Cultura

El Peyote Asesino está acá

Con Santullo sobre la nueva canción de Peyote Asesino, adelanto de su próximo disco

"Cuando todos están festejando, Peyote te recuerda todo lo que puede salir mal. Y que va a salir mal": el grupo estrenó "Vos no me llamaste".

09.10.2020 14:02

Lectura: 6'

2020-10-09T14:02:00
Compartir en

La breve e intensa odisea de Peyote Asesino es bien conocida por todos. Hizo historia a mediados de los noventa con dos discos potentes de estilo inusual en estos lares, que mezclaban rimas ingeniosas y muchas influencias con virtuosismo (desde hip hop a rock alternativo o el metal). Estuvo entre los primeros grupos de rock locales en tener un reconocimiento internacional amplio (de la mano de Gustavo Santaolalla), ascendió rápido, se agotó de igual forma y murió antes del cambio de siglo.

Generaron una legión de culto, en 2009 volvieron a juntarse y desde entonces han tenido reapariciones ocasionales, pero con poca música nueva. Para los viejos y nuevos fans, la espera terminó: la banda de Fernando Santullo, Juan Campodónico, Daniel Benia, Carlos Casacuberta y Pepe Canedo acaba de estrenar el single "Vos no me llamaste" (el video se presenta este viernes de tarde), adelanto de su tercer disco, que saldrá 22 años después del exitoso Terraja.

"Vos no me llamaste pero igual acá estoy", canta sugestivamente Santullo en la canción, que empieza con un ritmo engañoso para dar paso al muro usual de guitarras de Peyote y los juegos de palabras que se volvieron parte de su sello característico.

"Vos no me llamaste" es una declaración de intenciones pero no va dirigida a nadie en particular, cuenta Santullo a Montevideo Portal. En todo caso, "al universo, a la idea medio delirante de volver a hacer canciones para Peyote después de 22 años". "Es una especie de declaración de intenciones respecto a nuestro propio potencial, a la duda de saber si esos temas saldrán", explica.

El Peyote recurrió a lo que en el hip hop se llama dissing, que es escribir una canción denigrando a algún otro rapero, dice Santullo. Solo que "acá es una especie de dissing genérico, una relajada general sin demasiada dirección, una especie de chiste sobre el propio dissing". "Un poco onda a ver quién mea mas lejos, con todo lo infantil que tiene eso. El Peyote siempre ha jugado con las reglas de los géneros musicales que utiliza, con los géneros que se cruzan en sus canciones. En estos nuevos temas también pasa un poco eso, en particular en "Vos no me llamaste", aclara.

Tampoco apunta al comentarista de las redes sociales, un mundo que no existía cuando El Peyote se inició pero que no fue un catalizador particular para el nuevo disco.

"No creo que haya influido más que cuando las charlas eran cara a cara. De alguna forma, la visión medio ‘por la negativa' que tenía Peyote se mantiene. Y es un poco ese juego que te decía antes: cuando todos están festejando, Peyote te recuerda todo lo que puede salir mal. Y que va a salir mal", dice al cantante.

En realidad, agrega, "las redes son un poco así, dependiendo de que red se trate". "En algunas, la gente suele ir a volcar su frustración, en otras es al revés, va a buscar cosas que le interesan, que la estimulan. La diferencia es que todo lo que era mediado por las relaciones personales, es decir, que era mas selectivo, donde vos elegías que charlar y con quien, ahora es inmediato y más bien despersonalizado. En todo caso, sobre las redes pende la misma pregunta que se hacía Michael Franti sobre la televisión: ‘¿es el reflejo o es el director?'", repregunta.

Elemental

"Yo siempre sentí que las letras de Peyote, a pesar de que en apariencia hablan de cosas concretas, muchas veces cotidianas o de la cultura popular, en realidad a lo que apuntan es a narrar o dibujar una insatisfacción mayor. Las letras de Peyote son en ese sentido el opuesto exacto de un manual de auto ayuda, son el registro de un malestar que es tan constante que lo mejor que uno puede hacer es no tomárselo demasiado en serio. Por eso el elemento humorístico siempre ha sido clave en Peyote; el humor le saca el carácter sagrado a las cosas, incluidas las cosas que nos ponen incómodos o no nos gustan", explica.

La nueva canción, al igual que el resto del nuevo disco, nació como parte de un proceso similar al que componían las canciones hace más de veinte años. "De alguna forma los temas de Peyote siempre fueron resultado de un proceso bastante específico y un poco aleatorio al mismo tiempo. Nadie sabe exactamente dónde va a terminar esa idea que uno trae al comienzo del proceso", dice Santullo.

En general, ese proceso comienza con Campodónico y Santullo arrancando con algunas ideas musicales y juntándose luego con Carlos Casacuberta para ver un poco más en detalle algunos aspectos de las letras y después cada miembro "se va incorporando a ese proceso en un punto específico".

"En ese momento comienza a construirse el filtro colectivo que te termina llevando a un tema de Peyote. No fue fácil volver a encontrar ese mecanismo, precisamente por su componente aleatorio. Pero creo que al final encontramos un lindo lugar desde el cual laburar, que se parece bastante al método que teníamos antes, y que logra que lo que sale al final sea un tema de Peyote", explica, aunque agrega que "capaz que tratándose de esta banda, decir que es ‘lindo' es un poco excesivo". "Pero sí que es un lugar, un proceso, que, eso creo, nos permitió conservar el espíritu de la banda y al mismo tiempo, tener frescura y sentido en el presente. Si no crees que podés lograr eso, yo creo que no te metes en el baile de hacer un disco", concluye.

El video de la canción se estrena el viernes a las 17 horas y puede verse en el siguiente enlace.


Grabado en Estudio Zorzal | Producido por Juan Campodónico | Ingeniero de grabación y mezcla, Julio Berta | Mastering, Ted Jensen.

Fernando Santullo (voz) | Juan Campodónico (guitarra y programación) | Carlos Casacuberta (guitarra y voz) | Daniel Benia (bajo) | Pepe Canedo (batería)

Participación especial de: Matías Rada (guitarra y voz) | Bruno Tortorella (teclados).

Fotos: Matilde Campodónico

Videoclip: Matías De León @lodelabuelo (Idea, dirección, edición, postproducción) | Andrés Pelacchi (Cámara).

Agradecimientos: Rodrigo De León, Luana Pérez y Andrés Pelacchi

Producción Ejecutiva: Gaucho