Locales

Triste, oscuro y grave

Silveira en el tribunal sobre el Plan Cóndor: “No existe plan de matar y perseguir gente”

El ex coronel aseguró que lo que sí hubo fue un "sistema legal", conformado en Chile y firmado por José Gavazzo y el coronel Fons, para "enviarse información" sobre la JCR. La CIA tuvo "temor" de que se los asociara con los "planes para asesinar" a los militantes de esa juventud.
14.04.2019 14:26
2019-04-14T14:26:00

Dentro de los 40.000 documentos desclasificados que Estados Unidos envió al Ministerio de Defensa argentino, varias fojas dan detalles de la operativa y conformación del Plan Cóndor, un sistema armado para secuestrar, torturar y exterminar a los "elementos subversivos" de los países del Cono Sur que, durante los años 70, estaban en dictaduras: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay.

Los documentos dan cuenta de una reunión secreta, en la que participaron "jefes de la Policía secreta" de las seis dictaduras en mayo de 1976 en Santiago de Chile. Esta reunión tenía como objetivo crear una nueva unidad, que fue bautizada como "Teseo", en referencia a Theseus, el rey de Atenas que mató a puñetazos al Minotauro.

Además de esta reunión, los documentos señalan cómo se financiaba la unidad: cada dictadura debía desembolsar 10.000 dólares para costos operativos y, además, una cuota de 200 dólares: según el acuerdo, los agentes asignados a misiones de asesinatos en el extranjero necesitaban unos 3.500 dólares cada diez días y se les ofrecía 1.000 dólares para comprar ropa en su primera operación.

Jorge "Pajarito" Silveira: "El Plan Cóndor no existe. No existe plan de persecución de la gente, matarla y todo"

Tras la publicación de estos documentos, Montevideo Portal continuó indagando en las actas del Tribunal de Honor militar en busca de referencias al plan.

En su segunda visita al tribunal el ex coronel Jorge "Pajarito" Silveira comenta que el plan no existió y que lo que sí hubo fue un "Sistema Cóndor", que fue "legal".

Durante el pasaje en el que aparece la referencia al "sistema", Silveira intenta argumentar su inocencia y los "plantones" que le hicieron judicialmente para procesarlo por la causa del "segundo vuelo", al considerar que el segundo vuelo fue orquestado, según el ex comandante en jefe de la Fuerza Aérea, José Pedro Malaquín, por el Servicio de Información y Defensa (SID), y no por el Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA).

Allí comenta que la ex fiscal Mirtha Guianze y el juez Luis Charles "terminan" señalando que el segundo vuelo fue una operación "ordenada" por el SID y coordinada por OCOA.

"Yo fui a la Justicia pensando que salía en libertad, convencido. Porque me estudié durante meses todos los expedientes de Argentina y todo. Sabía lo que había dicho cada uno. Que este me nombró acá, no me nombró acá, sabía todo y está todo escrito acá, porque no me olvidé de nada, porque me maté trabajando", se explaya Silveira, agregando también que le pareció "una barbaridad" terminar en prisión por estos delitos.

"Fui preso y no arreglé con nada. Ahora si me dice que por trabajar contra la subversión tengo que ir preso, voy preso, porque trabajé toda la vida, es cierto. Debo ser la persona que debe tener más operativos en la calle de todos los oficiales del Ejército, porque operé. Detuve a miles de personas, a miles de personas, a miles (...) pero por eso no debo ir preso, pero no, pero no, por esto no. Nuestra enseñanza militar del teniente coronel Rubio, del teniente coronel Scala y del propio González Arrondo (decía) que no había que matar. Esa esa la regla del Ejército y me aseguro deciles que ni en la Fuerza Aérea ni en la Marina existía la orden de matar", continuó.

"A Sendic lo balearon y lo llevaron al hospital, a Sendic. No hay... pero hay cosas, hay cosas... por ejemplo el Plan Cóndor, el Plan Cóndor, yo me entero del Plan Cóndor de retirado. Nunca había escuchado la palabra Cóndor. ¿Pero sabe una cosa? Estudiando el Plan Cóndor, no existe el Plan Cóndor, no existe. Se llama Sistema Cóndor, que es una cosa totalmente distinta", comenta, porque es "legal".

"Es legal porque está el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, está firmado, lo firmó el coronel Fons (José Fons) y Gavazzo, fueron los dos que firmaron. ¿Por qué? Porque era de intercambio de información. Paraguay, Bolivia, Brasil, Argentina, ¿para qué? Para contrarrestar el trabajo de la Junta Coordinadora Revolucionara (JCR), que tenía una fuerza de la gran flauta y que pensaba hacer atentados por todos lados. Pero no existe el Plan Cóndor, no existe plan de persecución de la gente, matarla y todo. Eso lo pone la fiscal y lo inventa en la mente de ella y lo dejan y lo dicen todos los periodistas. Esa en realidad, la realidad de lo que estamos viviendo".

La CIA tenía "temor" de que se la vinculara con los asesinatos del Cóndor:

En una de las informaciones desclasificadas por EE.UU se comenta que la CIA tenía temor de que los "asesinatos fueran un inconveniente", ya que se sabía que el plan tenía "planes" de asesinar a los integrantes de la JCR.

El temor de la CIA no eran los propios asesinatos en sí, sino que se trataba de evitar, "tomando todas las precauciones", y de asegurar que la agencia "no sea acusada por error de ser parte de este tipo de actividad", según señala Raymond Warren, que fuera jefe de Latinoamérica dentro de la CIA entre julio y agosto de 1976.

Investigación histórica tuvo en 2009 confirmaciones oficiales sobre las operaciones del Cóndor:

La existencia de un plan ya había sido confirmada por diversos documentos desclasificados hace más de diez años. En 2009, el historiador Álvaro Rico presentó "investigación Histórica sobre la dictadura y el terrorismo de Estado en el Uruguay 1973-1985", en el que se detalla que la acción regional conjunta de las dictaduras había comenzado incluso antes de la sistematización del Plan Cóndor.

Rico señala que la reunión fundante fue en 1972, y que fue el coronel Fons el que le puso el nombre "Cóndor". "Esto lo obtuvimos de documentos desclasificados del Departamento de Estado de Estados Unidos, del Archivo del Terror de Paraguay y del National Security Archive, entre otros", contó Rico en una entrevista con La República por ese entonces.

Rico le atribuye al plan la Operación Cóndor, que es la represión abierta contra el Partido Comunista del Uruguay, la inauguración del 300 Carlos y la reclusión allí de más de 300 comunistas; este operativo tendrá ocho militantes desaparecidos entre octubre de 1975 y junio de 1976 y se llamó "Operación Morgan". Después, señaló, vino la represión contra el Partido por la Victoria del Pueblo recién constituido en Argentina.

Silveira, y otros 23 militares uruguayos, son investigados en Roma por su participación en el Plan Cóndor; ellos son Néstor Troccoli, el excanciller Juan Carlos Blanco, el exteniente Ricardo Eliseo Chávez, el excoronel Pedro Mato Narbondo, el excapitán José Ricardo Arab, el militar José Horacio Gavazzo Pereira y el marino Juan Carlos Larcebeau.

También el excapitán Luis Alfredo Maurente Mata, el exmilitar Ricardo José Medina, el excoronel Ernesto Ramos Pereira, el exgranadero José Felipe Sande Lima, el excoronel Gilberto Vázquez Bisio y los exmilitares Jorge Alberto Silveira y Ernesto Soca.

Montevideo Portal