Curiosidades

Por un puñado de dólares

Canadiense se cambió de sexo para ahorrar en el seguro del coche

Asegura que los hombres no le atraen y que su modificación legal sólo tuvo un fin económico.
11.06.2019 08:18
2019-06-11T08:18:00
Compartir en

Un veinteañero canadiense decidió cambiarse legalmente de sexo para ahorrarse alrededor de 1.100 dólares canadienses (uno 29.300 pesos uruguayos) en el seguro del coche.

Cuando David, como se hace llamar el conductor para evitar problemas legales, fue a tramitar el seguro de su automóvil se enteró de que le costaría unos 4.500 dólares al año, una tarifa alta debido ciertos factores de riesgo: su juventud -23 años-, un par de accidentes en su historial. . . y su sexo, masculino.

Sorprendido por semejante tarifa, David preguntó a la compañía cuánto le costaría el mismo seguro en caso de ser mujer. Luego hizo cuentas y decidió que el cambio (legal) de sexo valía la pena.

Según informa el periódico español Público, para acceder al trámite el joven no tuvo que pasar por ningún proceso físico de reasignación de sexo. En ese caso, los gastos hubieran superado el ahorro, además de que, según dijo a CBC News, no le gustan para nada los hombres.

"Estaba bastante enojado por esta discriminación, así que pregunté a la agente de seguros si podía cambiar mi género en mi permiso de conducir. Me respondió que eso era imposible", explica.

Sin embargo, la ley canadiense no lo considera imposible ni mucho menos: todo lo que tenía que hacer para convertirse mujer era decirle al médico que se sentía mujer, o bien, que le gustaría identificarse como tal, y pedir una carta oficial que ulteriormente podría enviar al Gobierno para solicitar un cambio de género en sus papeles.

"Fue bastante sencillo. Básicamente, conté que me identificaba como mujer, y el doctor escribió la carta que necesitaba".

Unas semanas más tarde, envió la carta junto con otros documentos al Gobierno de Alberta, y recibió un nuevo certificado de nacimiento que le identificaba como mujer. Con su nueva identidad, el joven pudo cambiar también el género en su permiso de conducción, y ahorrarse 91 dólares al mes en su póliza de seguros.

"Me quedé impresionado, pero también aliviado -concluye la joven- Siento que vencí al sistema: soy un hombre al 100 por 100, pero legalmente soy una mujer. Lo hice únicamente por ahorrar en el seguro del coche".

En muchos países los seguros son más más baratos para las mujeres por un motivo bien claro: estadísticamente, ellas son más prudentes al volante y registran una menor siniestrabilidad. Sin embargo, esa situación ha ido cambiando. En Europa, por ejemplo, una normativa de la UE prohibió la práctica de abaratar el seguro de las conductoras por considerarlo discriminatorio para los hombres.

En Canadá no existe semejante prohibición, de modo que las aseguradoras siguen cobrando más a los conductores varones que a las conductoras. Según el Insurance Bureu de Canadá, los hombres menores de 25 años son más susceptibles de tener un accidente que las mujeres de la misma edad y, como resultado, sus seguros son más gravosos.