Contenido creado por Agustín Escudero
Política

No mezcles

Andújar sobre Presupuesto: “Administrar bien, buscar la eficiencia, no significa recorte”

El diputado blanco fue el primer defensor del Presupuesto y destacó que este "no tiene impuestos" y que "no hay un aumento presupuestal".

11.10.2020 14:33

Lectura: 6'

2020-10-11T14:33:00
Compartir en

Sobre las 10 de la mañana de este domingo comenzó la discusión en el plenario de la Cámara de Diputados sobre el proyecto de ley de Presupuesto Nacional. Será la primera de varias sesiones para debatir, negociar y votar las disposiciones enviadas por el Ejecutivo y analizadas previamente en la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda.

El primer orador de la jornada, responsable de presentar el informe en mayoría, fue el presidente de la mencionada comisión, el diputado blanco por Canelones Sebastián Andújar.

Andújar hizo hincapié en que el foco del proyecto de ley son los uruguayos y aseguró que no hay recortes.

"(El Presupuesto) se da en condiciones de excepción. Marca una conducta, marca una filosofía nueva. Una forma distinta de gobernar un país: responsable, coherente, realista, sensible a la verdadera necesidad de los uruguayos", dijo.

"Es una ley cargada de enormes desafíos, algunos de ellos complejos, pero ninguno fantasioso. Apunta al crecimiento económico como la gran salida para los problemas que tiene el país", expresó, y remarcó los objetivos numéricos para el período: una baja del déficit fiscal hasta un 2,7% (actualmente ronda el 7%), una baja de la inflación a un 3,7% (actualmente roza el 10%) y un descenso del desempleo.

"Es un presupuesto que no tiene impuestos. Eso es un compromiso de campaña, eso es coherencia política", dijo el diputado.

Además, detalló que no hay "incremento presupuestal", algo a "lo que no se está acostumbrado".

"La oposición hace un discurso que llama la atención de que al no haber incremento presupuestal hay recortes y ajustes. Hasta el momento no hemos escuchado, quizá nos falla la comprensión auditiva, donde esta el recorte, que política no se va a poder implementar y a que uruguayo vamos a perjudicar con ese recorte. Títulos y las marquesinas generan comentarios del país de la tijera, pero no se va a la sustancia. Administrar bien, buscar la eficiencia, no significa recorte", manifestó.

De todas formas, Andújar se mostró abierto a durante el debate en el plenario la oposición "pueda hacer ver donde está el daño" que asegura que hay. "Si es así, asumo la responsabilidad en nombre de todos los diputados de la coalición", dijo, y agregó que en ese caso se podría "reconsiderar" y "modificar" alguna disposición.

"Vamos a defender el Presupuesto con conocimiento de causa, pero si nos demuestran lo contrario también asumimos la responsabilidad de hacer los cambios que corresponden. (...) Parece que fuera un defecto algo que es una virtud, aplicar la marcha atrás, o a reversa. Es la virtud de un buen gobernante. Antes de generar daño preferimos poner marcha atrás. Bienvenida la marcha atrás, la autocrítica y las decisiones que se tienen que tomar cuando no se realizaron cosas de buena manera", insistió.

Con respecto al foco del articulado, el diputado canario dijo que "hay una norma que abarca a todo el Presupuesto que quizá molesta, que no cae simpática", que es la "norma de control": "Nada se puede hacer sin consultar a quienes manejan la economía del país. Consultar no significa que no va a ser autorizado, sino que va a haber un seguimiento de como se manejan los fondos públicos y los recursos de las personas. Eso no existía hasta ahora. No había un control permanente más allá de la rendición de cuentas".

Andújar dijo que la planificación quinquenal se hizo "en base al país que se tomó". "La realidad que nos choca todos los días. Nada de lo conceptual está sin pensar en las personas. Este presupuesto apunta a la gente", dijo.

Durante su exposición Andújar mencionó varias áreas del Presupuesto, algunas de ellas que generaron polémica, referidas a vivienda, seguridad, fuerzas armadas, salud y educación.

Sobre vivienda aseguró que actualmente hay 700 asentamientos en todo el país donde viven 200.000 personas, "60% de ellas en extrema precariedad".

"La política de vivienda de los últimos 10 años fue un fracaso. No pudo mitigar desde ningún punto de vista el crecimiento de la precariedad. Hay que asumirlo", dijo, y anunció cambios "muy profundos" a partir de un "plan ambicioso e importante" del Ministerio de Vivienda.

Sobre la inseguridad pública descartó que haya una "contradicción entre seguridad y derechos humanos": "Nunca se van a vulnerar los derechos humanos en búsqueda de la seguridad".

"Tenemos que garantizar la seguridad, es nuestro deber", dijo y señaló que se fortalecerá "jurídica y simbólicamente a la Policía", y agregó que también debe haber "un respaldo del sistema judicial y de la gente".

En este sentido dijo que se reorganizará la Policía y que se combatirá de frente al crimen organizado. Para esto se apuntará a "un rol muy importante de las comisarías barriales".

Sobre las Fuerzas Armadas aseguró que con el Presupuesto presentado se está "devolviendo la dignidad salarial a las tropas". "Quizá no sea suficiente, pero estamos dando una señal", dijo y agregó que se fortalece también con una partida la patrulla fronteriza, que "está combatiendo al delito contra los narcotraficantes".

Sobre la salud pública dijo que se hará "muchísima inversión en salud mental" y en políticas para tratar adicciones.

"No nos podemos permitir las altas tasas de suicidios actuales. Hay que atender a la salud mental", dijo y recordó, por otro lado, la construcción del Hospital del Cerro.

Por último, dedicó una de sus palabras más duras a un tema que ha generado polémica en las últimas semanas, la gobernanza de la Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM).

"(Este gobierno) va a defender a los productores. Va a proteger a los productores y por consecuencia va a proteger a los consumidores. Nuestra aspiración no es hurtarle nada a nadie. Es la participación de todo el Estado en su conjunto en algo en que se nos va la vida. No vamos a ceder en algo que nos haga volver atrás y que los productores de nuestro país, los frutícolas y hortícolas, se sientan desprotegidos. Sientan que son rehenes de una política de precios, que lo único que ha hecho es generar despoblación en el campo y poner en peligro la soberanía alimentaria de nuestro país", expresó.


Te puede interesar Alejandro Sánchez: “El Presupuesto le da la espalda a las necesidades del pueblo”