Curiosidades

Espacio Yorugua

De cuando el cine transformó a Uruguay en una dictadura y la crisis diplomática que generó

Se cumplen quince años de que Steven Seagal protagonizó una película “situada” en nuestro país y que indignó al mismísimo Tabaré Vázquez.

09.04.2020 15:55

Lectura: 2'

2020-04-09T15:55:00
Compartir en

El video completo de Espacio Yorugua lo ves al final de la nota.

En este 2020 se cumplen 15 años de una de las películas más infravaloradas para nuestro país. Hablamos de "Sumergido: alerta total", una película de Steven Seagal que se supone que está situada en Uruguay, pero que fue filmada en Sofía, la capital de Bulgaria. Y de ahí comienza la catarata de errores.

Esta película originalmente no tenía nada que ver con Uruguay; de hecho, era de horror y ciencia ficción. Según el propio director Anthony Hickox, el guión era como la película "La cosa" pero en un submarino. El protagonista era un capitán viejo y borrachín, y hasta tenían diseñado a los monstruos, pero el submarino se hundió cuando entró al proyecto el reconocido actor Steven Seagal.

En el 2004, la estrella de acción estaba pasando por una mala racha de películas que bajaron su reputación. A Seagal supuestamente le gustaba el guion original, pero tres semanas antes de filmar, llamó al director y le dijo: "No creo que esta película tenga que ser en un submarino y quiero una escena en una Opera, además, decidí que no me gustan ni los aliens ni los monstruos y que no quiero ningún monstruo en la película".

Este era el caldo de cultivo perfecto para hacer una película completamente errónea sobre nuestro país, que, entre otras cosas, nos presentaba como una dictadura tropical en un país lleno de ruinas aztecas. Y que generó hasta una crisis diplomática y geopolítica con Tabaré Vázquez a la cabeza...

En este primer episodio de Espacio Yorugua, Martín De Benedetti nos cuenta el contexto en el que se realizó esta "película", si se la puede llamar así, sus numerosos errores y los efectos colaterales que generó su estreno en nuestro país. De yapa, una carta que fue el colmo de colmos.