Contenido creado por Santiago Magni
Policiales

A prisión

Apelaciones dio la razón a Fiscalía y condenó a docente que abusó sexualmente de alumno

El hecho ocurrió en 2018 en Mercedes, la víctima tenía 15 años. El condenado deberá cumplir dos años y ocho meses de cárcel.

05.05.2022 16:34

Lectura: 3'

2022-05-05T16:34:00
Compartir en

El Tribunal de Apelaciones en lo Penal de 2° turno dio la razón a la Fiscalía, luego de haber apelado la sentencia de primera instancia, y la Fiscalía Departamental de Mercedes de 1° turno obtuvo la condena en segunda instancia de R.J.M.B. como “autor penalmente responsable de un delito de abuso sexual especialmente agravado” a la pena de dos años y ocho meses de penitenciaría de cumplimiento efectivo, con descuento de la preventiva cumplida.

Se trata de un caso ocurrido en 2018, cuando un docente del liceo de Mercedes abusó sexualmente de un alumno, de 15 años.

Además, se lo condenó al “pago de 12 ingresos mensuales del condenado o en su defecto a 12 salarios mínimos nacionales para la víctima de acuerdo al art. 80 de la ley 19.580; y la suspensión del ejercicio de la patria potestad o guarda e inhabilitado para el ejercicio de funciones públicas y privadas en el área educativa, de la salud y todas aquellas que impliquen trato directo con niños, niñas y adolescentes, personas con discapacidad y personas mayores en situación de dependencia, por un plazo de diez años”.

La Unidad de Víctimas y Testigos de Fiscalía informa que “la sentencia de primera instancia había dispuesto la absolución del imputado. Ante esto, la Fiscalía apeló la sentencia, señalando su discrepancia con la valoración hecha de la declaración de la víctima y los testigos propuestos oportunamente y solicitó se revocara la sentencia y se condenara al acusado como autor penalmente responsable de un delito de abuso sexual especialmente agravado”.

El Tribunal de Apelaciones en lo Penal de 2º turno tuvo por probados los siguientes hechos: en octubre del año 2018, la víctima (adolescente de 15 años en aquel momento), caminaba por una calle de la ciudad de Mercedes, en dirección a la casa de una amiga. El ahora condenado (a quien la víctima conocía por ser profesor) lo interceptó y le ofreció llevarlo a lo de su amiga, a lo que accedió el adolescente. En el trayecto, el ahora condenado le preguntó su edad y manifestó que -antes de llevarlo a la casa de su amiga- debía pasar por su domicilio. Una vez allí, invitó a la víctima a pasar y le indicó que se dirija a la segunda planta (donde el hombre guarda elementos relacionados a su labor profesional), donde luego de colocar una silla que obstruye la puerta de salida, abusó sexualmente de la víctima.

Cuando el adolescente logró salir de la casa y llegar a lo de su amiga, le contó lo sucedido. Posteriormente, la madre de otra amiga se enteró del hecho, lo acompañó para que este le relatara a su hermana, quien realizó la denuncia.



\