Pintadaily

PINTADAILY: ESCRIBE LAURA MÉLENDEZ

Aprovechá la cuarentena y hacé tu propia cerveza en casa en veinticuatro pasos

Hacer cerveza de calidad a domicilio es posible. Se necesitan insumos de buena calidad, equipamiento básico y seguir estas recomendaciones

08.04.2021 14:03

Lectura: 7'

2021-04-08T14:03:00
Compartir en

Escribe Laura Mélendez* | @pintadaily

Hacer cerveza de calidad en casa es posible. Hay que conseguir insumos de buena calidad, contar con equipamiento básico (casi todo ya lo tenés en tu casa); y seguir estos pasos básicos que te mostramos a continuación.

Si querés profundizar podrás hacer un curso con algún maestro cervecero, participar de los cursos del Club de Cerveceros Caseros del Uruguay (lamentablemente fueron restringidos en pandemia), leer el libro de cabecera: How to Brew de John Palmer, entre otras cosas.

La clave es empezar y practicar. Ya llegarán los logros que podrás compartir en familia y con amigos.

Para empezar, no es necesario que gastes mucho dinero en equipamiento; lo realmente importante son los insumos y el proceso.

Sí, todos quisimos hacer una IPA en la primera cocción, pero lo recomendable es empezar por estilos más sencillos, como una Blonde Ale básica.

Insumos necesarios para elaborar 20 litros

Por suerte, actualmente hay varios proveedores de insumos que tiene disponibilidad de maltas, lúpulos y levaduras, que son los ingredientes básicos para elaborar cerveza.

En general, solemos tomar como parámetros un batch (lote) de 20 litros que es el que manejan la mayoría de las recetas que podemos encontrar. Pero cuidado con las expectativas porque siempre hay una merma, que puede ir desde 5 a 10 litros, que dependerá principalmente del manejo del proceso. En esto de hacer cerveza también se aplica aquello de que "la práctica hace al maestro". Perseverancia, cuidado de la higiene y paciencia, deberían ser las tres principales herramientas del cervecero principiante.

Insumos

  •  4Kg malta base
  •  300 gramos de Malta caramelo clara
  • 20 gramos de Lúpulo Cascade
  • 1 sobre de levadura Safale US-05.

Equipo

  • Olla de acero inoxidable de al menos 25 litros de capacidad.
  • Bolsa de maceración (muselina) lo suficientemente ancha para que entre en la olla. La venden en las tiendas de insumos.
  • Fermentador. Un balde de plástico (23 litros) de grado alimenticio con tapa hermética está bien para comenzar.
  • Airlock (trampa de aire). Este dispositivo (que cuesta unos 100 pesos) se coloca en la tapa del fermentador. También podés usar un guante de latex descartable y pincharle uno de los dedos. La idea es que pueda salir el CO2 que se genera durante el proceso de fermentación y no ingrese aire.
  • Densímetro
  • Termómetro hasta 100°C
  • Balanza de gramos
  • Probeta de 250 ml
  • Dos jarras
  • Espumadera de acero inoxidable
  • Enfriador de mosto (o abundante hielo)
  • Alcohol al 70% para sanitizar bien todo lo que vayamos a utilizar. Es importante limpiar a fondo el equipo; los desechos pueden albergar microorganismos que pueden estropear un lote de cerveza, incluso con una desinfección adecuada.

Macerado

1) Para esta receta debemos tener unos 40 litros de agua disponibles. Es importante declorarla y lo podés hacer de la siguiente manera: dejarla aireando desde el día anterior, hirviéndola, o filtrarla con filtro de carbón activado (cada vez más comunes en los hogares).

2) Una vez que calentamos el agua a 74°C, se coloca una bolsa en el macerador que servirá de contenedor para los granos y se adiciona el agua. Revolvemos bien para que no se formen grumos. Asegurate de que la bolsa no se suelte una vez que agregaste los granos.

3) Al agregar los granos la temperatura bajará y deberá quedar entre 64° y 66°C durante mínimo una hora.

4) Es aconsejable tapar la olla y evitar abrirla, para que no baje la temperatura deseada.

5) Una vez completado el macerado, tenés que retirar con cuidado la bolsa, y deja que largue el líquido por goteo (no apretarla).

Recirculado

6) Realizamos la prueba de iodo retirando una cucharada de grano del macerador y poniéndole una gota de iodo ver si quedan o no azucares para convertir. Si los hay, el líquido se pone violeta.

7) Si la prueba de iodo nos dio bien comienza el recirculado todo lo que podamos hasta que el mosto quede lo más limpio posible de harinas o turbiedades, cuidando de hacerlo de modo suave evitando romper la cama de granos e integrar oxígeno.

8) Cuando finalizamos la recirculación comenzamos a trasegar el mosto desde el macerador a la olla de hervor  y al mismo tiempo le vamos agregando agua a 74C° por  arriba de los granos hasta que el mosto en la olla quede en una densidad de 1045 y debemos ir midiendo para no pasarnos de dilución o lavado y que la densidad se nos baje de este valor, una vez que alcanzamos este valor le agregaremos la cantidad de agua que nuestra olla evaporará durante una hora de hervor (esto tenemos que haberlo medido antes de  la primera cocción).

9) Una vez todo nuestro mosto a la densidad de nuestra receta está en la olla de hervor prendemos el fuego y esperamos a que comience la ebullición vigorosa.

10) Allí agregamos 10 gramos de lúpulo cascade que va a hervir durante 60 minutos y va a aportar el amargor.

11) Transcurridos 40 minutos adicionamos 5 grs de lúpulo cascade que va a hervir durante 20 minutos y aportar sabor.

12) Si vamos a utilizar enfriador de serpentín en el mosto, este es el momento de colocarlo dentro de la olla para que se sanitice.

13) Y transcurridos 15 minutos vamos a agregar el resto de lúpulo que va a hervir por 5 minutos aportando aroma.

14) Apagamos el fuego y hacemos el wirlpool y dejamos reposar hasta que el mosto quede en total reposo.

15) Abrimos el agua del enfriador y bajamos lo más rápido que podamos la temperatura extremando los cuidados para no causar una contaminación.

 16) Una vez frío el mosto lo más próximo a 20 C° posible lo trasegamos al fermentador previamente sanitizado con todos los utensilios o elemento que utilicemos también limpios y regados con alcohol al 70%.

17) Hidratar la levadura en 150 cc de agua que hervimos durante 10 minutos y dejamos enfriar hasta los 30C° en un recipiente tapado

18) Agregar la levadura al fermentador cuando la temperatura del mosto este por debajo de los 25C°, y colocar airlok o guante sanitizado con una micro perforación para permitir la salida del CO2.

 19) Lo dejamos una semana lo más próximo a 18 C, que podamos. A las 24 horas ya deberíamos ver actividad en el airlok o guante.

20) Pasada una semana sacamos con cuidado de no contaminar una muestra y medimos densidad que debería estar 1012 o 1010 aproximadamente.

21) Si podemos traspasamos a otro fermentador con cuidado de no contaminar ni arrastrar el fondo de levaduras, y colocamos ese fermentador lo más próximo a 0C° que podamos durante una semana más.

22) Preparamos el almíbar en una relación de 6 gramos de azúcar por litro de cerveza, con el mínimo de agua para que no se caramelice y trasvasamos a las botellas sanitizadas a las cuales le colocamos previamente la cantidad de almíbar adecuada a su capacidad y tapamos.

23) Dejamos 15 días a temperatura ambiente cercana a 18 C°.

24) Destapar y disfrutar.

 

*Es periodista y fundadora del primer blog uruguayo sobre cervezas: Pintadaily.com, que destapa todo lo que siempre quisiste saber sobre el negocio y la cultura cervecera local.