Medioambiente

Te digo la otra

Memorial de pandemia en la rambla: ¿qué efectos podría tener en el ecosistema de la zona?

El biólogo Luis Orlando dijo a Montevideo Portal que el cambio del curso de agua y la sombra del memorial afectarán completamente al ecosistema, y que la obra “sigue la lógica de los zoológicos”.

30.10.2020 17:00

Lectura: 5'

2020-10-30T17:00:00
Compartir en

Por Federico Laitano

La Comisión de Patrimonio aprobó el pasado 21 de octubre la instalación del Memorial Mundial a la Pandemia en la rambla. La obra, propuesta por el estudio de arquitectos Gómez Platero, costaría aproximadamente 1.300.000 dólares y, una vez obtenido el visto bueno final, podría ejecutarse de principio a fin en seis meses.

El proyecto se ubicaría en la rambla del Puerto del Buceo sobre el agua y las rocas a la altura de la Aduana de Oribe. Una pasarela que saldría del muelle existente en ese lugar conduciría a un gran disco cóncavo horizontal hecho de hormigón, cuyo centro vacío dejaría ver las rocas y las olas, o sea, "la naturaleza".

Pero, ¿qué efectos podría tener sobre el ecosistema del lugar una obra de esta magnitud? El biólogo Luis Orlando, integrante del Laboratorio de Ciencias del Mar de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República (Udelar), quien semanas atrás dio su visión sobre lo negativo que podría ser este memorial en diálogo con el podcast Mezcla de la diaria, consideró que la obra "sigue la lógica de los zoológicos".

"Me parece que es tremendamente contradictorio el argumento para hacer este monumento de no poner a la humanidad en el centro y entender el lugar de la humanidad respecto a la naturaleza. Me parece que es súper contradictorio porque habla de cómo se generó la pandemia por el avance de la actividad humana sobre la naturaleza y el monumento en sí es eso, es una estructura humana que avanza sobre un sistema natural", apuntó Orlando.

"Le da como un lugar a la naturaleza y en realidad ese lugar central es una construcción humana. Estar en el centro no es importante para la naturaleza, es simbólico para nosotros", continuó.

Orlando añadió que "este monumento sigue la lógica de los zoológicos", ya que "la naturaleza está confinada, encerrada, en una estructura humana". "Si el fundamento es generar un espacio de reflexión sobre el lugar de la humanidad frente a la naturaleza, se invalida solo, es realmente incoherente", continuó.

Más allá de este concepto, florece otro que tiene que ver con los daños que probablemente se provocarán: "La diversidad de esa zona en particular sin duda que la va a afectar. Va a alterar el movimiento del agua, va a tener un efecto de sombra que va a afectar a la vegetación y eso genera procesos de cascada: se afecta la vegetación, se afecta el movimiento del agua, se afectan los cangrejos, los invertebrados que viven ahí, eso va a afectar a los peces y a las aves".

"Va a afectar la calidad del agua, eventualmente, porque todo ese ecosistema que está ahí cumple una función de estar limpiando el agua", dijo Orlando, que añadió que "las puntas rocosas que hay todo a lo largo de la costa de Montevideo" son lugares "donde se ve mucha vegetación y se generan ecosistemas que ayudan a mantener la calidad del agua".

Finalmente, Orlando dijo que el diseño de esta obra "no está contemplando el aumento del nivel del mar" debido al calentamiento global. "Puede aumentar el nivel del mar y quedar una estructura sin uso. Si el nivel del mar sube y eso queda inaccesible, lo que vamos a tener es un disco de cemento de acero en el agua", consideró el biólogo.

Por su parte, el arquitecto Salvador Schelotto, quien fuera Director Nacional de Vivienda durante el gobierno anterior, dijo a Montevideo Portal que "como toda obra que se hace en un medio tan frágil y delicado va a requerir un estudio de impacto", algo que hasta ahora no está sobre la mesa.

"La Ley de Evaluación de Impacto Ambiental y el decreto reglamentario de la misma establecen una tipología de intervenciones, obras y proyectos que requieren una evaluación de impacto, y esta es una de ellas", advirtió.

Schelotto dijo que para que este proyecto se apruebe deberá tener el visto bueno no solo de la Comisión de Patrimonio, en la órbita del Ministerio de Educación y Cultura, sino que requiere la aprobación de la Dirección Nacional de Medio Ambiente del Ministerio de Ambiente; la Dirección Nacional de Hidrografía del Ministerio de Transporte y Obras Públicas; y la Intendencia de Montevideo.

A su vez, Schelotto dijo que la rambla fue incluida por Uruguay en la lista indicativa de Unesco, es decir, entre los lugares candidatos a ser declarados patrimonios mundiales. "Para el país es un compromiso muy importante continuar con estos procesos de postulación (de lugares) que requieren un plan de manejo, requieren la integridad del bien, entonces cualquier cosa que se agregue o se quite tiene que ser considerada en ese contexto".

"En la conservación del patrimonio hay un criterio que no es solamente dejar las cosas como están, sino que ante la eventualidad de transformarlas, la transformación tiene que agregarle un valor a lo preexistente y no disminuirlo. Ese es el sentido de la gestión del patrimonio cultural", concluyó Schelotto.

Por Federico Laitano


Te puede interesar La Comisión de Patrimonio aprobó el Memorial Mundial a la Pandemia en la rambla