Entrevistas

El respeto de todos

Sanguinetti, Lacalle y Mujica estuvieron en la presentación del libro de Claudio Paolillo

La presencia de tres expresidentes marca el legado del periodista, que remarcaron Andrés Danza y Pipe Stein en conversación con Montevideo Portal.

21.08.2019 13:37

Lectura: 10'

2019-08-21T13:37:00
Compartir en

Lo dijo Andrés Danza antes de la presentación: "Van a ir todos, con un agregado: les pegó a todos. Van a presentar el libro Sanguinetti, Lacalle y Mujica. Y van a presentar el libro de un periodista que no tuvo ningún compromiso con ninguno de ellos, que siempre se manejó de forma independiente, que cuando hubo que halagarlos los halagó y que cuando hubo que criticarlos los criticó y los criticó fuerte. Porque si hay una característica que tenía Claudio, es que no se andaba como vueltas". La galería de fotos muestra esas tres presencias.

La entrevista

Hace un año que falleció el periodista Claudio Paolillo y todos tuvimos la sensación de que era demasiado pronto. Entre el luto y la tristeza, sus amigos comenzaron a gestar un proyecto que mantendría vigente parte de su pensamiento. Solo se puede entender un libro como "Claudio Paolillo Periodista", desde el amor, desde el respeto e incluso desde la impotencia por intentar hacer algo más. Y cuando se junta gente inteligente, siempre pasan cosas buenas.

En este caso hablamos con dos de los generadores del proyecto: Andrés Danza, director del Semanario Búsqueda y Pipe Stein, director de Notable Publicidad.

Montevideo Portal: Este no es un libro sobre Claudio Paolillo, es un libro de Claudio Paolillo. Así está pensando ¿no?

Pipe Stein: Es un libro muy particular, porque es de un autor que ya no está. Pero dejó una cantidad de material que, articulado de cierta manera, demuestra un pensamiento sobre varios temas. La producción escrita de Claudio fue fantástica, la producción de discursos de Claudio fue fantástica, sus clases... Y la tarea del grupo que se reunió a trabajar a partir del amor, de la amistad, de la admiración y del cariño, fue la de hacer un homenaje para Claudio, un recuerdo imborrable para su familia, pero además que tenga valor para la sociedad.

Entendemos que el producto que se logró conformar es un producto genuinamente de Claudio, con el criterio de un grupo de personas que lo conocimos, lo tratamos, y lo entendimos bastante, y es un gran homenaje que al mismo tiempo agrega valor, además, en un momento tan particular.

MP: Están movidos básicamente por el cariño.

Andrés Danza: Sí. Esto inicialmente surgió por el cariño. De hecho, las tres personas que nos juntamos muy poquito tiempo después de que Claudio falleciera fueron: su amigo de toda la vida Pipe, yo y su esposa, Adriana. A partir de ahí empezamos a desarrollar un poco más la idea y se fue integrando gente. Sumamos a Juan Pablo Mosteiro, que trabajó mucho tiempo con Claudio para que hiciera la compilación, y después otras personas que accedieron muy orgullosas a formar parte como Enrique Iglesias, Alfonso Lessa, Adela Dubra...

MP: A veces, cuando hay un tema candente en Uruguay, pensamos "¿qué hubiera dicho Claudio?". Y con el libro podemos ir a buscar esa respuesta. Allí está la vigencia de su pensamiento.

PS: Fuimos analizando capítulo por capítulo, porque el libro está ordenado por temas. Y eran los temas que a Claudio le preocupaban. Hay material que se publicó y hay material inédito que el gran público nunca leyó. Pero te voy a dar un ejemplo: habla de populismos y en Argentina da la impresión de que hay un cambio de gobierno. A esa gente que gobernó en ese momento, Claudio se refiere en este libro. Lo leés y estás leyendo algo de hoy.

Los columnistas tienen esa cosa de lo semanal, pero cuando ves el material todo junto y ordenado entendés que hay un pensamiento allí dentro. Si no lo hubiéramos sentido vigente, no lo hubiéramos hecho. Acá no se trata de hacer un esfuerzo de un año y medio de trabajo con Random House, una de las editoriales más grandes del país, hacer este nivel de lanzamiento... Sentimos que lo que está diciendo sigue teniendo valor, los ejemplos que son contextuales sirven para entender la idea.

Habla del estado uruguayo, de los vicios de nosotros como sociedad y habla de periodismo. Y dice "hoy más que nunca". Y nosotros sentimos como sociedad la necesidad del periodismo. Y esto es también una clase de periodismo.

Después, con respecto a los temas, parece que se hubieran escrito ayer. Los grandes músicos trascienden los tiempos; da la impresión de que los grandes periodistas también.

AD: Por eso el título: "Claudio Paolillo, Periodista".

MP: Es imprescindible para periodistas, pero el análisis que hacían recién de los temas de actualidad lo hace necesario para todos.

PS: Esto es muy Freddie Mercury: es para los que escuchaban a Queen y para los que lo empiezan a escuchar. No sé cómo se sentiría Claudio con esta comparación.

El nombre del libro podría estar vinculado a la libertad, pero finalmente el periodismo tiene que ver con la libertad. Y él era un periodista. No se explica esta profesión sin pasión. En su vida era periodista, permanentemente respiraba eso.

MP: El respeto unánime de la clase política hacia Claudio hace que la presentación del libro sea un evento para resaltar.

AD: Van a ir todos, con un agregado: les pegó a todos. Van a presentar el libro Sanguinetti, Lacalle y Mujica. Y van a presentar el libro de un periodista que no tuvo ningún compromiso con ninguno de ellos, que siempre se manejó de forma independiente, que cuando hubo que halagarlos los halagó y que cuando hubo que criticarlos los criticó y los criticó fuerte. Porque si hay una característica que tenía Claudio, es que no se andaba como vueltas.

Eso habla bien de la democracia uruguaya. Es un síntoma de bienestar y fortaleza de la democracia, eso en otros países no pasa.

PS: Primero tenemos expresidentes que están libres. Que ya comparado con Brasil es una joya y que puedan estar en una misma mesa. Que además tengan la generosidad de venir por un periodista... Durante toda enfermedad de Claudio, todos los llamaron por teléfono, todos le ofrecieron ayuda.

Que en este país las autoridades respeten al periodismo habla muy bien de esta clase política y que además concurran a la presentación del libro... No imagino un homenaje más grande para un periodista.

AD: El libro aporta mucho, y más en este año. Está saliendo ahora porque nosotros queríamos presentarlo el día del cumpleaños de Claudio, que es el 20 de agosto. Sale en la mitad del debate electoral y creo que esa perspectiva también es interesante, porque Claudio tenía una gran virtud: te hacía pensar. Vos podías estar o no de acuerdo con sus columnas, pero no pasaba indiferente. Analizaba la realidad de una forma distinta y eso hacía que vos fueras un poco más cuidadoso y crítico, y eso en estos momentos también es fundamental.

PS: Me gustaría comentar también el rol de la familia de esto. Esto se hace con el apoyo total de la familia, Adriana, su esposa, amiga nuestra. Sus hijos, que ahora están empezando a ser padres. Es importante que al evento de este martes todo el mundo se sienta invitado. Si a alguno no le llegó la invitación, sepan disculpar, pero que se sientan invitados.

MP: Sin esa generosidad, que también tiene que ver con ustedes que dedicaron más de un año de su tiempo en hacerlo, no sería el buen libro que es.

AD: De hecho, estamos todos en el mismo barco con el mismo sentimiento. Desde el primer momento en el que nos encontramos y después las sucesivas reuniones, siempre hubo mucha sintonía sobre qué era lo que queríamos hacer. Y eso se ve en el resultado y en cómo ha ido evolucionando todo eso. Hay sentimientos muy fuertes hacia Claudio y por eso estamos muy orgullosos del resultado.

CLAUDIO PAOLILLO. PERIODISTA

Leer a Claudio implica, además de un ejercicio placentero, reconocer una voz y un mundo particular, una escritura de calidad. Su estilo, combativo, provocador con base en datos, incómodo, rezuma pasión y coraje para caminar por el borde del precipicio si es necesario, muchas veces sin filtros y otras tantas sin red: a un lado, el abismo de quien asume riesgos, y al otro, las caras queridas, las sonrisas de sus hijos, de Adriana, los amigos, las bromas, las lecturas, el fútbol y todo periodismo.

Este libro es además el resultado de un año largo de trabajo coral -de investigación, edición, corrección-, impulsado por un equipo unido por el afecto, el cariño, la admiración y la gratitud hacia Claudio. Dicho equipo, que se reunió periódicamente durante más de un año para revisar cada paso del proceso editorial, estuvo integrado por Adriana Otegui, Pipe Stein, Andrés Danza, Rodrigo Arias, Julián Ubiría, Andrés González, Susana Martínez y quien firma. Nos unió la suma de un vínculo entrañable y una complicidad inmediata, de esas que se desatan sin demasiados preámbulos. Por eso es también un legado emocional, sentimental, ligado a una pasión honesta y contagiosa de la que dan fe varias generaciones de periodistas que compartieron redacción o aula con Claudio. Allí anida un lazo afectivo especial más allá de cualquier otra consideración. Ese lazo trasciende al Paolillo defensor de la cultura democrática y republicana, de la libertad de expresión, del derecho a la información, a la diversidad política y a las elecciones libres, de los poderes separados y de los ciudadanos menos dependientes de las mercedes del Estado. Claudio creía que escribir era una forma de acción, que las palabras eran actos, que escribiendo se influía en la historia.

Los textos que conforman este libro han sido agrupados en torno a ejes temáticos comunes, configurando un panorama abarcativo de su visión y su pensamiento. Cada uno de estos capítulos está prologado por profesionales, colegas y amigos cercanos a Claudio, que enriquecen el tema. Finalmente, los capítulos I y VII incluyen textos inéditos, completando una obra que condensa el aporte al periodismo que su autor nos ha legado.

Paolillo enseñaba que el periodismo no es precisamente una ciencia exacta, que dentro de los oficios humanísticos debe ser la más inexacta de las profesiones; que cuando se llega a una redacción nunca se sabe con qué nos vamos a encontrar, y eso hace que el periodismo sea fascinante y a la vez un territorio propicio para meter la pata con mucha frecuencia. Solía citar a cuatro personalidades que alguna vez se detuvieron a definir el periodismo: el escritor, actor y humorista británico Hans Dietrich Genscher: "La prensa es la artillería de la libertad"; el dramaturgo estadounidense Arthur Miller: "Un buen periódico es una nación hablándose a sí misma"; el escritor británico Gilbert Keith Chesterton, ya en el siglo XIX: "El periodismo consiste esencialmente en decir ‘Lord Jones ha muerto' a gente que no sabía que Lord Jones estaba vivo", y, finalmente, la más conocida y que, según Claudio, "hace vivir esta profesión como una parte inseparable de la vida", el escritor colombiano Gabriel García Márquez: "El periodismo es el mejor oficio del mundo".

Del prólogo de Juan Pablo Mosteiro


Montevideo Portal