Libros

Y el dolor de ya no ser

Rolón: "Salís de un duelo con algo menos, es decir que hay algo que ya no sos"

En un mundo sacudido por la pandemia, Gabriel Rolón nos trae nuevamente un trabajo para pensar, sentir y entender que finalmente, somos humanos.

12.10.2020 11:23

Lectura: 8'

2020-10-12T11:23:00
Compartir en

Por María Noel Domínguez

P: El Duelo es un libro removedor que repasa esa unión indisoluble entre el amor y la muerte.

R: El amor y la muerte tienen una relación muy estrecha. De hecho, son los dos grandes temas de la humanidad. Son esas dos experiencias para las cuales los seres humanos no tenemos respuesta. Los analistas somos más precisos y decimos que son aquellas dos cosas que no tienen un registro en nuestro inconsciente. Por eso nos angustian, porque no podemos encontrarle sentido.

El amor es parte, es una de las caras de la sexualidad. Por ende, el amor también es una incógnita. Además, tanto el amor como la muerte se ligan al dolor. No nos duele nada que no hayamos amado. Lo que duele perder es lo que se ama.

Duele cuando se produce una muerte, y aclaro que cuando hablo de muerte no habló simplemente una muerte física: puede morir la juventud, puede morir una abstracción, puede morir el empleo... lo que fuere.

El motivo para que estemos obligados a realizar un duelo es que hayamos perdido algo importante para nosotros. Si alguien te roba el celular, puede ser importante pero por lo general no hay que hacer un trabajo de duelo más de unos días hasta tener uno nuevo. Ahora, si en ese celular estaban las únicas imágenes que tenías de tu mamá, y con el celular se llevaron su voz, su video, sus fotos, tus recuerdos... lo vas a duelar casi siempre. Porque allí había algo que amabas mucho, Entonces el amor se liga en la muerte en tanto y en cuanto enigmas, y el amor se liga a la muerte en tanto que cuando se muere algo que amamos, es allí donde tenemos que realizar sí o sí el trabajo de duelo.

El ejemplo del celular está en uno de los casos clínicos que se plantean en el libro, junto a otros que necesariamente interpelan al lector.

El libro intenta interpelarnos. Hace muchísimo tiempo que vengo coqueteando literariamente con el tema del duelo, porque es el gran tema de todo psicoanalista. Cada paciente que llega al consultorio llega en estado de duelo. Nadie viene al psicólogo porque está bien.

Entonces el duelo es mi elemento habitual. Es la arcilla con la que construyó cada día de mi trabajo. En su momento pensé esto como una continuidad. Cuando escribí El lado B del amor, sabía que era el comienzo de un libro mayor, quería tocar el amor, las pasiones, y las pérdidas. Yo sostengo que con este libro completo una trilogía que podría haber venido en un gran volumen que contendría El lado B del Amor, El precio de la pasión y ahora El Duelo. Es decir, toda la literatura ensayística que he escrito y que ha estado dando vueltas sobre los mismos temas y revisándose continuamente y profundizando según la temática específica. Y cada uno de estos ensayos, sobre todos los extremos que son El Lado B del amor y este, son libros para interpelar. Casi que van por la negativa de lo que creemos. En el lado B del amor lo que intenté fue desmitificar el amor: no siempre es algo hermoso, no todos los amores merecen ser vividos. En este libro lo que intento decir es que tengamos cuidado porque por lo general emparentamos el duelo con la muerte y el duelo es una manifestación de vida. El duelo es la manifestación de la lucha que está dando a alguien por no morirse con lo que ha perdido, por volver al mundo del deseo después de haber tenido la embestida feroz, de haberse visto desangrado por la pérdida de su objeto de amor.

Entonces el duelo tiene una doble significación. Duelo por un lado significa batalla. Por eso la gente retaba a duelo y otra significación viene de dolus y es solamente dolor.

En el libro hay muchas otras lecturas vinculadas a la mitología, los grandes clásicos, etc. Es un reflejo de que la historia de la humanidad que también está marcada también por el amor y la muerte.

El libro tiene una enorme intertextualidad. Pasa por territorios de novelas, por momentos cinematográficos, pasa por obras tales como la Biblia y La Divina Comedia, atraviesa los mitos griegos, los mitos nórdicos, mitos más americanos. Diría que está atravesado por mis pasiones literarias y mis preguntas personales.

Y he llegado con todo esto justamente para marcar que en definitiva la humanidad toda desde el comienzo de los tiempos se ha preguntado qué es esto de morirse, qué es esto de perder cosas, cómo se hace para seguir después de una pérdida, qué es esta sensación que nos queda cuando alguien nos deja de amar, por qué nos duele tanto, qué personas o qué situaciones nos obligan a duelar, qué lugar ocupaba eso en nuestro interior para que estemos empujados a un trabajo tan doloroso y tan difíciles.

Tan tuyo es que está contada la historia de Freud.

El libro tiene una mirada doble sobre la figura de Freud. Una es, por supuesto, la apoyatura teórica. Es decir, qué ha dicho Freud acerca del duelo. Hay un análisis exhaustivo de Duelo y Melancolía, está bastante analizado y explicado. Pero más allá de su teoría hay un segundo abordaje personal. Que es qué le pasó a Freud cuando tuvo que duelar. Porque fue un hombre de muchos y muy difíciles duelos. Perder una hija, perder un nieto, atravesar un cáncer, sufrir el destierro en la infancia y en la vejez. Freud ha atravesado por muchísimos duelos y a partir de ellos y de la interpelación que esos duelos le generan, va desarrollando una mirada que es bastante diferente a lo que él había teorizado y que me parece que es el Freud que más debe estimularnos a los analistas a pensar el duelo.

El libro tiene casi como un pasaje un poco dantesco, porque recorre la Divina Comedia y se mete un poco en territorio de cielo e infierno ,y tiene como un pasaje de un territorio más filosófico y existencial que de a poco se mete en algo más psicoanalítico y termina de un modo muy fuerte en el psicoanálisis con mi propia postura personal acerca del duelo, más allá de lo que he leído y que surge a partir de los datos clínicos, de tantos años experiencia.

Y si la sensación que queda es que el libro te está interpelando, puedo sentirme satisfecho.


También nos cuesta un poco salir de los duelos, porque nos puede invadir un sentimiento de culpa.

Porque cuando perdemos a alguien amado lo que nos queda de él es la imagen y es con el tiempo un recuerdo.
Entonces al principio en el trabajo del duelo tenemos la sensación de que cuando empieza a aparecer el olvido, nos resistimos porque nos da culpa. Porque como es lo que nos queda del otro, sentimos que lo terminamos de abandonar. Hay que entender que esto no es malo.

Lo mejor que nos puede pasar cuando hemos perdido algo que amamos es conservar con esa situación o con esa persona un recuerdo amoroso. Un recuerdo que siempre nos traerá un poco de tristeza. Me gusta mucho una frase que de Lord Byron que aparece en el libro que él decía que "el dolor es más fuerte que la felicidad". Porque el recuerdo de un momento feliz, es un poco doloroso un poco triste y el recuerdo un momento doloroso duele todavía.

Decías al principio que el duelo es una de las manifestaciones de la vida...

Vos duelás lo que amaste o seguís amando a pesar a haberlo pedido. Aquello que te hizo sentir pleno. Te calmó la angustia ante la muerte y te permitió sentirte deseado, importante, el otro te hizo sentir que sin vos la vida no era igual. Y ese lugar que ocupaste dentro del otro también se pierde. Y eso es lo que más cuesta duelar: lo que fuimos. No lo que el otro fue: lo que nosotros fuimos gracias al otro.

Sinopsis
"El Duelo es un territorio oscuro, misterioso, casi inaccesible. Una conmoción que nos sorprende, nos toma desprevenidos y cambia nuestro entorno en un instante. No importa lo preparados que creamos estar para enfrentar una pérdida, esa preparación jamás será suficiente. Cuando ocurre, todo se desmorona y por un tiempo nada tiene sentido. Algo se quiebra en nosotros, el mundo se derrumba y nos muestra su aspecto más cruel."

Leer un adelanto: https://planetadelibrosar0.cdnstatics.com/libros_contenido_extra/45/44386_TPCW_El%20duelo.pdf

Editorial: Editorial Planeta
Temática: Psicología | Divulgación psicológica
Psicología | Psicoanálisis
Colección: Fuera de colección
Número de páginas: 456

Por María Noel Domínguez