Contenido creado por Gerardo Carrasco
Policiales

Oiga, doctor

Venezuela: falso ginecólogo colocaba palitos de chupetín como método anticonceptivo

Más de veinte mujeres que debieron recibir un implante subcutáneo resultaron engañadas.

10.05.2022 11:53

Lectura: 3'

2022-05-10T11:53:00
Compartir en

José Daniel López, supuesto médico egresado de la Universidad de Los Andes, logró engañar a instituciones de salud pública y también a clínicas privadas en el estado venezolano de Aragua, donde sus actividades fraudulentas son investigadas.

Según informara el periódico local Crónica Uno, López fue arrestado el pasado 27 de abril, y todavía no se conoce con exactitud la cantidad de mujeres damnificadas por sus actividades fraudulentas, pero los casos superarían la veintena.

Una de las estafas que cometía el médico apócrifo era engañar a las mujeres que iban a su consulta para que les colocara un dispositivo anticonceptivo conocido como Implanon, que consiste en una varilla plástica flexible del tamaño de un fósforo, que se coloca debajo de la piel en la parte superior del brazo. El objeto libera una dosis baja y regular de una hormona progestacional para engrosar la mucosa del cuello del útero y afinar el revestimiento del útero.

Douglas Rico, director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), explicó mediante una publicación en redes sociales que el falsario colocaba a las pacientes palitos de chupetines en lugar del Implanon. Además, “realizaba ecos transvaginales, indicaciones médicas y hacía uso de recetarios de otros médicos sin su consentimiento”.

Ismael Impellizieri, presidente y fundador de la Fundación La Pastillita -una de las instituciones engañadas- dijo al citado medio que, desde noviembre de 2021, José Daniel López, junto a una asistente, ofreció consultas ginecológicas pagas dos veces a la semana.

“En efecto, le prestamos los espacios, no sin antes pedirle sus credenciales. Las chequeamos y este señor aparece como médico registrado ante el Ministerio de Salud y el Colegio Médico”, explicó. Y agregó que en febrero pasado le pidió a López que no regresara, luego que a la fundación llegaran quejas y denuncias de algunas de las pacientes.

Impellizieri explicó que, en las primeras quejas, varias pacientes decían dudar de que les hubieran colocado el método anticonceptivo, algo en lo que luego se vería que tenían toda la razón. Además, era necesario el registro numerado de este procedimiento y su revisión a los 15 días. Las víctimas aseguran que nunca recibieron tal registro escrito, una garantía imprescindible para que la empresa fabricante se haga responsable por algún desperfecto.

Ramón Rubio, presidente del Colegio Médico del Estado de Aragua, también fue citado a declarar por el caso y negó que López figurara en los registros de la institución.

“Este señor no está registrado en el Colegio Médico del Estado Aragua y, ya que se presentaba como egresado de la Universidad de Los Andes, solicitamos se chequeara en el Colegio Médico del Estado de Mérida, donde tampoco aparece”, explicó.

Rubio entiende que las instituciones que aceptaron al falso médico “relajaron los controles”, y se fiaron de la autenticidad del título de médico cirujano que López presentó como credencial, documento cuyo origen se procura determinar.