueden inundar el mercado", detallan desde dicha cartera.

La información manejada por el periódico revela que Argentina estaría dispuesta a llevar casi 2.000 posiciones arancelarias a cero. Esto representaría eliminar barreras sobre el 22% del nomenclador común. No obstante, hay diferencias sobre algunos productos puntuales.

"Creemos que hay que actualizar el arancel externo común. Hay que hacer cambios y modificaciones que generen mejores oportunidades para nuestro sector empresario sin dejar de cuidar a todos aquellos sectores sensibles de la región, a los que todavía le faltan niveles de inversión, desarrollo y competitividad", afirmó Neme.

En cuanto al incidente del viernes, el gobierno argentino considera que debe ser dado por cerrado, pese a considerar que las palabras de Lacalle Pou fueron inoportunas e irritantes.
"Queremos negociar desde un Mercosur unido. Planteamos que la conmemoración de los 30 años del Mercosur era para reafirmar la unidad y seguir discutiendo y conversando sobre todos los temas", señalaron fuentes gubernamentales argentinas.