Contenido creado por Gerardo Carrasco
Salud

Una cuestión de piel

Estudio en Brasil demuestra efectividad de vacuna para combatir dermatitis

El fármaco contiene un “extracto de ácaros” de una de las variedades más comunes.

03.02.2022 12:52

Lectura: 4'

2022-02-03T12:52:00
Compartir en

La dermatitis atópica, la molesta enfermedad que provoca picazón y lesiones en la piel, puede combatirse eficazmente con un tratamiento de inmunoterapia elaborado a base de extracto de ácaros que se encuentran en el polvo doméstico, según un estudio divulgado este miércoles en Brasil.

El estudio, adelantado por investigadores de la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto de la Universidad de Sao Paulo (USP) y publicado en la revista Journal of Allergy and Clinical Immunology: in Practice, comprobó que aplicar gotas de este extracto debajo de la lengua de los pacientes durante 18 meses, es eficaz para la reducción de los síntomas de esta enfermedad inflamatoria crónica.

"Después de este período, la picazón y las lesiones cutáneas disminuyeron y, en algunos casos, casi desaparecieron, siendo raros los efectos secundarios; solo se registraron reacciones locales leves y transitorias", señala el comunicado divulgado este miércoles por la Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de Sao Paulo (FAPESP), una de las entidades que apoyó el estudio.

El tratamiento de inmunoterapia en el que se basó el estudio consiste en la administración de vacunas elaboradas con los propios agentes causantes de la alergia (alérgenos), en dosis crecientes, con el fin de reducir la sensibilización e inducir tolerancia en la persona alérgica a sustancias como ácaros, pólenes y venenos de insectos.

"Ya había estudios que demostraban que la inmunoterapia con ácaros funcionaba bien en casos de rinitis, conjuntivitis y asma alérgica, pero para la dermatitis atópica los resultados aún eran contradictorios, especialmente cuando el tratamiento se hacía con inyecciones subcutáneas", explicó Luisa Karla de Paula Arruda, una de las asesoras de investigación.

"Después de que apareció la inmunoterapia sublingual, que tiene menos probabilidades de causar efectos adversos, incluida la reacción sistémica, decidimos investigar y vimos resultados positivos", agregó. El ensayo clínico aleatorio del estudio se realizó entre mayo de 2018 y junio de 2020 con un grupo de 66 pacientes de los cuales algunos recibieron un placebo o el tratamiento sublingual a base del extracto de ácaros, que fue suministrado tres días a la semana, durante 18 meses.

El extracto utilizado en el estudio fue desarrollado con ácaros de polvo doméstico de la especie Dermatophagoides pteronyssinus, considerada la más común. Producido por el grupo farmacéutico español Asacpharma, con autorización de comercialización en Brasil, este concentrado se obtiene del procesamiento de un cultivo de ese tipo de ácaros, que son macerados, diluidos y centrifugados hasta la obtención del extracto.

La dermatitis atópica es una molesta enfermedad que provoca inflamación de la piel, lo que ocasiona picazón y lesiones, que pueden llegar a convertirse en llagas y hasta formar costras. Afecta principalmente los pliegues de brazos y piernas y puede estar asociado al asma o a la rinitis alérgica.

Algunos factores ambientales alergias a los ácaros del polvo, al polen, al moho, a las mascotas y a la exposición a productos químicos y de limpieza, pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad. La baja humedad del aire, el frío intenso, el calor, la sudoración y el estrés contribuyen a que la enfermedad empeore, según los expertos.

El control ambiental de los ácaros, que incluye colocar fundas impermeables en colchones y almohadas y retirar cojines, alfombras y tapetes, así como el tratamiento tópico, con hidratación y uso de medicamentos específicos, ayudan a los pacientes que sufren esta enfermedad, pero según la investigadora, pueden ser insuficientes.

"La inmunoterapia lleva esto un paso más allá y trae la mejoría clínica que no teníamos antes", aseguró.

EFE