Cultura

A todo color

MURAL EN PLAZA DE POCITOS

Una plazoleta del barrio Pocitos es escenario de una transformación: varios jóvenes, dirigidos por el artista Ricardo Yates, pintan el "mural más grande del Uruguay" para hacer del rincón el "lugar más lindo de Montevideo.

Lectura: 4'

2007-11-02T16:33:00
Compartir en
Los vecinos de Pocitos pasan y miran desconfiados. Dicen que no pueden creer que los "vagos del barrio" estén trabajando. La plaza, o callejón, como la llaman los vecinos, de Eufemio Masculino, entre Zubillaga y De los Santos Recarte, vive una pequeña conmoción. Andamios, latas de pintura, gente de mameluco o con el torso desnudo yendo y viniendo, pintando. Un mural que, según cuenta el artista plástico Ricardo Yates, es un regalo para sus hijos y para el barrio, una ofrenda, una manera de amigar a los más jóvenes del barrio con el entorno, y la intención de crear "el lugar más lindo de Montevideo".

El artista explica que tenía la idea de pintar el mural desde hace tiempo. "Ya tenía esta idea psicodélica, había hecho una cosa así. Tenía en la cabeza la idea de hacer esto hace tiempo. Este es el barrio de mis hijos, que están en España, y yo quería pintar esto para que cuando volvieran encontraran esto más lindo, y hacerlo con los gurises del barrio, los amigos de ellos".

Comenzó el proyecto hace más de un año, pero le costó reunir los recursos. La mano de obra, "los brazos", como dice Yates, estaban, pero faltaba dinero y pinturas. Finalmente consiguió el apoyo de Pinturas Inca y Cerveza Patricia. Yates explicó que "el 7 de junio del años pasado terminé el cuadro (el que dio origen a la obra), y fue todo meter y meter, y meter. Me ayudó mucho Muma Sebasti, que es una arquitecta recién recibida, que hizo de esto un proyecto, y Pepe Álvarez. Yo solo no podía haberlo hecho, era imposible".

Yates dice que probablemente este sea el mayor mural pintado en Uruguay: las dos paredes que rodean la plazoleta, y el piso, todo va a pasar bajo el pincel del pintor y sus ayudantes. "Nunca hice un mural tan grande, creo que es el más grande del Uruguay. No sé si hay uno más grande, y si no es, esta ahí son más de 600 metros entre las dos paredes, sin contar el piso, que lo vamos a pintar de blanco y negro, como un damero, pero con movimiento, que no sea tan exacto".

Las intenciones, tanto de Yates como de sus colaboradores, es crear en la plaza un espacio de esparcimiento, para niños, jóvenes y adultos, borrar la imagen que tiene la plaza de ser el lugar donde "van los vagos del barrio a fumar y a tomar cerveza". "Lo pensamos terminar antes del 15 de diciembre, y después me gustaría manguear, y nosotros ponemos el laburo, para poder hacer un cantero de pasto. Pero despacito por las piedras, primero vamos a pintar, y después vamos a ver si alguien colabora para llegar a lo que queremos", explica el pintor.

Claro que, con viento en la camiseta, los proyectos se vuelven más ambiciosos, aunque todo requiere de tiempo y esfuerzos. "Queremos hacer algo parecido en otros lugares. Tengo varias ideas en la cabeza. El mural que tengo pensado, y que me va a llevar más tiempo, es una nueva versión del Éxodo, pero no tiene nada que ver con este asunto tan "psicodélico", es algo más bien realista. Muy poco color, carbonilla, una cosa muy fuerte, y hacer dos versiones: una del clásico Éxodo del Pueblo Oriental, de Artigas, y uno nuevo, que es el de mis amigos que se fueron al exterior, y en vez de arrastrar carretas llevan muebles, bolsos, containers, de todo. Las imágenes son todas de gente que existe, que vive por ahí. Desde Nueva Zelanda a Estados Unidos, a base de fotos, es un trabajo grandísimo de producción".

Para celebrar el inicio y pronta finalización del trabajo, el domingo 4 tocarán en la plaza los grupos Vinilo y Orgánica, y para el 8 de diciembre, aniversario de la muerte de John Lennon, habrá una reunión de artistas para rendir homenaje al genio de Liverpool.



Montevideo Portal