Contenido creado por Inés Nogueiras
Libros

Mujica haciendo cosas

Novedad editorial: "José Mujica. La revolución tranquila"

El sello Aguilar presenta "José Mujica. La revolución tranquila", de Mauricio Rabuffetti. Te invitamos a leer algunos fragmentos.

27.11.2014 16:01

Lectura: 11'

2014-11-27T16:01:00
Compartir en

"José Mujica. La revolución tranquila" es un retrato moderno y humano del presidente uruguayo, que parte de su fama planetaria para recorrer la vida extraordinaria de un personaje que en su país genera polémica mientras cosecha elogios por el mundo. 

El libro de Mauricio Rabuffetti es un análisis profundo, dinámico y revelador sobre un líder político que ha marcado a fuego su tiempo histórico y se ha convertido en una figura de alcance planetario. Las claves de su popularidad, las razones de algunas de sus más sonadas decisiones y las explicaciones de sus fracasos, aparecen en un relato vertiginoso que describe en detalle y sin concesiones al dirigente que respira política y al ser humano que hace un culto de la vida sencilla. Una obra reveladora sobre el hombre y el político que muestra los claros y oscuros de una gestión de gobierno que pasará a la Historia en Uruguay y el mundo.

¿Por qué su mensaje tiene tanta potencia fuera de fronteras y cuáles han sido sus derrotas como gobernante? ¿Cómo lo recordarán los uruguayos? ¿Quién es, cómo se forjó, y por qué despierta pasiones este hombre que le vio la cara a la muerte, abrazó la locura y anduvo un camino de espinas de las armas a la paz? ¿Cómo se gestó la ley de la marihuana? ¿Cuánto participa realmente en el proceso de paz en Colombia? ¿Es cierto que Barack Obama le pidió que usara su influencia en busca de flexibilizar el embargo a Cuba? ¿Por qué fracasó su relación con Cristina Kirchner? ¿Cuánto quedará de su mensaje contra el consumismo? ¿Cuál será el legado del presidente más popular del planeta?


DECLARACIONES DEL AUTOR SOBRE SU LIBRO

"Este libro no es una biografía del presidente Mujica, sino un ejercicio de análisis que busca explicar la evolución de su pensamiento, el proceso de construcción de su capital político en Uruguay, y por qué ganó tanta popularidad fuera de fronteras".

"No es un libro escrito desde la admiración, sino desde el interés que a mí, como periodista, me generó ese alcance que logró internacionalmente siendo presidente de Uruguay. Por eso fui a buscar opiniones en el resto del mundo, para complementar las que me dieron connotados analistas uruguayos".

"Es un libro que aborda éxitos y fracasos de su gestión en Uruguay. Y al mismo tiempo busca que los lectores de América Latina y España que leerán el texto conozcan mejor a un presidente, a un dirigente político y a una persona singular".

"Este libro parte del hecho de que Uruguay tiene en este momento, y no tengo ningún empacho en decirlo, el presidente más famoso del mundo. Eso a alguna gente en Uruguay le pesará y le molestará, y alguna gente que no es votante de Mujica seguramente lo reconocerá como algo positivo para este país, porque siempre es importante que la figura principal del país sea reconocida afuera como lo es Mujica. La gran pregunta y el disparador de este texto es ¿por qué se da esa dualidad? ¿por qué tenemos un presidente que aquí es muy criticado y en el resto del mundo es admirado y endiosado? (...) Muchos conocen a Mujica mucho mejor que yo, conocen su historia mejor que yo. Lo que quiero, desde la posición de un periodista, es tratar de explicar por qué Mujica es quien es hoy".

"Hice un trabajo -por lo menos fue lo que intenté- muy honesto de golpear todas las puertas. Y espero que cuando ustedes lo lean no solamente encuentren un libro balanceado, que es mi principal desafío, sino que además se enojen conmigo y en algunos momentos digan ‘pero lo está defendiendo', y en otros momentos digan ‘pero lo está criticando', o digan ‘pero qué quiere' (este autor). Porque eso es Mujica: es un personaje tan polémico, es un personaje con tantos claros y oscuros a lo largo de su vida, que sería imposible para mí, como un periodista que busca la neutralidad como objetivo de trabajo, pararme desde otra perspectiva distinta a la que me paré. Espero que ustedes encuentren eso en el libro, y que además descubran cosas nuevas".

FRAGMENTOS

"Es ateo, y le gusta decir que el presidente José Batlle y Ordóñez, el mandatario uruguayo al que más admira, escribía ‘dios' con minúscula. Pero cree que el abandono que el colectivo humano hizo de la religión y la filosofía está llevando a la humanidad por un camino falto de reflexión y de cuestionamiento sobre el verdadero sentido de la vida".

"Muchos le critican, además, su forma anárquica de gestionar, que por momentos se funda más en el voluntarismo que en acciones de Estado verdaderas. Como cuando era guerrillero, el hombre sigue siendo un gran táctico y un mal estratega, según el resumen de algunas charlas con expertos consultados para este libro".

"La primera vez que Mujica dio una entrevista en su casa como presidente a un medio internacional y las imágenes de la modesta construcción recorrieron el mundo, algunos políticos de la oposición calificaron el hogar del mandatario de «tapera», y se ganaron el desaire de buena parte de la ciudadanía. La casa de Mujica es similar a la de cualquier uruguayo de clase media baja, el grueso de la población del país".
"Ningún presidente en el mundo vive cómo él, y para un periodista la noticia es, en parte, un hecho insólito, nuevo o irreproducible. Y Mujica lo es en muchas de sus dimensiones. «Es un error conceptual. Yo no soy pobre. Soy sobrio, que es distinto», le dijo a su entrevistador holandés. «Hay que ser humildes. La gente se cree que es el centro del universo y que cuando estamos en un puesto importante y esto... El mundo sigue dando vueltas sin nosotros. Nos pelamos de este mundo y no pasó nada», resumió".

"La forma de vida de Mujica es tan normal y él se muestra tan natural en su traje de político-campesino, que desentona. Desentona al lado del lujo que rodea a otros presidentes. Y no encaja con los valores dominantes en la civilización occidental. Por eso Mujica se convirtió en un llamador para periodistas de todo el mundo y concedió decenas de entrevistas a medios internacionales, que uno tras otro vinieron a Uruguay a contar la misma historia: la de un hombre que es presidente y resuelve vivir con poco".

"Su prédica contra el consumismo y a favor de la libertad que en su opinión supone el no tener ataduras materiales, se convirtió con los años en parte central de su discurso".

"Su etapa de guerrillero, sus heridas físicas que se notan al verlo moverse, sus heridas emocionales que trata de esconder, lo hicieron un sobreviviente, pragmático y adaptable al cambio y a los escenarios en los que se mueve, dos características que lo definen como presidente tanto como su carisma".

"Son varias las razones y múltiples los factores que explican su llegada al poder. Algunos tienen que ver con la idiosincrasia de los uruguayos y con la historia política del Uruguay; otros, a mi juicio los más evidentes, se relacionan con la enorme capacidad que tiene Mujica de comunicar de forma simple sus ideas y argumentar para defenderlas en un lenguaje llano, que cualquiera puede entender. Su capacidad de reconocer errores propios, una cualidad que sigue exhibiendo como gobernante, potencia la penetración de sus mensajes".

"Una vez le pregunté al presidente uruguayo qué es lo que él entendía por "libertad". Y me contestó: «Tener tiempo, la mayor cantidad de tiempo posible. Que no me roben el tiempo las ataduras materiales para hacer aquellas cosas que me motivan»."

"Es el primer político con las características de un caudillo tradicional en llegar a la Presidencia luego de terminada la dictadura, y tal vez sea el último de su raza en hacerlo, en una sociedad cuya aproximación a la política se está transformando poco a poco, del dogmatismo del elector cautivo de un partido al que votaría toda su vida, al pragmatismo de quienes eligen en función de programas y propuestas, o incluso en función de candidatos. Son estas características de la sociedad uruguaya y del propio Mujica las que sustentan el aspecto central y clave de su éxito: la comunicación".

"La decisión de Mujica sobre la marihuana no es ni más ni menos que el reconocimiento de que prohibir genera negocios sucios, tal como pasó con las destilerías y la venta de licor clandestinos durante la época de la "ley seca" en Estados Unidos".

"Durante su gobierno, Mujica también entendió que igualar en derechos a las parejas homosexuales con las heterosexuales era parte de las reformas que quería impulsar en su país".

"«Arrasamos las selvas verdaderas e implantamos selvas anónimas de cemento. Enfrentamos al sedentarismo con caminadores; al insomnio, con pastillas; a la soledad, con electrónica ¿Es que somos felices alejados de lo eterno humano? Cabe hacerse esta pregunta. Aturdidos, huimos de nuestra biología que defiende la vida por la vida misma, como causa superior, y la suplantamos por el consumismo, funcional a la acumulación», dijo en Nueva York".

"Podría aquí detenerme en cuestiones anecdóticas, por ejemplo, que la revista Time recomendó a sus lectores escuchar a Mujica antes de hacer uso de la palabra en la ONU; o que el cantante puertorriqueño Ricky Martin, tras escuchar el discurso de Mujica en Rio de Janeiro dijo en la red social twitter que «no será olvidado» y pidió comentarios a sus seguidores, alimentando todavía más el furor que siguió a su participación en la cumbre de Brasil. También podría recordar que el gobierno de Japón hizo un libro para escolares con ilustraciones a todo color en el que adaptó el discurso de Mujica en la cumbre de Rio+20 para que fuera entendido por niños".

"Mujica pretendía instalar facultades en el interior de un país en el que la enseñanza universitaria -incluso para las carreras que preparan prioritariamente para trabajar en el campo, como Agronomía o Veterinaria- se concentra en Montevideo. Dijo además que el idioma inglés debería enseñarse desde los primeros años de escolarización".

"Los años de gobierno de Mujica han sido sin lugar a dudas de los más interesantes de la historia reciente del Uruguay. El presidente se convirtió además en un protagonista de debates de alcance mundial, y eso le dio a varias de sus acciones un valor agregado. Aunque muchas y muy importantes cuestiones internas no avanzaron, o incluso retrocedieron, sería difícil argumentar que el balance de su gestión queda en terreno negativo. El país creció sin interrupciones durante sus años al frente de la Presidencia, en parte porque supo conservar las líneas de política económica que venían dando resultado. Durante su gestión, Uruguay recuperó el "grado inversor", un codiciado rango establecido por las agencias calificadoras de riesgo crediticio y que representa un mensaje en extremo valioso para cualquier emprendedor que quiera invertir en un país. A pesar de las críticas de muchos radicales de la izquierda uruguaya que esperaban ver un presidente más reformista, Mujica se mantuvo conservador en el plano económico, firme en el principio de que la economía iba bien y tenía que seguir su curso. El salario real creció y el desempleo bajó. En su favor tiene también el haber consolidado el proceso de cambio de la matriz energética uruguaya, que poco a poco va mutando hacia energías limpias y renovables".

"También aumentó el presupuesto para educación, pero no logró hacer una reforma que permitiera que esos recursos fueran asignados con objetivos concretos, con una estrategia clara. Y la abundancia se diluyó en la nada y en resultados escolares mediocres. La escuela pública, base de la identidad nacional uruguaya, cede espacio ante los establecimientos educativos privados".

SOBRE EL AUTOR

Mauricio Rabuffetti nació en 1975. Es un periodista y columnista político uruguayo. Fue corresponsal latinoamericano en Washington DC y secretario de redacción de la Agencia France Presse en Brasil.
Actualmente es el editor de Economía de AFP en América Latina. Es colaborador del diario estadounidense The New York Times y columnista invitado del diario El País de Uruguay.
Realizó y produjo reportajes, entrevistas y notas de análisis alrededor del mundo, desde Estados Unidos a Israel y los territorios palestinos, pasando por las favelas de Rio de Janeiro, el devastado Haití, o la conflictiva Venezuela de Hugo Chávez.
Ha colaborado entre otros medios con The Guardian, France 2, TV Globo, radio El Espectador, NTN24 y Univisión. Es licenciado en Comunicación Social.