Entrevistas
Puro verso

Entrevista José Milton Alanís, Pepe Veneno

"Son poemas que podrías haber escrito vos, o una muchacha, o un veterano, o una novia en algún tablado de barrio" dijo a Montevideo Portal José Alanis, más conocido como Pepe Veneno. El histórico director de La Soberana acaba de lanzar su poemario "La Murguéz Urbana".
24.03.2009 21:40
2009-03-24T21:40:00
José Alanís, más conocido en el ambiente carnavalero como Pepe Veneno, nació en Montevideo en 1939. Durante toda su vida dedicó tiempo, pasión y razón al carnaval.
Desde comienzos de ls '60 escribió para numerosas agrupaciones, como "La Farola" o "Los amantes al engrudo". En 1969 fundó junto con sus hermanos el proyecto artístico por el que más se le recuerda: la legendaria murga "La Soberana".

Con el advenimiento de la dictadura militar, conoció la cárcel. Luego de tres años de reclusión, se exilió en Suecia, país en el que estuvo radicado hasta hace cuatro años.

El pasado lunes, Pepe Veneno lanzó en el Museo del Carnaval su primer libro de poemas, llamado "La Murguéz Urbana".

"Desde hace mucho tiempo escribo poesía y cuento breve" explicó Alanís. "Ya durante mi exilio en Suecia compuse varios poemas, y luego de mi regreso hace cuatro años, continué escribiendo". El autor dijo que luego de haber creado una treintena de poemas " realicé una selección y resolví hacer una edición de esta Murguéz Urbana".

Una vez escogidos los poemas, llegó el momento de buscar el modo de publicarlos. Pepe Veneno refirió a Montevideo Portal que "en un encuentro con Fernando González, Director de Turismo de la IMM, le planteé la posibilidad de que la Intendencia realizara algún tipo de auspicio. Entonces se decidió hacer el lanzamiento en el Museo del Carnaval, cosa que a mí me pareció muy bien, por ser afín a la temática del libro".

El veterano murguista agradeció también " la ayuda de la Comisión Directiva de Daecpu, de la cual soy Prosecretario", sin olvidar "el importante apoyo por parte de mis compañeros y compañeras de la Comisión de Cultura de Daecpu, de la cual soy responsable".

Alanís refirió que la obtención de ese respaldo material y afectivo lo estimulo para concretar el lanzamiento. Explicó que los primeros ejemplares, de un tiraje total de 500, se venderán en locales Abitab del oeste de Montevideo, en barrios como La Teja, Paso Molino y Cerro "para luego extenderse por el resto de la ciudad".

Señaló asimismo que "ante la gran demanda surgida, seguramente habrá que realizar una nueva edición", y de seguro se realice otra ceremonia de lanzamiento, "posiblemente en Daecpu, o en la Casa de los Escritores, de la cual soy miembro".

En cuanto a las características de la obra, el autor dijo que se trata de un poemario, aclarando que "no son versos carnavaleros, ni tampoco es autobiográfico", aunque reconoció que sus versos "transitan a veces los caminos de la nostalgia", y consciente del valor de los ejemplos, acometió de inmediato uno de los poemas del libro:

Se me escapa de las manos la murguéz,
Casi libélula, cuasi mariposa, gorrión multiplicado
Se me escapa de las manos y se trastoca
Se convierte en despedida volátil, alada nostalgia que nos deja
Y no interesa que sea joven la murguéz
Ni veterana la murguéz
Basta que tenga alas libertarias, anhelos de volar
De andar sin dueños
De ser como ella misma, de elegir los colores y los tonos
Para pintarse el rostro en las mañanas
De ponerse un vestuario casi inédito
Inaugurando la cabriola única descubierta en lo ancho del pecho
Una redonda voz casi alarido, saliendo a recorrer los escenarios
Si un día se te escapa la murguéz no la busques, no salgas a la calle
Ella andará libre y fresca, renovándose
Aleteando nerviosa y fresca
Bajo el sol primaveral de los domingos.

Tras una breve pausa de efecto, el escritor explicó que se trata de poemas que, en algunos casos "podrías haberlos escrito vos, o una muchacha, o un veterano, o una novia en algún tablado de barrio". Informó también que se ocupa actualmente en la creación de un segundo volumen de "Murgueces", aunque se trata de un proyecto "para más adelante".

En cuanto a trabajar al frente de una murga, Alanís explicó que de momento "no está haciendo nada" debido a su desempeño en la directiva de Daecpu. "Lo que sigo haciendo cotidianamente es escribir" dijo.

A pesar del "alejamiento oficial", el veterano murguero continúa despuntando el vicio de la composición. "No estoy del todo divorciado de la labor carnavalera". dijo, y recordó que "compuse tres temas para Yambo, y el milongón que cantó Charo es de mi autoría, así como todos los enganches y nexos del espectáculo de Yambo, y escribí el Candombe de la Fonoplatea", enumeró.

Montevideo Portal