Cultura

Armonía ciudadana

García Vigil Ciudadano Ilustre

En una ceremonia realizada en la Junta Departamental, el Maestro Federico García Vigil fue distinguido como Ciudadano Ilustre de Montevideo. "Que me reconozcan con un título así, un poco exagerado quizá, pero es el rótulo que tiene, me hace sentir muy bien y muy arraigado a esta ciudad que quiero tanto y es donde voy a vivir toda mi vida", dijo a Montevideo Portal.

30.06.2010 11:40

Lectura: 5'

2010-06-30T11:40:00
Compartir en

La Junta Departamental realizó un acto de Homenaje, declarando Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Montevideo al Maestro Federico García Vigil. Sobre el cierre del evento actuó el Director y solista Víctor Szilagyi junto a las cuerdas de la Filarmónica de Montevideo, quienes interpretaron "Las cuatro estaciones porteñas" de Astor Piazzolla.

En diálogo con Montevideo Portal, el director de orquesta más destacado del país dijo que valora mucho esta distinción. "Realmente me quedé muy emocionado. Que la ciudad donde nací me declare Ciudadano Ilustre es muy lindo, es una ciudad que yo quiero mucho, estoy muy feliz de haber nacido en ella y la conozco de cabo a rabo, porque en todos estos años con la Filarmónica llevamos los conciertos sinfónicos a los barrios".

García Vigil agregó que Montevideo "es una ciudad que me demuestra su afecto en la calle, en el super, en el estadio, en fin, en todos los espacios que uno transita cotidianamente. Que me reconozcan con un título así, un poco exagerado quizá lo de 'Ciudadano Ilustre', pero es el rótulo que tiene, me hace sentir muy bien y muy arraigado a esta ciudad que quiero tanto y es donde voy a vivir toda mi vida", agregó.

En su larga trayectoria, García Vigil viajó y viaja por todo el mundo, pero según afirma lo une un sentimiento muy especial con su ciudad natal. "Los montevideanos tenemos una manera de ser especial, que es diferente a la del resto del país incluso. Montevideo genera ciudadanos de una calidad especial, y yo he vivido dentro de ese clima, de ese ambiente y de ese orgullo de ser montevideano", dijo.

"Cada vez que hago algo más o menos bien hecho en el exterior siempre pienso en hacerlo en mi ciudad, en mi país", agregó, destacando que actualmente la capital ofrece espacios muy propicios a las artes líricas y sinfónicas, sobre todo luego de la inauguración del Auditorio Adela Reta, "un auditorio excepcional en Sudamérica". "Tenemos la posibilidad de transformar a Montevideo en una real capital cultural de América del Sur", sostuvo el maestro.

Sobre sus proyectos actuales, García Vigil informó que está totalmente dedicado al próximo estreno, en agosto, de la ópera "Las Bodas de Fígaro" de Mozart, "una gran ópera que hace mucho que no se presentaba en nuestro país y tengo el gusto y honor de haber sido designado para dirigirla". La obra se presentará en el Teatro Solís, con un elenco y co-dirección internacional.

Luego, en octubre, realizará una verdadera maratón "Mozartiana", con la visita desde Suiza del violinista Amiram Ganz, con el que ofrecerán en el Auditorio Adela Reta, y en una misma noche, los cinco conciertos para violín del afamado autor.

Federico García Vigil nació en Montevideo el 5 de enero de 1941. A temprana edad comenzó sus estudios de piano en el Conservatorio Guillermo Kolischer. También estudió armonía, composición y orquestación con los maestros Fabio Landa, Jiri Bortlichek y Charles Schwartz respectivamente.

Obtuvo una beca para estudiar en Buenos Aires con el maestro Simón Blech y la Embajada de Francia en Uruguay lo invitó a proseguir estudios en el conservatorio de Estrasburgo con maestro Jean-Sebastian Bereau y en la Universidad de París con Pierre Stoll. En Europa fue invitado por los gobiernos Alemán y Británico para continuar su formación como Director de Orquesta en esos países.

Ha dirigido casi la totalidad de las orquestas sinfónicas de Latinoamérica. En Estados Unidos dirigió las Sinfónicas de Wisconsin, Georgia, Greenville, Chicago, Pórtland y Vancouver. En Europa, las Sinfónicas de Córdoba, Madrid, Palma de Mallorca, Estocolmo, Varsovia y Bucarest. En Japón, la Orquesta Sinfónica NHK de Tokyo.

Fue Director titular de la Orquesta Sinfónica Municipal de 1985 a 1990 y de la Sinfónica de Bogotá de 1991 a 1994, siendo además Agregado Cultural de la Embajada de Uruguay en Colombia. Fue distinguido junto a los maestros Isaac Karabtchevsky y Simón Blech para dirigir la Orquesta Sinfónica de San Pablo en el Encuentro Sinfónico Internacional "Mercosur Cultural" en setiembre de 1996.

En su labor como Director de Ópera, estuvo al frente de los Cuerpos Estables de la Ópera de Catalunya, Teatro Principal de Palma de Mallorca, Teatro Colón de la Ciudad de Bogotá, Teatro Teresa Carreño de Caracas, Teatro Argentino de La Plata, Teatro del Libertador de Córdoba y Teatro Solís.

Junto a la Filarmónica ha realizado diversas giras internacionales actuando en los Teatros Municipales de Río de Janeiro, San Pablo, Santiago de Chile, Auditorio de la Biblioteca de Alejandría y Ópera House de El Cairo.

En Uruguay se ha hecho merecedor de varios galardones por su labor artística: Florencio, Fabini, Morosoli, Iris de Oro, Fundación Bank Boston, AEMUS-BAW, y en Francia obtuvo el Primer Premio de Dirección de Orquesta en Estrasburgo.

Desde 1993 es el Director Titular de la Filarmónica de Montevideo y se desempeña como Catedrático de Dirección Orquestal en la Escuela Municipal de Música y en la Universidad de la República.

Por su aporte a la cultura ha sido reconocido internacionalmente a través de diversas distinciones de honor: Ordre du Mérite Culturel (Ministerio de Cultura de Polonia, 2003); Ciudadano Ilustre (Santiago de Chile, 2003); Premio a la Trayectoria Artística y Humana otorgado por el Foro Iberoamericano de las Artes de la Universidad de Alcalá de Henares (España, 2003); Medalla al Mérito Cultural (República de Colombia, 2004); Chevalier dans l'Ordre des Arts et des Lettres (Ministerio de Cultura de Francia, 2005).

Montevideo Portal