Locales

En pleno siglo veint...

Trabajador rural denunció haber sido castigado con un rebenque por exigir pago de horas extra

"Recibí castigos físicos propios de la esclavitud pero a pocos kilómetros de Salto en pleno siglo XXI", indica en la denuncia.“Voy a ir hasta las últimas consecuencias porque se metieron con mi familia”, expresó a Montevideo Portal la esposa del trabajador golpeado. Los denunciados declaran hoy ante la Justicia.

26.09.2017 09:44

Lectura: 3'

2017-09-26T09:44:00
Compartir en

Un trabajador rural de Salto presentó una denuncia contra sus empleadores tanto ante la Policía como ante el Plenario Departamental del PIT CNT.

Según supo Montevideo Portal, los denunciantes declararán este martes en el juzgado de Villa Constitución.

El trabajador asegura que fue castigado a golpes de rebenque por un capataz y con la complicidad de su empleador, y que sufrió una fractura de costillas. Adjuntó como prueba una foto en la que se ve su espalda marcada por el rebenque. El denunciante asegura además que fue amenazado con un cuchillo para que no denunciara lo ocurrido.

El trabajador reclamó el pago de horas extra y por eso se produjo la represalia, indicó esta mañana en Carve Marcelo Amaya, de Unatra-PIT-CNT. Se elevará el caso a la dirección de la central obrera, dijo Amaya, que contó que no es la primera de las denuncias en ese establecimiento.

La noticia fue difundida hoy por el diputado Daniel Caggiani, que subió las imágenes tanto del trabajador como de la denuncia realizada.

Según agregó Florida Diario, los hechos ocurrieron el lunes 18 de setiembre a las 18:45 horas, en la Estancia Flor de Ceibo en la localidad de Estación Itapebí, Salto, donde el trabajador rural Hugo Antonio Leites fue castigado físicamente tras reclamar por una extensa jornada de trabajo de hasta de 14 horas diarias.

En la denuncia, el trabajador asegura que tanto el capataz como el empleador omitieron prestar cualquier tipo de asistencia. "Recibí castigos físicos propios de la esclavitud pero a pocos kilómetros de Salto en pleno siglo XXI", indica en la denuncia.

"La Unión Nacional de Asalariados, Trabajadores Rurales y Afines- UNATRA- PIT CNT expresa su más contundente repudio a prácticas medievales que se constituyen en un régimen de semiesclavitud", indica la Unión en un comunicado.

"Realizamos un llamado a todas las ramas de actividad organizadas nucleadas a coordinar medidas concretas de rechazo absoluto a estos hechos que vienen sucediéndose periódicamente y que pisotean no sólo derechos conquistados por los trabajadores, sino, básicamente, la dignidad de los ciudadanos más humildes", continúa el comunicado, firmado por Marcelo Amaya y César Rodríguez.

En declaraciones a Montevideo Portal, la esposa del trabajador golpeado, Carmen Medina, dijo que la situación les cambió la vida porque su esposo quedó sin trabajo a los 56 años. “No tiene 15 y yo contaba hasta ese momento con el sueldo de él”, expresó.

Medina contó que su marido recibía 14 mil pesos en la mano por estar de domingo a viernes en la estancia y señaló que tanto la comida como las condiciones de vivienda eran pésimas, trabajando desde temprano sin hora de finalización.

“Son reconocidos acá, nadie quiere trabajar con ellos, el objetivo es 'te trato mal, así te vas'. Yo ya conozco a este tipo de gente, y ahora lo van a embarrar mal, pero yo voy a ir hasta las últimas consecuencias porque se metieron con mi familia”, advirtió.