Contenido creado por Gerardo Carrasco
Curiosidades

Es un sentimiento, no puedo parar

Futbolista pidió a su hermano que lo sustituyera en su boda debido a “partido importante”

Oriundo de Sierra Leona y residente en Suecia, el deportista demostró un verdadero amor por la camiseta.

11.08.2022 14:26

Lectura: 2'

2022-08-11T14:26:00
Compartir en

El mes pasado, el futbolista sierraleonés Mohamed Buya Turay, de 26 años, abandonó la liga china de fútbol luego de recibir una atractiva oferta del Malmö FC, en Suecia.

El trato se cerró el 22 de julio, y el club solicitó a su nuevo fichaje que se incorporara cuanto antes al equipo, dado que contaban con él para un partido muy importante. El problema consistía en que Toray ya había planeado su boda y fijado fecha, y no tenía forma dar marcha atrás en eso.

Sin embargo, y deseoso de no causar una mala primera impresión en su nuevo equipo, optó por una solución a mitad de camino: se quedó en Suecia y tramitó poderes legales para que su hermano lo representara en el casamiento, que se llevó a cabo en el lugar y día previstos.

“Nos casamos en Sierra Leona el 21 de julio, pero no estuve allí porque el Malmö me pidió que viniera antes”, dijo Mohamed Buya Turay en declaraciones al periódico sueco Aftonbladet.

“Tomamos fotos de antemano, por eso parece que yo estaba allí, pero no lo estaba, mi hermano tuvo que tomar mi lugar en la verdadera boda”.

Efectivamente, Turay y su compañera, Souad Baydon, aparecen juntos en tres fotos publicadas en redes sociales y alusivas a la ceremonia, pero el futbolista aseguró que fueron tomadas con anterioridad.

Por otra parte, en las mismas redes se pueden ver varias fotografías de la ceremonia verdadera, donde el hermano de Buya posa junto a la novia en momentos destacados de la celebración, como el momento de cortar el pastel.

Ahora, y ya legalmente casado con Souad, el futbolista ultima detalles para que ella se le una en Suecia

“Ahora Intentaré mudar a mi esposa a Suecia, a Malmö, para que esté cerca de mí. Vivirá aquí conmigo”, aseguró.