Locales

Bancate la pelusa

Vidalín: "No quiero que UPM me llame para ver qué trámite se hace para poner un prostíbulo"

El intendente de Durazno quiere que la nueva planta se traduzca en más centros de salud o deportivos, en lugar de un incremento en los negocios sexuales.
24.10.2017 08:35
2017-10-24T08:35:00
Compartir en

La nueva planta de UPM, cuya concreción se firmará probablemente en los próximos días, se ubicará en el departamento de Durazno.

El intendente del departamento, Carmelo Vidalín, se ha mostrado entusiasmado ante la perspectiva de crecimiento que implica un emprendimiento de esta envergadura en sus tierras.

Ayer, en charla con la prensa, se refirió a los cambios que puede traer aparejados la planta en su territorio e hizo alusión especialmente a uno de los aspectos más difundidos en las instalaciones de las anteriores plantas de celulosa en nuestro territorio: la proliferación y prosperidad de los prostíbulos, de la mano de la gran cantidad de trabajadores extranjeros que llegan al país.

Según recogió Subrayado, Vidalín ordenó la creación de dos comisiones: una medioambiental, "para dar tranquilidad a los habitantes de que aquí no hay contaminación, que al contrario, bienvenido sea".

La otra comisión se dedicará a estudiar el "impacto social" que traerá la planta. "No quiero que con UPM me llamen para ver qué trámite tengo que hacer para poner un prostíbulo. Quiero que me llamen y me digan qué trámite tengo que hacer para poner un centro educativo, o deportivo, o mejoras en la salud", dijo.

"Tenemos que tener paciencia y valorar los esfuerzos del gobierno para hacer esto realidad. Esas son las cosas que nos interesan y vamos a seguir trabajando codo a codo", concluyó.