Vida de perros

Vida de perros: por Andrés Peirano

¿Cómo separar a dos perros que se pelean?

El adiestrador canino Andrés Peirano aconseja cómo lograrlo sin poner en riesgo nuestra integridad física.

01.11.2018 10:47

Lectura: 8'

2018-11-01T10:47:00
Compartir en

Montevideo Portal

Vinculado a los canes casi desde su nacimiento, Andrés Peirano abandonó una promisoria carrera en la Fuerza Aérea luego de que sus experiencias en Congo le llevaran a volcarse por completo a su vocación por los perros.

Tal como lo relatara en diálogo con Montevideo Portal, el contacto con la violencia y la indefensión de los más débiles le llevó a concebir un proyecto único: entrenar perros callejeros como sistema de alerta temprana y protección de mujeres y niños. Estos animales podrían prestar un valioso servicio en lugares -como el mencionado país africano- donde la población civil está a menudo indefensa ante el accionar de grupos armados.

En la actualidad, Peirano ejerce como entrenador y da cursos de capacitación en la materia. También realiza tareas de apoyo emocional mediante perros entrenados, dirigidos a confortar a personas que han pasado por experiencias traumáticas, como el caso de quienes se ven afectados por inundaciones, algo tristemente frecuente en nuestro país.

A continuación, el entrenador ofrece una serie de sugerencias a tener en cuenta cuando nuestro perro se traba en lucha con otro can.


Hoy explicaremos cómo separar a dos perros cuando se pelean, algo que puede suceder cuando sacamos a nuestra mascota a pasear, o nos acompaña a realizar actividad física. Las técnicas que describiremos a continuación tienen el objetivo de evitar daños físicos de gran magnitud en los animales y brindarnos una herramienta para intervenir en casos extremos.

Antes que nada, es importante derribar los mitos relacionados con este tema. No tiene ningún sentido o efecto positivo el tirar de la cola del perro, arrojarles agua, gritar o golpear al can. Los niveles de adrenalina del perro durante la pelea son muy altos y lo único que vamos a lograr haciendo esto es aumentar la intensidad de la lucha.

Para entender en qué momentos debemos intervenir y hacerlo con efectividad debemos conocer los tres tipos de peleas que se suscitan entre perros: la primera y más común es cuando se "enganchan", esto significa que vamos a ver cómo se revuelcan juntos mostrando los dientes y en una actitud claramente agresiva pero sin generar daños. En este tipo de pelea no llegan a morderse. El segundo tipo de pelea es igual al anterior pero con mordidas por "dominancia", donde sí llegan a morderse pero no en zonas del cuerpo donde puedan generar un daño que comprometa la vida del otro individuo.

Este tipo de pelea genera daños en la cara, orejas y nuca, así como en patas y en algunos casos en la cola y el lomo. El tercer tipo de pelea es el más peligroso ya que tiene como objetivo acabar con la vida del contrincante, y lo podemos identificar claramente ya que las mordidas se dirigirán a zonas vitales del cuerpo, como el cuello, el vientre y los genitales. En este tipo de enfrentamiento se producen daños de gran magnitud, hemorragias graves y hasta la muerte.

Más allá de esta clasificación por tipo de pelea, también debemos prestar atención a las características de la mordida. Esto dependerá del tipo de perro que tengamos y no con la clase de pelea. Un perro que no sea de una raza de presa o al que no se le haya potenciado este instinto mediante el entrenamiento, morderá "pinzando", con la parte frontal de la dentadura. Por su parte, los perros de razas de presa o a los que se les estimuló este instinto tendrán una mordida sostenida: morderán y no soltarán, sin que esto guarde necesaria relación con daño que producen a su víctima. Por lo que es posible que, una vez que logramos que el perro suelte a su oponente, notemos que el perro que estaba siendo mordido no presenta daños. Finalmente, en el caso de los canes de raza "única" o mestizos, es muy importante conocer a nuestro perro ya que no tenemos una información previa de cómo puede ser su mordida.

Teniendo en cuenta todo esto podemos explicar cómo separarlos, situación en la que deben intervenir antes que nadie los dueños de los animales. Recordemos que durante una pelea el perro se encuentra en una situación sumamente estresante y con la adrenalina por las nubes, por lo que si nota que un extraño intenta controlarlo puede redirigir el ataque a esa persona.

Cualquiera sea el tipo de pelea al que nos enfrentamos es sumamente importante el mantener la calma: si nuestro perro nos ve nerviosos, asustados o descontrolados, intensificará el ataque. Mantener la calma no significa no tener emociones, sino evitar que se reflejen en nuestro lenguaje corporal.

En el primer tipo de pelea, si nuestro perro se engancha con otro, simplemente debemos acercarnos con calma, tomarlo sin brusquedad y con decisión por el collar o arnés e interponiendo nuestro cuerpo entre los perros alejarnos caminando con nuestro perro, tan simple como eso. Debemos evitar el castigar o rezongar a nuestro perro ya que en este momento, luego de separarlo, nuestro mayor interés debe ser calmarlo y no sumar estrés. Tómese un momento para acariciarlo suavemente y ayudarlo a bajar y gestionar sus emociones.

Si la pelea es con mordidas ya sean por dominancia o con el objetivo de matar, debemos prestar atención al tipo de mordida de nuestro perro, ya que si se trata de animales que muerden pinzando, los dos dueños pueden pueden tomar a sus perros por las patas traseras de forma simultánea. Al verse desestabilizados, los animales soltarán la mordida y se los podrá separar. Identificar el tipo de pelea nos hará saber el nivel de urgencia de la situación. En estos casos debemos estar atentos ya que , enfocado en su oponente, el perro puede no advertir nuestra presencia y redirigir la mordida a nuestras manos, ya que atacará a "eso que lo sostiene" y que no sabe qué es.

En el caso de los perros de presa que sostienen la mordida debemos forzar la suelta del perro, esto se puede hacer de dos maneras: con un break stick, que es un trozo de madera o plástico especialmente diseñado para que lo ubiquemos detrás de los molares del perro y haciendo palanca forzarlo a abrir la boca. Los dueños de ejemplares de razas como pitbull o dogo argentino deberían portar un break stick al salir con sus mascotas, ya que es la forma más rápida y segura para forzar la suelta sin producir daños en el perro. Si no tenemos un break stick podemos utilizar una correa o cinturón, haciendo un lazo y ubicándolo en la parte superior del cuello del perro, justo detrás de las orejas. De ese modo ejercemos presión en el cuello, dificultando la entrada de aire y obligando al perro a soltar para poder respirar. Esta última técnica no corta la entrada de aire por completo por lo que no corremos el riesgo de ahogar al animal. Como contrapartida, puede demorar unos instantes en funcionar. Con este tipo de mordida debemos tener en cuenta que la primera reacción del perro al perder la presa va a ser recuperarla, por lo que insistirá en morder. Por eso debemos alejar a los perros inmediatamente.

Si usted es dueño de un perro de mordida poderosa o de presa, es responsable por lo que este haga. Una correcta sociabilización es fundamental para evitar problemas a futuro, y un bozal le dará una total tranquilidad.

Cualquiera sea el tipo de perro que tenga, si es propenso a pelear con otros es recomendable contactar a un profesional para modificar esa conducta, que puede tener diversos orígenes.
Luego de una pelea de cualquier tipo, siempre es recomendable llevar a nuestro perro al veterinario lo antes posible para que se le realice una evaluación profesional.

Andrés Peirano

apeiranok9h@gmail.com

En Facebook: K-9.H Uruguay

 

Actividad canina

Este sábado 3 de noviembre, Andrés Peirano ofrecerá un taller denominado "Entiende cómo aprende tu perro", acerca de los métodos de aprendizaje canino.

Se trata de una clase de dos horas donde se exponen los diferentes modos en los que un perro aprende a comportarse y relacionarse con el mundo, y su aplicación práctica de manera cotidiana. Se trata de un aula especialmente interesante para quienes tengan perros con problema de comportamiento.

La cita es a las 16.00 horas en Libertad 2788.

Informes e inscripciones al teléfono 092771329

 

Montevideo Portal


Te puede interesar ¨Amigos de la Frontera": el pastoreo como deporte y actividad que hermana naciones