Entrevistas

Te vas a divertir

“Eléctrica” en Uruguay: “Es como hacer ‘Chiquititas’ pero con una base ácida y profunda”

Charlamos con Esteban Menis, Iair Said y Paula Grinszpan antes de su presentación en Montevideo, el 23 de octubre en Sala Camacuá.

14.10.2019 13:10

Lectura: 5'

2019-10-14T13:10:00
Compartir en

Un jefe déspota, un becario frustrado y una sufrida secretaria. Podría parecer demasiado oscuro, pero representa un alto porcentaje del mundo audiovisual (y general). Eléctrica es una productora audiovisual bajo las órdenes del siniestro Jonathan Meyer, quien asume que sus contenidos cambiarán el designio del universo.

Una crítica graciosa e inteligente de una sociedad llena de "capos" que creen que están cambiando todo y en realidad no están haciendo nada.

Eléctrica inició como serie Web y el año pasado se convirtió en obra de teatro. En la trama, todo parece ir bien, pero una tormenta azota la ciudad y obliga a los empleados a permanecer encerrados en la productora, lo que desencadenará en una crisis existencial de los personajes en una búsqueda por descubrir, con un humor ácido, que todo puede ir peor.

La obra se presenta en Montevideo este 23 de octubre. Antes, charlamos con sus protagonistas: Esteban Menis (Jonathan Meyer), Iair Said (Ronnie) y Paula Grinszpan (Analía).


*


Estamos acostumbrados a ver cosas del libro a la gran pantalla. Ustedes proponen de la serie Web al teatro. ¿Cómo lo hicieron?

Esteban: Originalmente Eléctrica fue una web serie, pero hace unos años nos estaba costando conseguir el dinero para seguir la serie como queríamos y se nos ocurrió escribir la obra de teatro con Sebastián Rotstein y fue una gran experiencia, primero en el Metropolitan, que fue espectacular, y ahora decidimos hacer más funciones.

Paula: Como no conseguíamos presupuesto para más capítulos de la serie nos dieron ganas de probar otra forma y se nos presentó la idea de la obra. Que, si bien es otro formato, sigue teniendo los mismos condimentos que la serie y básicamente los personajes son los mismos. Es como que nos dimos el gusto de hacer un gran capítulo y con la gente cerca.

 

Cuando vi la serie me sentí muy identificada con esa generación emprendedora que creemos que nos vamos a comer el mundo y después vemos que sin plata no vamos ni a poder comer (valga la redundancia). ¿El disparador fue por ese lado?

Esteban: El disparador fue la cantidad de productores que conocí durante varios años de trabajo que tenían una pretensión y pose permanente de estar cambiando el mundo y en realidad no están cambiando absolutamente nada.

Paula: La obra habla bastante sobre las relaciones de poder y como juegan en los medios y en cualquier vínculo laboral. Me parece que hoy en día hay formas distintas de crear gracias a las redes sociales, pero no deja de ser un camino competitivo. Yo en lo personal trato de hacer las cosas por vocación. Lo que me dé placer siempre cuando se pueda.

 

Tienen un público fiel a través de las redes sociales. ¿Es tan fiel para comprar una entrada e ir al teatro?

Esteban: En Buenos Aires por suerte sí. El Metropolitan tiene una sala de 550 espectadores e hicimos ocho funciones a sala llena. Era un recital de Rock (risas). Igualmente, pensamos la obra para gente que no conozca la serie y sentimos que es válido eso, que vengan al teatro aunque no conocieran Eléctrica de antes.

Iair: El público ha sido muy fiel, de distintas partes del mundo. El Metropolitan era un teatro gigante y lo llenamos en todas las funciones, fue una sorpresa muy grata. Estuve en Uruguay trabajando hace unos meses y me paraban en la calle más que en Buenos Aires para felicitarme por mi personaje (Risas). Es muy sorpresivo.

 

En la serie se ve una crítica política sutil... ¿Qué se critica en la obra?

Paula: ¡¡¡Todo!!! (Risas). En realidad, la obra habla de muchas cosas y hacer humor con todo sin importar tanto si es correcto o no. Creo que esa es una de las características de Eléctrica en general y lo que la hace interesante.

Iair: Creo que esta obra tiene mucha impronta personal nuestra combinada con algo medio popular. Es como hacer teatro de revista, pero con nuestros chistes, con un humor muy de nicho pero inteligente. Llegamos con la intención de hacer una especie de "Chiquititas" en teatro pero con una base ácida y profunda, después de tres temporadas de una serie donde no nos quedábamos solo con la parte superficial de los personajes sino que hacíamos crítica con ellos. Creo que eso sostiene la obra.

 

¿Qué les da el teatro que no les den las redes, actuar en una película o mismo en la serie?

Iair: Yo no soy tan fan de las redes como parezco. Las redes me dan una ansiedad que cuando estoy en teatro no la tengo, en teatro tengo mucha alegría. Siempre pienso que para promocionar mis cosas en las redes me demanda mucha energía que no me interesa poner. Pero cuando estoy en teatro no me da nada de fiaca. Me hace muy feliz. Lo que me sorprende es que esta es una obra que yo iría a ver como espectador. Es muy cercana al público, todos se sienten cercanos a algún personaje, porque todos vivimos eso en algún trabajo. Capitalizar eso en una obra de teatro es muy lindo.

Paula: A mí me encanta el teatro porque de genera un vínculo inmediato con el público y eso me hace crecer como actriz. La respuesta de la gente, el ida y vuelta son muy poderosos a la hora de actuar.


*Eléctrica se presenta en Montevideo el 23 de octubre, a las 20h, en Sala Camacuá. Entradas a la venta en Tickantel y boletería del teatro.


Lorena Zeballos | Montevideo Portal
lorena.zeballos@m.uy