Contenido creado por Gerardo Carrasco
Curiosidades

Ni un pelo de tonto

UK: en el trabajo le dijeron “pelado idiota”; Justicia dictaminó que eso es “acoso sexual”

El tribunal entendió que humillar a un hombre por su calvicie equivale a, en el caso de una mujer, burlarse del tamaño de los senos.

13.05.2022 15:48

Lectura: 4'

2022-05-13T15:48:00
Compartir en

La pérdida de cabello es un fenómeno mucho más frecuente entre hombres que entre mujeres. Y por esa razón, mencionar esa ausencia de pelo para describir a alguien es una forma de discriminación. A esa conclusión llegó recientemente un juez en Reino Unido, según recoge el periódico local The Guardian.

 En la sentencia del caso, el magistrado indicó que hacer comentarios sobre la calvicie de un hombre en el lugar de trabajo es equivalente a formular el mismo tipo e de expresiones acerca sobre el tamaño de los senos de una mujer.

La crónica detalla que el fallo fue dictado por un tribunal compuesto por tres hombres, quienes al emitir juicio hicieron referencia a su propia falta de cabello.

El denunciante del caso es Tony Finn , un electricista que trabajó durante 24 años en la British Bung Company, empresa de la que fue despedido en mayo del año pasado

Finn llevó a la empresa a los tribunales alegando, entre otras cosas, que había sido víctima de acoso sexual tras un incidente con el supervisor de la fábrica, Jamie King.

El trabajador alegó que durante una pelea en el taller, ocurrida en julio de 2019, King lo había tratado de bald cunt, expresión cuya traducción literal sería “vagina calva”, pero que, en buen criollo, se podría equiparar a “pelado idiota”.

Tras escuchar tales declaraciones, el tribunal dirigido por el juez Jonathan Brain deliberó largamente acerca de si semejante comentario acerca de la calvicie de alguien era un mero insulto o en realidad constituía una forma de acoso.

“Tenemos pocas dudas de que ser mencionado de esta manera peyorativa fue una conducta no deseada en lo que respecta a [Finn]”, concluyó el tribunal. “Son palabras fuertes. Aunque, como descubrimos, el lenguaje industrial (N de la R: lo que sea que eso signifique) era algo común en esa fábrica de West Yorkshire”. Pese a ese arraigado hábito expresivo, los jueces entendieron que el acusado había do demasiado lejos. “A nuestro juicio, el Sr. King cruzó la línea al hacer comentarios personales al reclamante sobre su apariencia”.

Durante el juicio, Finn no se había quejado del uso del "lenguaje industrial", pero sí se sintió particularmente ofendido por haber sido llamado calvo, detalló la corte.

“Es difícil concluir que el señor King pronunció esas palabras con el propósito de violar la dignidad [de Finn] y crear un entorno intimidatorio, hostil, degradante, humillante u ofensivo para él”, concluyó la sentencia. “Por su propia admisión, la intención del señor King era amenazar a [Finn] e insultarlo”. Pese a ello, entienden que hay una conexión entre el uso de la palabra calvo y la alusión sexual hecha junto a esta.

“[El abogado de la empresa] tenía razón al afirmar que tanto las mujeres como los hombres pueden ser calvos. Sin embargo, como los tres miembros del tribunal pueden demostrar, la calvicie es mucho más frecuente en los hombres que en las mujeres.”, señalaron los tres magistrados pelados

A la hora de señalar jurisprudencia que refutara el argumento esgrimido por la defensa, el tribunal trajo a colación un caso anterior, en el que un hombre había acosado sexualmente a una mujer al comentar sobre el tamaño de sus senos. “Es mucho más probable que la persona que recibe un comentario como el que se hizo en [ese] caso sea una mujer”, dijo el tribunal.

“Así también, es mucho más probable que la persona que recibe un comentario como el del señor King sea un hombre. El Sr. King hizo el comentario con el fin de lastimar al demandante al comentar sobre una característica de su apariencia, que a menudo se encuentra entre los hombres”.

Así las cosas, lo jueces determinaron que la expresión del supervisor “fue una violación de la dignidad del demandante” que además “creó un ambiente intimidatorio para él” y que “fue dicha con esa finalidad”.

En cuanto a la suma compensatoria que recibirá el electricista, será fijada en una futura audiencia.