Contenido creado por Gerardo Carrasco
Vida de perros

Vida de perros, por Andrés Peirano

“Sólo le falta hablar”: comunícate con tu perro sin usar sonidos

El entrenador canino Andrés Peirano ofrece claves para una mejor comunicación entre canes y humanos.

22.10.2021 15:22

Lectura: 4'

2021-10-22T15:22:00
Compartir en

En su nueva columna, el entrenador canino Andrés Peirano -cuya cautivante historia podés conocer aquí- aborda una interesante forma de comunicarte con tu mascota.

                                                                                                                                                                                                        -.-

Comunícate sin sonidos

Muchas veces he hablado de la importancia de conocer y entender a nuestro compañero de cuatro patas, pero debemos comprender que su comunicación no es verbal sino corporal, nuestro perro se comunicara a través de su lenguaje corporal y nosotros podemos y debemos comunicarnos con él de la misma manera, para que exista entendimiento.

Si eres de esas personas que le habla a su perro y piensas que te entiende, lamento desilusionarte ya que lo único que tu perro está entendiendo es el tono de voz con el que le hablas y el lenguaje corporal que asocias por condicionamiento clásico o pabloviano, de ninguna manera su reacción se debe al entendimiento, los perros no hablan español.

Lo primero que aprende un perro en su etapa de imprinting, que transcurre desde que abre los ojos, a las dos semanas de vida, hasta que se realiza el destete y el proceso de desapego, a los dos meses de vida; son las señales de calma. Un sistema de comunicación basado en el lenguaje corporal y que le permitirá manifestar tanto su incomodidad como su satisfacción ante cada interacción social o situación de estrés que presente cualquier estimulo.

Como también he repetido en varias ocasiones, es de fundamental importancia nunca separar a un cachorro de su madre y sus hermanos antes de los dos meses de vida, cuando esto no sucede y se separa al cachorro de forma temprana son muchos los problemas comportamentales que se presentan.

Es por esto que por lo general es la suerte y la capacidad de cada individuo lo que define su comportamiento, en estos casos, y son más comunes los trastornos en perros adoptados que en perros comprados, pero no se confundan, adoptar es dar una segunda oportunidad a un ser que tuvo todo en contra durante su desarrollo por lo que lo convierte en un gesto muy noble y que defiendo; solo deberemos hacer las veces de “mamá perro” para enseñar esas cosas que debió aprender y por las duras circunstancias no hubo oportunidad.

Utiliza las señales de calma tanto para formar como para guiar a tu compañero de cuatro patas en cada situación, tú puedes utilizarlas de la misma manera que otro perro las utilizaría para pedir calma ante una situación estresante, para invitar a la interacción o para marcar un límite.

Las señales ante estímulos estresantes son muchas y depende de cada individuo cual elije para comunicarse, tu perro puede:

•          Bostezar

•          Relamerse

•          Lamido excesivo a humanos

•          Giros de cabeza y de ojos

•          Postura de seguridad o agresividad defensiva

•          Estereotipias o conductas compulsivas

Por el contrario, podemos identificar señales positivas, que invitan a la interacción o que simplemente dicen no soy una amenaza, señales tales como:

•          Empujar con el hocico buscando la interacción

•          Los ojos entrecerrados mostraran bienestar y seguridad en el perro

•          Olfatear el suelo hace ver al otro perro que es educado y no representa una amenaza, simula desinterés buscando llamar la atención hacia un interés común; un olor especifico

•          Caminar en círculos es la mejor manera de realizar el ritual de presentación

•          Estirarse invitando al juego y a la interacción reafirmando que no representa una amenaza

•          Quedarse quieto o estático mientras otro perro lo olfatea, los movimientos bruscos no son bien asociados por lo que el no moverse representa todo lo contrario

•          Sacudirse, el perro puede sacudirse el estrés para relajar la situación, el sacudón es un pulso, no un movimiento, este pulso comienza por el movimiento de la cabeza y se transfiere como una onda al resto del cuerpo hasta que termina en la punta de la cola

•          Ponerse panza arriba muestra sumisión, es la mayor expresión de entrega y busca mostrar al extremo que no representa ninguna amenaza

•          Orinar es una forma de marcaje de territorio, pero también es una forma de darse a conocer, para el perro puede ser su tarjeta de presentación, su forma de decir ‘hola este soy yo’

Si tienes dificultades para comunicarte de esta manera no verbal con tu compañero de cuatro patas te recomiendo que te apoyes en un adiestrador canino profesional o modificador de conducta para que te ayude en la correcta forma de comunicación y guiado de tu perro.

Andrés Peirano

apeiranok9h@gmail.com

Instagram: @tig_herodog