Economía

No punda el cánico

Algunos almacenes están desabastecidos por “desajuste”, pero va camino a solucionarse

El presidente de Cambadu, Antonio Ameijenda, dijo a Montevideo Portal que hubo “un desajuste en el canal de abastecimiento”.

26.03.2020 16:15

Lectura: 3'

2020-03-26T16:15:00
Compartir en

Montevideo Portal

Algunos almacenes y otros comercios minoristas de Uruguay están desabastecidos de algunos productos debido a la disforme reacción que tuvo el mercado ante la emergencia sanitaria por coronavirus, su correspondiente cuarentena y la crisis económica que acarrea.

Montevideo Portal consultó al presidente del Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (Cambadu), Antonio Ameijenda, quien aseguró que lo que sucede es un "desajuste en el canal de abastecimiento", lo que se solucionará rápidamente.

La población arremetió en los primeros días de la emergencia sanitaria con varios productos de diversos comercios, incluso algunos que por su poca relación con el tema resultan curiosos, como el papel higiénico.

Esto provocó que algunos comercios (tal vez no las grandes superficies que cuentan con extraordinarios depósitos) se vieran desabastecidos de algunos de esos productos y los proveedores no siempre dan abasto.

Ameijenda explicó que cuando el gobierno anunció la emergencia sanitaria "todo el mundo quiso acopiar alimentos repentinamente" y que, al crecer exponencialmente el consumo, "se produce un desfasaje en la entrega" de los proveedores a los comercios.

Si bien los comerciantes decidieron tomar cartas en el asunto para que el disparo en el consumo no vuelva a desabastecerlos, la previsión no es para todos igual debido a las diferencias económicas que tienen entre unos y otros.

En este sentido, Ameijenda explicó que "los pequeños comercios no tienen grandes lugares ni dinero para disponer de esas mercaderías" en la cantidad en la que comenzó a comprarse repentinamente. Por este motivo es que en algunos comercios hubo "faltantes totales o parciales" de algunas mercaderías.

Además, recordó que algunos minoristas suelen comprar a mayoristas, por lo que si los mayoristas se vieron desabastecidos, es de esperar que suceda lo mismo con los minoristas.

A mayor escala, aquellas empresas productoras de algunas mercaderías con las que arrasó la población, probablemente aún no hayan podido reponer todo lo necesario. Por solo poner un ejemplo, Ameijenda señaló que si la población compró el triple de arroz en comparación a un período normal, el empaquetado y el transporte de la nueva tanda de arroz a los comercios lleva su tiempo, porque no se da abasto.

A veces "no tienen una capacidad de envasado en la proporción que compró la gente. El arroz está, pero hay que envasarlo, y eso lleva días".

Así las cosas, lo que se produce es un "desajuste" entre la producción de los productos y su entrega a los distintos puntos de venta. Por tanto, el presidente de Cambadu llamó a la calma y aseguró que algunos productos podrán demorar, pero es cuestión de horas que lleguen a todos los almacenes y otros comercios minoristas.

Además, al cerrarse algunos locales como bares, restaurantes y rotiserías, muchas personas comienzan a recurrir a los almacenes para adquirir sus alimentos, lo que provoca un nivel de ventas mayor y un desabastecimiento más rápido.

"Lo que no se vende acá se vende allá. Eso precisa una logística que no estaba preparada, pero se va a arreglar", aseguró.

Montevideo Portal


Te puede interesar PIT-CNT evaluó como “enorme y amplio” el caceroleo y convocó al Gobierno a “dar respuesta”