Contenido creado por Lorena Zeballos
Libros

Sira empoderada

María Dueñas y el regreso de “Sira”: “Conserva su carisma, conserva su personalidad”

Conversamos con la autora española del regreso de Sira y el peso de la historia en sus novelas.

08.05.2021 10:00

Lectura: 7'

2021-05-08T10:00:00
Compartir en

Por María Noel Domínguez

Desde el éxito de El tiempo entre costuras, María Dueñas, se despidió de Sira, su personaje en la novela a la que sin embargo acompañó a la televisión, donde continuaron los éxitos y el fortalecimiento de la historia.

Pero María escribió otras novelas en el camino, que también pasaron a la pantalla y que, por supuesto, fueron elogiadas por la crítica y los lectores.

12 años después, vuelve Sira y María Dueñas se tomó su tiempo para hablar en una entrevista compartida, con varios periodistas y comunicadores hispanos, en los que incluyó a Montevideo Portal.

La vuelta

Sira vuelve 12 años después de El tiempo entre costuras y surgen enseguida las preguntas de qué cambios tiene el personaje.

En ese sentido, María afirma: "No vamos a encontrar un alma diferente en ella. Conserva su carisma, conserva su personalidad, su encanto. Pero ha evolucionado mucho. Cuando la conocimos era una joven costurera un poco inocente, un tanto incauta, siempre bajo el ala de su madre que se deja engañar en cierta forma por un canalla como Ramiro Arribas que la lleva a Marruecos y trastoca su vida. A partir de ahí es un camino de reconstrucción de Sira en el que va a evolucionar mucho, pero siempre lo va a hacer porque alguien la empuja o arrastra y así la despedimos al final de El tiempo entre costuras".

"Ahora arrancamos con Sira en el mismo momento donde la dejamos. Estamos justo al fin de la Segunda Guerra Mundial. Ella sigue con una relación sentimental con Marcus y algo va a suceder que la va a alterar totalmente. A partir allí va a ser casi un proceso de reconstrucción en el que ella va evolucionando cada vez más como como mujer y como ser humano. Ahora ya no se deja arrastrar con tanta facilidad es una Sira más madura pero también un poco más endurecida por las circunstancias de la vida. Además, va a tener un hijo con lo cual, aumenta su carga de responsabilidad. La vamos a querer igual nos va a gustar igual, pero es una mujer mucho más hecha que tiene otras prioridades y pisando firme hacia el futuro".

Muchas veces le han preguntado a María por la continuidad de Sira y ahora la pregunta es por qué vuelve 12 años después.
"Yo no tenía creo que la fuerza ni la intención de seguir pegada a Sira tanto tiempo. No creo que hubiese sido capaz de escribir una buena continuación, por lo cual decidí arriesgarme con el resto de las novelas", respondió.

Pero volvió de la manera más simple a raíz de un viaje a Tánger. "Nos volvimos a cruzar en el camino y yo pensé que era el momento oportuno y verdaderamente el reencuentro ha sido muy grato. Estoy contenta con el resultado", contó la autora.

Sira y su tiempo

A lo largo de esta nueva entrega, Sira recorre varios países y en uno de sus viajes, vuelve a España a raíz la comentada gira de Eva Perón.

Con su estilo particular, María Dueñas habla de historia, recrea una época con precisión y delicadeza y presenta a una Evita segura junto a una Argentina en su esplendor.

"En esos momentos de oscuridad, Argentina fue el único país que tendió una mano a Franco bueno por afinidad histórica y hermandad histórica. Así fue como como Franco invitó a Perón a un viaje a España para agradecer esta ayuda que ofrecía para digamos terminar de cerrar todos los pactos comerciales que había entre ellos. Era un viaje obviamente interesado más allá de la pura cortesía. Perón decidió no viajar, pero envío a Evita y aquello supuso en España un gran acontecimiento porque la gente se echó a las a las calles enloquecida, fue portada de todos los diarios, estuvo en boca de todo el mundo, la gente empezó a ponerle Eva a sus niñas. La veía como si viniera Papá Noel Navidad trayendo regalos. Por todas partes se decía que esa señora iba a conseguir traer a España barcos llenos de trigo, arroz, carne y de hecho se cerraron acuerdos comerciales muy interesantes y estuvo llegando la ayuda argentina hasta el año 50", detalla la autora. "Lo que tuve claro desde el principio que no iba a hacer en ningún momento una valoración política analítica de su papel histórico. Solamente me circunscribo a cómo fue su viaje a España".

Una de las particularidades de María Dueñas es la delicadeza con la que recrea los tiempos y lugares donde viven sus personajes. Algo de eso estuvo comentando en la entrevista:
"Yo me documento mucho para mis novelas, pero es porque lo disfruto enormemente. Para mí es casi la mejor parte del proyecto de escribir una novela. Escribir no significa poner en una página capítulo 1 y arrancar una primera frase. Para mí una novela es un proyecto mucho más grande que me lleva a documentarme, a leer, a viajar, a oír un determinado tipo de música, conocer gente, visitar lugares muy concretos".

"Yo utilizo información por todas partes. Por mi bagaje académico uso fuentes ‘más canónicas', más ortodoxas, ensayos, libros de historia, libros escritos por grandes especialistas... pero también leo novelas escritas en la época para tener una idea de cómo era aquel mundo, busco imágenes, y ahora he tenido la suerte de que como ya estamos en el año 47 hay mucho material gráfico. Hay muchísimas fotografías y documentales cinematográficos. Luego incluso busco cosas casi anecdóticas que para mí son importantes como menús de la época, billetes de barco, de avión, publicidad de los hoteles, prensa, etc.".



El peso de la historia

Ahora, para entender el mundo en que se mueve Sira, hay que hablar de ese mundo y María lo hace durante todo el texto y en todos los lugares transcurre esta historia. Pero lo hace de manera tan sutil, que para el lector acompaña mientras se sumerge en ese mundo que quedó después de la Segunda Guerra Mundial.

"La gente tiene claro lo que quiere en una novela y no es lo mismo que en un libro de historia. Lo que intento hacer con esta documentación que junto es comprimirla, casi pulverizarla y después la voy esparciendo por el texto. Cuando se trata de momentos históricos trascendentes como ocurre, por ejemplo, en estos momentos previos al nacimiento del Estado de Israel en Palestina, tengo que poner un poco a los lectores en antecedentes. Esas cargas de documentación están diluidas de manera que no entorpezcan la lectura, que no entorpezcan el avance de las tramas y que tampoco sobrecarguen ni a los personajes ni a los lectores".

Sira

La Segunda Gran Guerra llega a su fin y el mundo emprende una tortuosa reconstrucción. Concluidas sus funciones como colaboradora de los Servicios Secretos británicos, Sira afronta el futuro con ansias de serenidad. No lo logrará, sin embargo. El destino le tendrá preparada una trágica desventura que la obligará a reinventarse, tomar sola las riendas de su vida y luchar con garra para encauzar el porvenir.

Entre hechos históricos que marcarán una época, Jerusalén, Londres, Madrid y Tánger serán los escenarios por los que transite. En ellos afrontará desgarros y reencuentros, cometidos arriesgados y la experiencia de la maternidad.

Sira Bonnard -antes Arish Agoriuq, antes Sira Quiroga - ya no es la inocente costurera que nos deslumbró entre patrones y mensajes clandestinos, pero su atractivo permanece intacto.

Vuelve Sira, carismática e inolvidable. Vuelve la protagonista de El tiempo entre costuras.

Por María Noel Domínguez