Contenido creado por Alejo Piazza
Noticias

Volvió el rock

Primer show de rock en vivo en recinto cerrado se realizó en La Trastienda de Montevideo

La ciudad capital es la primera en América Latina en habilitar la actuación en vivo con el nuevo protocolo Covid-19 y que cada sala debe adaptar para dar seguridad.

14.07.2020 18:27

Lectura: 3'

2020-07-14T18:27:00
Compartir en

Los Buenos Muchachos, se presentaron el pasado fin de semana a lleno, con la nueva capacidad, que limita el aforo de La Trastienda y obliga a la sala a establecer un máximo de 4 personas por mesa, dos metros de distancia entre mesa y mesa, además de la separación entre el escenario y el público. Las barras están habilitadas, pero no podrán permanecer los espectadores, que tampoco podrán bailar ni desplazarse dentro del salón.

En la puerta de la sala comenzaba el operativo de ingreso con el dispositivo COVID-19. Algunos estaban ansiosos por ser parte de estas primeras funciones. Sobre la puerta principal Romina, una joven de veintitantos, se saca una selfie junto a sus amigas y comenta: "Estamos felices por volver a esta sala. Nos sacamos una foto y la etiquetamos; Día Histórico en el Uruguay".

Sobre la calle y esperando a dos de sus amigos, Facundo de casi treinta, músico amateur nos dice: "No soy muy fan de Buenos Muchachos, pero mis amigos sí, y como soy baterista, aprendiz (ríe), ingeniero de profesión y aprendiz de batería, venimos con un par de amigos a ver el show", comentó el ingeniero mientras enviaba la ubicación de La Trastienda a los rezagados.

Ya en el hall de la sala y habiendo pasado el operativo de alfombra, barbijo, toma de temperatura y alcohol en gel para las manos, Valentina y Fede, nos comentaban acerca de la nueva normalidad: "Está muy bien el operativo para ingresar, a mí me da seguridad. Si bien no venimos con miedo, no andamos en la calle con miedo, está muy bien todo el protocolo que nos hacen pasar, y la mesa que nos dieron está separada de las otras, todo muy bien", comentaron antes de sentarse en su mesa con una preferencial ubicación en la sala.

Sobre las 21:14, y con efectos de rayos de luces, sonaba el primer acorde. Pedro Dalton, vocalista de la banda Buenos Muchachos, se paraba ante un público hambriento de rock, y comenzaba la magia. Este día ya es historia, es el día en que el continente volvió a latir, volvió  a sonar el rock en vivo, y los que tuvieron el privilegio de estar presentes lo contarán por años.

Por Gustavo Descalzi