Contenido creado por Gerardo Carrasco
Nutrición

Demasiado bueno para ser cierto

Beber cerveza es bueno para los intestinos y no engorda, según un nuevo estudio

La investigación fue llevada a cabo por científicos portugueses.

04.07.2022 11:10

Lectura: 3'

2022-07-04T11:10:00
Compartir en

Investigadores del Centro de Investigación en Tecnologías y Servicios de Salud (CINTESIS), en Oporto, Portugal, concluyeron que “beber cerveza es bueno para la microbiota intestinal”, factor que se ha asociado con la prevención de enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes y enfermedades cardiovasculares. enfermedad.

En un comunicado, publicado este lunes, el CINTESIS informa que el estudio, publicado en Journal of Agricultural and Food Chemistry y en el que también participaron investigadores de NOVA Medical School – Facultad de Ciencias Médicas, concluyó que “beber cerveza es bueno para la microbiota intestinal”.

“El consumo de cerveza contribuye a mejorar la composición de la microbiota intestinal, factor que se ha asociado a la prevención de enfermedades crónicas muy comunes, como la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares”, subraya la misiva, recogida por el periódico local O Minho.

En el transcurso de la investigación, el equipo reclutó a hombres sanos, de entre 23 y 58 años, para participar en un ensayo de cuatro semanas que consistía en beber 330 mililitros (ml) de cerveza al día, con o sin alcohol.

Los resultados demostraron que el consumo de cerveza, bebida que resulta de la fermentación de cereales, “aumenta la diversidad de la microbiota intestinal, sin aumentar el peso y la masa grasa”.

Al mismo tiempo, los investigadores concluyeron que beber esta bebida “no interfiere significativamente con los biomarcadores cardiometabólicos” como la glucosa, el colesterol y los triglicéridos.

“Curiosamente, la fosfatasa alcalina, un biomarcador importante del daño hepático, renal y óseo, disminuyó durante el transcurso del ensayo”, señala CINTESIS, y agrega que el beneficio de la cerveza en la salud intestinal “demostró ser independiente del contenido de alcohol”, es decir, ocurre ya sea que la cerveza tenga alcohol o no.

Los investigadores creen que el efecto beneficioso de la cerveza puede estar relacionado con los polifenoles presentes en la bebida, de forma similar a lo que ocurre con el vino tinto.

Citados en el comunicado, los investigadores destacan que el estudio “demuestra que este tipo de bebidas ricas en polifenoles, en este caso la cerveza, es un enfoque interesante para aumentar la diversidad de la microbiota intestinal”.

El estudio, que fue dirigido por las investigadoras Ana Faria y Conceição Calhau, también contó con la participación de otros especialistas de CINTESIS.

Pese a los resultados del estudio lusitano, existe consenso entre los profesionales de la nutrición acerca de que el consumo de alcoholo nunca es sano, y que cualquier beneficio que una bebida alcohólica pudiera aportar, nunca superará los efectos negativos.

En el presente caso, los presuntos beneficios de la cerveza no estarían asociados al alcohol, ya que los investigadores constataron que también se producían entre quienes bebían cerveza sin alcohol. Por tanto, si de mejorar la biota intestinal se trata, sería mejor intentarlo mediante el consumo de esta última modalidad, libre de contenido alcohólico.