Contenido creado por Agustin Zabala
Locales

Eso es lo que ellos dicen

“Difuso y sin pruebas claras”: defensa del hombre imputado en Rivera discrepó de Fiscalía

El abogado del sujeto dijo a Montevideo Portal que la Fiscalía no tiene “elementos que puedan comprobar” la agresión sobre la auxiliar del hospital, y enfatizó en que el delito de desacato se basa en una “difusa recomendación” que el sujeto recibió en Montevideo.

07.04.2020 21:12

Lectura: 3'

2020-04-07T21:12:00
Compartir en

Montevideo Portal

La defensa del hombre de 73 años que fue formalizado este martes por reiterados delitos de desacato, uno de ellos en concurso formal con un delito de violencia privada, sostiene que la Fiscalía no tiene "elementos que puedan comprobar" la agresión que sufrió la auxiliar del hospital de Rivera y que la imputación por desacato se basa en una "difusa recomendación" que el sujeto habría desobedecido en Montevideo.

La trabajadora del hospital de Rivera, donde el formalizado estaba aislado por ser positivo de Covid-19, denunció que el hombre la piropeó y, ante su rechazo, este se levantó de la cama y la abrazó. La mujer lo empujó y el sujeto le tosió desde aproximadamente 50 centímetros de su rostro.

Según dijo a Montevideo Portal su abogado Andrés Miles, la decisión judicial de formalizar con 30 días de prisión domiciliaria a su defendido, es tomada como una "victoria", ya que la Fiscalía había solicitado 120 días como medida cautelar.

La imputación es entendida como una "cuarentena vigilada", dijo Miles, dado que el hombre deberá permanecer en su domicilio, cumpliendo con las disposiciones sanitarias pero siendo vigilado por la Policía.

De todos modos, la defensa del hombre no está de acuerdo con los delitos que la Fiscalía le adjudicó al sujeto.

Miles señaló que la sede fiscal no tiene "elementos de convicción suficientes" para enjuiciar al hombre, y dijo que, en relación al delito de violencia privada, "lo que surge de primera mano son acusaciones que deben ser probadas con algo más que la declaración" de la mujer.

En cuanto al desacato, la Fiscalía entendió que el sujeto desoyó una orden que recibió en Montevideo, cuando recién estaba con síntomas y no se le había diagnosticado la enfermedad.

En el lapso de tiempo entre la primera consulta y la confirmación de su estado de salud, el hombre viajó de Montevideo a Rivera. Y es en ese departamento donde se le diagnostica la presencia del virus.

"Para nosotros el delito de desacato no está claro, porque la orden directa de un funcionario público no se dio de forma cabal. Fueron recomendaciones que le dieron. El hombre había realizado consultas en Montevideo y le dieron indicaciones de quedarse quieto. A él se le diagnostica el coronavirus ya en Rivera, por lo que es difuso que él haya cometido ese delito. Esa es nuestra posición".

Miles señaló que para que la Justicia "sea justicia" es "necesario" que los hechos se analicen de manera objetiva "y desprovista de condicionamientos subjetivos y meramente emocionales".

"Más si se trata de un hombre humilde, un jubilado como puede ser un padre o un abuelo, con desaciertos como todo ser humano, quien además tiene en sus hombros el paso del tiempo y un credo religioso muchas veces no compartido u cuestionado".  

El hombre deberá permanecer durante 30 días en prisión domiciliaria, mientras la Fiscalía, que apeló la decisión judicial de dar solo ese lapso de medida cautelar, termina de reunir pruebas para el juicio. 

Montevideo Portal


Te puede interesar Imputaron a paciente con Covid-19 que intentó abusar de auxiliar del Hospital de Rivera