Contenido creado por Gerardo Carrasco
Pantallazo
Sin medir consecuencias

“Ojalá lo pudiera achicar”: Meghan Trainor se dice “destrozada” por el falo de su esposo

Trainor aseguró que su vida sexual junto con su esposo no es todo lo placentera que podría ser, debido a una cuestión de dimensiones.

27.04.2023 14:05

Lectura: 3'

2023-04-27T14:05:00-03:00
Compartir en

Meghan Trainor, estrella del pop estadounidense, lleva cinco años de feliz matrimonio con el actor Daryl Sabara, famosos por su rol en el filme Spy Kids.

Además de reputada cantautora, Trainor es un verdadero filón para los programas de chimentos, ya que no duda en confesar situaciones de su vida privada que otros considerarían embarazosas.

Según recuerda la publicación BangsShowbiz, tiempo atrás fue noticia por contar que había instalado dos inodoros en uno de los cuartos de baño de su casa, para que Daryl y ella pudieran utilizarlos a la vez y aprovechar ese rato para charlar.

Ahora, Meghan volvió a sorprender a sus fans con una revelación muy curiosa. Esta vez la cantante arrojó la bomba en su pódcast, Workin It, mientras conversaba con la invitada de turno, la también música, Trisha Paytas.

Meghan aseguró que su vida sexual junto con su esposo no es todo lo placentera que podría ser, debido a una cuestión de dimensiones.

“Mi esposo lo tiene muy grande”, dijo sin vueltas en el programa, según recoge el periódico Metro.

“Realmente estoy ansiosa por sexo, pero mi vagina está rota”, añadió.

En ese momento, la invitada sugirió que quizá el falo de Daryl no fuera tan grande, sino que su vulva podría ser pequeña. La respuesta de la cantante fue que ambas cosas eran ciertas.

Ya dispuesta a abundar en detalles, Trainor no puso freno a sus palabras. “A veces llega al punto en que le pregunto ‘¿ya está toda adentro?’, y él me responde: ‘No, solo la punta’”, dramatizó.

“Ojalá pudiera hacer más pequeño al ‘amigo’ de Daryl, porque de verdad es muy doloroso”, añadió.

Más allá de las dimensiones anatómicas del actor, una condición de las partes íntimas de Trainor explicarían el padecimiento.

En el mismo pódcast, ella contó que los prolongados dolores la llevaron a consultar a un ginecólogo, y este le diagnosticó vaginismo.

“Pensé que todas las mujeres siempre sentían dolor durante y después del sexo. Yo estaba como: ‘Doctor, ¿me está diciendo que podría tener relaciones sexuales y no sentir ni un poco de dolor?’”, recordó sobre su vista al galeno

Meghan y Daryl tienen un hijo de dos años llamado Riley, y ahora ella está embarazada de nuevo. También contó que mientras buscaban concebir al nuevo vástago, ella se ponía hielo en la entrepierna luego del coito, debido a los ardores que sufría.