Entrevistas

Gracias por el juego

Silvana Marrero y Carlos Darkjian, sobre "Señales", poemas musicalizados de Benedetti

“Esos poemas tienen una musicalidad, tienen sus tónicas que van dando un ritmo a los versos”.

13.12.2018 15:05

Lectura: 5'

2018-12-13T15:05:00
Compartir en

La vasta obra de Mario Benedetti ya ha sido, en parte, cantada. Él mismo alternó su voz con la de Daniel Viglietti, dando nueva vida a las canciones del cantautor. El catalán Joan Manuel Serrat se llenó la garganta de El sur también existe y otros textos, y Nacha Guevara, entre otros, hizo vibrar sus cuerdas vocales con la métrica de sus versos. La obra poética del isabelino ejerce sobre muchos músicos un influjo inexplicable, una irresistible tentación.

Silvana Marrero y Carlos Darakjian ya habían trabajado sobre los escritos de Benedetti, en el marco de Viento del Exilio. No era nuevo para ellos. Tampoco la música latinoamericana, con sus cruces y desencuentros con África y el Viejo Mundo. Señales [Tararira Ediciones, 2018], es un redoble de la apuesta, una caprichosa musicalización en clave rioplatense del poemario benedettiano.

Sobre este trabajo, Marrero y Darakjian respondieron a cuatro manos una serie de preguntas, y el resultado puede leerse a continuación:

¿Cómo nace el proyecto de musicalizar a Mario Benedetti, un autor ya versionado por otros artistas como Joan Manuel Serrat, Eduardo Darnauchans o Nacha Guevara? ¿Cuál era el desafío? ¿Por dónde buscar que no se hubiera hecho antes?


El proyecto nace a raíz de una invitación de Marion Blanco, embajadora uruguaya en Bolivia, que hace un par de años nos llamó a dar un concierto en el teatro principal de La Paz de homenaje a Benedetti. En esa instancia, junto a poetas locales, presentamos Viento del Exilio y para ese evento particular musicalizamos dos poemas. Uno de ellos, "Miedo y coraje", era un manuscrito del autor encontrado en un libro de su biblioteca personal, que en su momento donó a la Universidad de Alicante, donde funciona actualmente el Centro de Estudios Benedetti. Esto también nos motivó, ya que era un poema inédito. Otra razón que nos motivó fue que nunca un artista uruguayo había hecho un disco sobre Benedetti. Si bien Serrat, Nacha Guevara, con musicalizaciones de Alberto Favero, Tania Libertad y otros artistas de otros países han editado discos sobre la poesía de Mario Benedetti, Señales es el primer trabajo integral hecho por artistas uruguayos.

 

¿Cómo fue el abordaje de la composición, teniendo en cuenta que Benedetti utilizaba, a menudo, una métrica libre, irregular?


Bueno, eso lo notamos, claro, y algunos preciosos poemas no pudieron estar por esa irregularidad. En otros casos le buscamos la vuelta. De cualquier manera y pese a la irregularidad de los versos en muchos de los casos, esos poemas tienen una musicalidad, tienen sus tónicas que van dando un ritmo a los versos. Lo demás es encontrar melodías y armonías que viajen en el mismo sentido.

 

¿Qué descubrieron de Benedetti que desconocieran o no hubieran reparado antes al momento de elegir el repertorio?


Mucho. Interiorizarnos en la obra poética de punta a punta implica descubrir muchos poemas desconocidos u olvidados, y se entiende, desde la posibilidad de entendimiento de cada uno, la universalidad y la atemporalidad de la obra.


¿Y cómo hallaron la "voz musical" de cada uno de los textos? Porque uno piensa en Benedetti, que es universal, pero también es profundamente uruguayo...


Es que somos uruguayos. Y eso nos pone en un imaginario café de Montevideo hablando de che y vo. Por ejemplo "Quiero creer que estoy volviendo" supimos que iba a ser un tango desde la primera lectura. Y además porque Silvana Marrero [y esto lo dice Carlos], es exquisitamente sensible para encontrar el tono, el ambiente, la textura para decir cantando lo que el poema trae.


El disco parece tener una unidad temática. ¿Buscaron deliberadamente que fuera así, en el sentido de la elección de los textos desde una obra tan vasta?


No creo que haya sido así, por lo menos conscientemente. Pero sin duda que cuando uno dice pah, me encanta este poema y se imagina un plan de canción-ritmo para ese poema ya va haciendo una selección. Este fue un trabajo de los tres, Silvana Marrero, Carlos Darakjian y Antonio Montoro, que es productor y motor principal de este barco. Por ahí algo que prevaleció fue la proyección y vigencia de la poesía de Mario en el siglo XXI.


¿Quedaron poemas para musicalizar en el tintero?


Sí, quedaron varios al momento de hacer la selección para el disco. Cerrar un disco es también ponerle límite al proyecto, porque siempre siguen surgiendo ideas, poemas que hubiera sido lindo que estuvieran, arreglos nuevos, etc. Lo que por suerte ya no está en el tintero es la presentación en Uruguay. Ya lo presentamos en gira por España, Suecia, Dinamarca y Bolivia, y en julio de 2019 lo haremos junto a la Sinfónica de Montevideo.

 

Jorge Costigliolo | Montevideo Portal
jcostigliolo@montevideo.com.uy