Cultura

Escritos en el aire

MUESTRA EN EL CENTRO CULTURAL DE ESPAÑA

La Biblioteca de Babel X es el nombre de una instalación compuesta por decenas de libros de toda clase, cuya disposición desafía la gravedad y las convenciones artísticas. Montevideo Portal visitó la muestra y habló con José Díaz Rábago, el creador de la original obra que se exhibe en el CCE. Fotos.

08.07.2008

Lectura: 5'

2008-07-08T15:58:00
Compartir en

Al asomarse al primer piso del CCE, el visitante se topa con una visión que semeja la pesadilla de un bibliotecario, o quizá el infierno de un archivista, o ambas cosas a un tiempo.
Abiertos, cortando el aire en todas direcciones, decenas de libros flotan inmóviles, como si tras una explosión repentina de los anaqueles, hubiera sobrevenido un congelamiento, una detención que negara el tiempo y las leyes de la física.

Heridos por alambres, atravesados en hojas y portadas, libros de todo tamaño y aspecto permanecen supendidos a lo ancho y alto de tres pisos, negando con su caos el principio de orden que supone una biblioteca.

"Cuando levanto un libro lo único que quiero es robarle el peso, conquistar un espacio y quitarle la ley de la gravedad" ha explicado en más de una ocasión José Ignacio Díaz Rábago, polifacético artista plástico que exhibe en el Centro Cultural de España la décima edición de su Biblioteca de Babel.

En dialogo con Montevideo Portal, Díaz Rábago habló acerca de su relación con Uruguay. "Yo vine antes, en el verano de aquí, y ya tenía algunos contactos. Uno de ellos era el CCE. Hablé con la directora de exposiciones, Patricia Bentancur, a ella le gusto mi trabajo y a mí me pareció el lugar ideal para exponer el tipo de instalaciones que he hecho, por eso es que ahora estoy aquí.


Libros y más

"Yo no hago únicamente instalaciones con libros", refirió el artista, explicando que desde 1985 "vengo haciendo todo tipo de instalaciones, y además soy pintor y escultor. En el año 1995 hice mi primera instalación con el tema de los libros en la galería NIkki Diana Marquardt en París. A partir de allí he desarrollado diez exposiciones en lugares públicos con La Biblioteca de Babel. Generalmente se lleva a cabo en los halls de las grandes bibliotecas, o en otros espacios no convencionales, no en las salas de exposición. La idea es que la muestra esté entremezclada con la vida diaria del lugar."

Nada es gratis en la vida

"Montevideo fue el primer sitio en el que tuve que comprar los libros." Contó Díaz Rábago, quien explicó que en el resto de las ocasiones que ha organizado muestras "nos los facilitan porque las bibliotecas públicas tienen superávit de libros, dado que tienen ediciones repetidas ocupando espacio de manera innecesaria, ya sea en los sótanos o en los lugares donde almacenan y clasifican. Casi todas las bibliotecas se están modernizando y pasan a formato digital buena parte de los archivos, por lo que hay gran cantidad de libros sobrantes, que o bien se venden o acaban siendo tirados. Aquí los hemos comprado a un precio muy asequible gracias a la librería Patio Biarritz."

En París, asegura Díaz, la mayoría de los anticuarios va a un sitio llamado El Pilón, donde se tiran todos los libros excedentes. Libros se tiran a montones.


Lo que se dice

Respecto a la acogida de su exposición, el plástico opina que "la gente que la ha visto le ha gustado bastante, aunque yo no la he seguido mucho porque estoy haciendo una escultura para la fundación Pablo Atchugarry, por lo que he pasado de una tarea a la otra, a partir de los comentarios recibidos, es que la acogida ha sido muy buena."

Muchas manos

Montar una exposición como La Biblioteca de Babel no es tarea menor. Díaz Rábago cuenta que "esta vez hemos sido seis o siete, depende del tiempo del que se disponga y la complejidad del proyecto, pero generalmente se trabaja en equipo, no es una tarea que alguien pueda hacer individualmente, aunque en alguna ocasión me ha tocado montar la muestra casi solo. Generalmente una instalación se monta en dos días, pero con un mes de preparación. Esta fue un poco más rápida, ya que pudimos hacerla en 15 días.

Acerca del mañana

Díaz permanecerá en Uruguay hasta fines de mes, "cuando montaremos la escultura en la fundación que Atchugarry tiene en Manatiales. Después creo que volveré en diciembre, porque se supone que daré un taller y una conferencia a modo de epílogo de la exposición. Ese será mi tercer viaje
a Uruguay."

José Ignacio Díaz Rábago Villar nació en Madrid en 1950. Cursó estudios de Filosofía Hispánica y de Artes Plásticas. Reside en Copenhague desde 1978. Formado como pintor y escultor, Ignacio Rábago se especializa, desde 1985, en instalaciones de gran formato.

La Biblioteca de Babel puede verse hasta diciembre en el CCE, Rincón 629.

Gerardo Carrasco/Montevideo Portal.

Montevideo Portal