Curiosidades

Bebé a bordo

Suerte: dio a luz en un avión en el que viajaban un doctor y 3 enfermeras especializadas

Ocurrió en un vuelo rumbo a Hawái. La mujer ignoraba estar embarazada.

04.05.2021 16:29

Lectura: 3'

2021-05-04T16:29:00
Compartir en

El pasado miércoles, a miles de metros sobre el Océano Pacífico, una mujer que ignoraba estar embarazada dio a luz de forma inesperada. No sólo para ella

Lavinia Mounga volaba de Salt Lake City a Honolulu el 28 de abril para pasar unas vacaciones cuando dio a luz a su hijo, Raymond. El bebé fue prematuro, ya que salió al mundo con sólo 29 semanas de gestación.

Afortunadamente, un médico de Hawái y tres enfermeras de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del North Kansas City Hospital también estaban a bordo del vuelo de Delta. Su presencia fue providencial, y asistieron a Mounga en el sorpresivo alumbramiento.

"Estábamos a la mitad del vuelo y escuchamos a alguien pedir ayuda médica. Fui a ver qué estaba pasando y la vi allí sosteniendo un bebé en sus manos, y era pequeño", dijo Lani Bamfield, una de las enfermeras, en declaraciones recogidas por ABC News.

Bamfield y las otras enfermeras especializadas se encargaron de cuidar a Mounga y Raymond durante tres horas hasta que el vuelo aterrizó en Honolulu. Luego madre e hijo fueron transportados al Centro Médico Kapiolani para Mujeres y Niños.

Dale Glenn, médico de medicina familiar de Hawaii Pacific Health, que asistió a la parturienta en el vuelo, destacó la enorme casualidad de que la mamá tuviera "la suerte de tener tres enfermeras de cuidados intensivos neonatales a bordo del mismo vuelo cuando entró en trabajo de parto de emergencia, pero esa era la situación en la que estábamos", dijo.
"Lo mejor de esto fue el trabajo en equipo. Todos se unieron y todos ayudaron", enfatizó.

Glenn refirió lo difícil que fue cuidar a ambos pacientes en un espacio tan pequeño y cerrado como un avión. También tuvieron que improvisar con herramientas, usando cordones de zapatos para atar y cortar el cordón umbilical y un Apple Watch para monitorear la frecuencia cardíaca del bebé.

Glenn y el equipo de enfermeras visitaron a Mounga y Raymond en el hospital dos días después del parto sorpresa.

"Todos lloramos", dijo Mimi Ho, otra de las enfermeras involucradas en el parto. "Nos llamó trató como familia y dijo que todas somos tías del niño, y a nosotros nos encantó verlos", contó.

Mounga fue dada de alta poco después de dar a la luz, pero Raymond permanecerá en Cuidados Neonatales hasta que esté listo para irse a casa.