Cultura

Tan lejos y tan cerca

Uruguay presenta sus pruebas como testigo de la Gran Guerra 100 años después

En el día del centenario del fin de la Primera Guerra Mundial, se inauguró en Montevideo una muestra acerca de la mirada uruguaya a ese descomunal conflicto.

11.11.2014 17:48

Lectura: 4'

2014-11-11T17:48:00
Compartir en

A las 11 de la mañana del 11 de noviembre de 1918, Alemania firmaba la rendición y con ella finalizaba la Primera Guerra Mundial (1914-1919), de la que Uruguay fue "testigo" sin ser beligerante y a cuyos caídos rindió hoy homenaje a la misma hora y día de la capitulación alemana, pero 94 años después.

Con el nombre "Testigos de la Gran Guerra", el Museo Histórico Nacional abrió las puertas de una exposición enfocada a mostrar "cómo se observó desde Uruguay el conflicto y qué tuvo que ver con esta guerra" cuando se cumplen los 100 años de su estallido, explicó a Efe la directora del centro e historiadora Ariadna Islas.

En tres salas, un compendio de objetos pertenecientes al acervo del museo, la mayoría nunca expuestos al público y otros tantos cedidos por diferentes instituciones y colecciones particulares, tratan de reflejar elementos característicos de una sociedad, la de comienzos del siglo XX en nuestro país, que presenció la guerra como espectadora, pero que no la vivió.

Vestimentas de la época, postales, reproducciones de artículos periodísticos o uno de los primeros gramófonos que permitían graduar el volumen del sonido son solo algunos de los elementos expuestos en la muestra.

"Se ha hecho un minucioso trabajo de conversación para presentarlos al público", dijo Islas.

Uruguay, que se había declarado neutral al comenzar el conflicto en agosto de 1914, decidió en 1917, tras la entrada de Estados Unidos en la guerra junto a la Triple Entente encabezada por Inglaterra, Francia y Rusia, tomar partido por ellos y romper relaciones diplomáticas con Alemania, que junto a Austria-Hungría formaba el bando contrario a la Triple Alianza.

Salvo algunos uruguayos que decidieron marchar voluntariamente al frente o la convocatoria de descendientes de ingleses, franceses o alemanes llamados por esos países, Uruguay nunca llegó a entrar militarmente en el campo de batalla y se mantuvo no beligerante.

Los uruguayos que marcharon al campo de batalla lo hicieron para defender los conceptos de "república y democracia contra el ataque de los imperios centrales, no como expresión del nacionalismo o del imperialismo, sino como un elemento de su identidad", añadió la historiadora.

El apoyo de Uruguay a los países aliados vino, por ejemplo por el lado económico, cuando nuestro país prestó dinero a una Francia que, acuciada primero por las hostilidades y más tarde por el hambre, se vio necesitada de socorro.

Algunas de las condecoraciones otorgadas a los gobernantes uruguayos por su actitud solidaria principalmente hacia Francia, también se pueden ver en la exposición, que encamina al visitante a través de cartelería explicativa y un desarrollo cronológico que compara los principales hechos del país en esos años en relación a los principales acontecimientos de la Guerra.

Entre 1914 y 1918 se desarrolló en Europa la Gran Guerra, como se la denominó hasta el estallido de la Segunda, que movilizó a más de 70 millones de soldados de los cinco continentes, lo que la convirtió en una de las mayores guerras de la historia.

Dejó cerca de 20 millones de muertos, entre militares y civiles, otros 20 millones de heridos, y cientos de miles de mutilados y desaparecidos.

"Queremos recordar un episodio que conmovió al mundo cuando llegó la paz y rendir homenaje a los que dejaron su vida en el servicio", explicó la también profesora de la Universidad de la República acerca de la decisión de hacer coincidir la inauguración de la muestra con el mismo día y hora en la que 94 años antes se firmó el Armisticio de Compiègne por el que Alemania aceptaba su rendición.

Después de seis meses de negociaciones, Alemania firmó en París el Tratado de paz de Versalles el 28 de junio de 1919 y la guerra quedó definitivamente acabada.

La recién remodelada Casa Quinta de Luis Alberto de Herrera, una de las sedes del Museo Histórico Nacional, acogerá esta muestra homenaje hasta el próximo 12 de diciembre.

Además, como complemento a la exposición, el próximo 24 de noviembre la historiadora francesa Françoise Thébaud, especialista de los estudios del rol de las mujeres en la guerra, impartirá una conferencia sobre el papel de las francesas en el conflicto.

EFE

Montevideo Portal