Curiosidades

Ni te embarques

Martes 13 ¿por qué es de mala suerte?

Se trata de una superstición cuyo origen -según pide el lugar común- se pierde en la noche de los tiempos.

13.08.2019 09:53

Lectura: 3'

2019-08-13T09:53:00
Compartir en

Hoy es martes 13, una jornada ideal para que los triskaidekafóbicos abran los ojos esperando alguna desgracia. Un poco de historia sobre el porqué de un día que -al igual que el viernes 13- despierta muchas supersticiones.

Para la cultura anglosajona el día de la mala suerte es en realidad el viernes 13, pero los países hispánicos adoptamos el martes 13 como jornada fatídica. La superstición en torno a estos dos días en particular puede provenir del viejo refrán romano que reza: "Giorno di Venere, giorno di Marte, non si sposa e non si parte", algo así como "Día de Venus, día de Marte, no hay que casarse ni partir de viaje".

La triskaidecafobia (el temor irracional al número 13) estará a la orden del día este martes, con muchos esperando la fatalidad a la vuelta de la esquina. Tanto el martes como el viernes 13 comenzaron a adquirir un significado negativo a partir del siglo XIX. Las explicaciones son variadas: algunos apuntan su origen a la Última Cena, ya que Judas, el apóstol número trece, fue el instrumento de la traición a Jesucristo. También se puede buscar las causas en las leyendas nórdicas, que hablan de trece espíritus del mal, en el esoterismo (por ejemplo, el 13 en el Tarot es la muerte) o la venida del Anticristo, del capítulo 13 del Apocalipsis.

Fue un martes 13 cuando se produjo la confusión de idiomas en la Torre de Babel, lo que explicaría la connotación negativa del martes, además del número 13. También se lo relaciona con el dios griego Marte, deidad de la muerte y la destrucción. Para los angloparlantes, como aclarábamos, la combinación nefasta es con el viernes, por tratarse del día en que fue crucificado Jesucristo.

La fobia también puede provenir de los celtas, normandos y vikingos, que tenían al 13 como número fatídico.

Hay una leyenda nórdica que cuenta que Balder, la máxima deidad celta, había invitado a 11 dioses a un banquete; pero Loki, el espíritu del mal, se coló y sumaron 13 comensales. El resultado: en la lucha que se produjo para expulsar a Loki, Balder encontró la muerte.

Lo cierto es que la superstición ya estaba arraigada en Europa al comenzar la era cristiana. El mito fue reforzándose culturalmente, y hoy en día muchísimas personas en el mundo evitan los martes o viernes 13 para muchas actividades. Tan es así que se calculan pérdidas millonarias en la industria aeronáutica a causa de la cantidad de personas que deciden no viajar en estos días.