Internacionales

Todo cambia

Una nueva donación desde Noruega, de carácter conmovedor para el donante

La organización noruega Hjelpemiddelfondet envía su 70° container solidario hacia Uruguay, y la entidad destinataria en este caso tiene un significado especial para su fundador.

19.08.2014 13:19

Lectura: 3'

2014-08-19T13:19:00
Compartir en

Montevideo Portal

Hjelpemiddelfondet es una organización civil noruega sin fines de lucro, de base idealista y apolítica, creada por iniciativa de Marianne Irgens Hagen y Carlos Caballero en el 2002. El objetivo principal de dicha organización es el de seleccionar y mediar en la correcta puesta a punto de medios de ayuda para discapacitados, instrumental hospitalario, material educativo, entre otros, que, por el gran desarrollo tecnológico y la necesaria renovación que se da en el país nórdico, pueden y deben ser enviados a las sociedades más necesitadas.

Desde su creación, la entidad se ha dedicado a la colecta y envío de donaciones desde Noruega hacia Uruguay, poniendo énfasis en el equipamiento de uso por parte de personas con discapacidades o ancianas, y de rehabilitación para enfermos o accidentados.

El pasado fin de semana cerró un nuevo container solidario -y ya van 70- que será fletado rumbo a Uruguay. Y si bien los envíos de la fundación nórdica han beneficiado a todo tipo de entidades uruguayas, esta donación resulta especialmente significativa para Carlos Caballero, ya que se trata de equipos y materiales destinados a la nueva policlínica creada en la antigua "isla" del Penal de Libertad.

"Ahí fui recluido tres veces. La primera fue ‘la bienvenida' que nos hacían a todos los presos políticos para marcar como iba a ser la situación de ahí en más", recuerda Caballero
La última fue ‘la despedida', cuando me firmaron la libertad pero me retuvieron tres meses más, con tres días de reclusión en La Isla: para no olvidar el lugar", añade.

Y entre ambas estuvo la segunda, que fue bastante más prolongada. "Fui castigado porque encontraron entre mis pocas pertenencias un libro de filosofía que ellos consideraron material subversivo", rememora.

Cuando Caballero supo que la tristemente célebre isla estaba siendo convertida en una policlínica del Penal, se sintió reconfortado. "Me volvió el calor al cuerpo. Más aún cuando supe que los propios presos están participando en dicha obra", expresa.

"Agradecí los nuevos tiempos, fruto de políticas humanas y humanizadoras, y de inmediato decidimos enviar este contenedor al Ministerio del Interior del Uruguay como un aporte para que los presos puedan tener condiciones de atención de salud que todo ser humano merece", concluye.

El envío consiste en 22 camas eléctricas articuladas, 2 camillas, 20 colchones, 30 mesas de luz con bandeja de apoyo plegable, 15 almohadones para escaras/quemados, 2 WC móviles/adaptadores, 3 carros dispensadores, 10 cajones para secar cristalería, 1 silla movilizadora, 24 guardarropas,1 cómoda, 1 pizarra triple, 4 carros percheros, 1 escritorio, 1 heladera, 2 mesas grandes, 2 mesas chicas, 40 sillas, 6 sillas de oficina, 1 sofá tres piezas, 1 sofá dos piezas, 2 sillones una pieza, 2 archivadores/armarios.

Montevideo Portal