Contenido creado por Inés Nogueiras
Seré curioso

Quiere hacer cosas de grandes

Seré Curioso: Hugo Pereyra Nalerio

A Hugo Pereyra Nalerio no le molesta que le digan enano. Lo que sufre es acondroplasia, pero no se pone purista en lingüística. Le basta con que no se rían ''mal'' de él. Seré Curioso / César Bianchi

27.03.2015

Lectura: 15'

2015-03-27T06:00:00
Compartir en

Pero sí disfruta mucho cuando se ríen de él en gags de Sé lo que viste, el humorístico de Canal 4, por ejemplo. Pereyra sabe que acceder a trabajos como ese contradice su discurso reivindicativo: los enanos deberían ser tenidos en cuenta para otro tipo de empleos, porque la capacidad no se mide en centímetros.

Hugo es noticia porque lanzó su candidatura para ser alcalde de Fray Marcos, su pueblo en Florida. Y jura que no sabe cuánto gana un alcalde (en rigor, unos 44.130 pesos nominales), porque lo que le importa es darle un ejemplo "al mundo": que un enano, si quiere y lo dejan, puede hacer cualquier cosa. Por ejemplo, el sheriff de su pueblo.

Y si llega al final de la entrevista, verá por qué es más feliz que "recontra feliz".


@Chechobianchi

-¿Por qué ser alcalde de Fray Marcos?
-Porque es mi pueblo de origen y lo quiero mucho.

-¿Cómo pensás que podés serle útil a tu pueblo?
-Para abrirle las puertas al mundo: [mostrar] que una persona de talla baja o [con] enanismo puede llegar a ser alcalde. Me interesa atender la problemática del pueblo, que no está bien atendido. No tenemos un cajero, no tenemos un médico 24 horas de salud pública.

-¿Y qué pensás hacer para que eso cambie?
-Gestionar... hacer gestiones hasta conseguirlo.

-¿Siempre fuiste blanco?
-Casi siempre. En las elecciones anteriores, de 2009, en las que Mujica fue electo presidente, me pasé al Frente Amplio. Pero fue esa temporada cortita. Trabajé para Mujica.

-¿Y por qué abandonaste el Frente?
-No me convenció. No me cerró el presidente. Le fuimos a proponer propuestas de nosotros y no se interesó. No hizo nada por nosotros.

-Cuando decís "nosotros", ¿es gente de baja estatura?
-Gente de baja estatura o que le falte un brazo o una pierna... Eso.

-¿Llegaste a reunirte con Mujica, cuando era presidente?
-Sí. Y nos contestó: "Ustedes lo que buscan es un empleo público". Nosotros buscábamos que se cumpla la cuota del 4 %, la ley que indica que el 4 % de la plantilla de cada repartición del Estado tiene que estar destinada a gente con alguna discapacidad. En Montevideo y las ciudades grandes sí se cumple, pero en el interior no.

-¿Y por qué ahora apoyás a Carlos Enciso para ser reelecto intendente de Florida?
-Porque ha hecho una buena gestión. Soy amigo del Pájaro [Enciso]... Capaz que en algún momento le fracasé, pero fue para tomar impulso y volver con más fuerza. Hoy quiero ser alcalde.

"Mujica nos contestó: 'Ustedes lo que buscan es un empleo público'. Nosotros buscábamos que se cumpla la cuota del 4 %, la ley que indica que el 4 % de la plantilla de cada repartición del Estado tiene que estar destinada a gente con alguna discapacidad"


-Tu lista es la 6203-C. ¿Qué significan esos números? ¿Los elegiste vos?
-La 62 es de la agrupación Manuel Oribe, que lidera el Pájaro, la 03 porque somos de Florida y es de San Cono. Y soy el tercer candidato de la Manuel Oribe en proclamarse. Y C es por el Municipio C.

-El comunicado de prensa que lanzó tu candidatura decía que tenías la gran aspiración "de poder asegurar que en todo el país se contraten personas discapacitadas". ¿Te considerás discapacitado?
-No me considero discapacitado, pero la gente me ve así. A vos te falta un brazo o un dedo y ya sos discapacitado, te falta una pierna y sos discapacitado.

-Pero a vos no te falta nada... Centímetros, en todo caso.
-Claro, me faltan centímetros nomás. Por eso no me considero discapacitado.

-Pero tu propio comunicado decía que vas a luchar por los "discapacitados".
-Quiero luchar por ellos. Por nosotros [los de baja estatura] y por ellos, los discapacitados. O debería decir "personas con capacidades diferentes".

-¿Te choca la palabra "discapacitado"?
-Me choca, pero no me ofende. Y "persona con capacidades diferentes"... todos somos diferentes y tenemos capacidades diferentes.

-¿Hoy trabajás como pistero en la estación de servicio de Fray Marcos?
-Sí, y antes estaba en una herrería.

-A fines de los 90 intentaste trabajar con Tinelli...
-Sí, lo intenté, pero no pude, no llegué. Fue por allá por el 98.

-¿Y por qué querías trabajar con Tinelli?
-Para hacer reír a la gente, para hacerla reír con lo de uno, con lo que me pasa. Yo veo muchos enanos que están serios y tienen muchos problemas, yo me río y me gusta hacer reír a la gente. Me gustaban las cámaras ocultas y todo eso. Lo vi como una oportunidad de pegar el salto. Me fui a Buenos Aires, fui hasta Telefé y vi un programa en vivo. Pedí una entrevista y no me dieron.

-Años después trabajaste en la compañía que hacía shows infantiles con el dinosaurio Barney y sus amigos.
-Sí, trabajé ahí desde 2004 a 2006. Yo interpretaba a Bj, uno de los amigos de Barney. Fue una experiencia muy buena, recorrí todo Sudamérica y México. Era un público sano, eran niños, que profesaban mucho cariño, no a mí, al personaje, pero yo lo sentía.

-Ahí conociste el amor, a tu pareja Mirta.
-Nos conocimos ahí. Faltaba una compañera para trabajar como amiga de Barney. Andaban buscando una enanita y por medio de la Intendencia de Florida llegamos a ella. Preguntamos a los distintos municipios y juntas locales, y me dijeron que en Sarandí Grande estaba ella.

-¿En principio se hicieron amigos?
-Llegué a su casa con una asistente social, y ella estaba desconfiada. Ella era tejedora, tenía trabajo, pero escuchó la oferta y estuvo un poco desconfiada. Porque imaginate que de la nada te invitan a trabajar en una compañía que va a recorrer el continente... Y agarró viaje, fue Baby Bop, la amiga de Barney. Con el tiempo nos fuimos conociendo más y nos hicimos compañeros.

"Intenté llegar a Tinelli, pero no pude, no llegué. Fue por allá por el 98. Para hacer reír a la gente, para hacerla reír con lo de uno. Yo veo enanos que están serios y tienen muchos problemas; yo me río, y me gusta hacer reír a la gente"


-¿Es más llevadera la vida si tu pareja es enana como vos?
-Es más fácil, sí. No te encontrás solo en el mundo. Yo he estado con personas altas... pero soy una persona desconfiada. No le tengo confianza a una mujer alta, a una pareja que fuera alta.

-¿Has tenido? ¿Cómo te fue?
-Tuve, sí. Fueron algo pasajero, nada duradero. Pero no le tuve confianza... Yo a Mirta sí le tengo confianza. Entre nosotros no nos vamos a engañar.

-¿Qué tiene que ver la fidelidad con la altura?
-¡Tiene que ver mucho! Hoy puedo tener una pareja alta y estar con ella por interés, o ella estar conmigo por interés. Desconfío de los altos, porque la vida me llevó a eso... La persona alta, llegado el momento, iba a ver a un hombre mejor que uno, y se iba a ir. Eso no es un complejo, es ser realista.

-No sos de muchas palabras... Pero a ver si te interpreto: vos estás sugiriendo que una mujer de estatura normal va a tener más chances de conocer a otro hombre de su estatura y te va a terminar engañando. ¿Es así?
-¡Sí! ¡Eso! Una mujer que padece lo mismo que yo vive y siente lo mismo, estamos en la misma.

-Hoy por hoy participás en gags de humor en el programa Sé lo que viste de Monte Carlo TV. Pero vos has criticado que el humor sea la única salida laboral para quienes padecen enanismo...
-Yo lo hago porque me gusta. Me gusta hacer reír a la gente, me gusta estar en contacto con la gente.

-Si fueras de estatura normal, ¿pensás que también te habrías dedicado al humor, porque sos gracioso?
-Mirá, yo me río de lo mío. Yo voy caminando al lado tuyo y me río porque cuando vos das un paso, yo doy dos. Con Fernando, un compañero de la estación de servicio, embromamos porque si vamos juntos a atender a un hombre, él va a paso firme y yo tengo que ir corriendo para ir al lado de él. Y nos reímos. Pero tengo habilidad para hacer reír, sí.

-Vos me dijiste en 2006, cuando hicimos un programa sobre vos para Vidas de Canal 12, que te molestaba que a los enanos sólo le daban trabajo si era en humor o en un circo, "haciendo de enano". Pero resulta que vos mismo caíste en lo que criticabas... ¿No es contradictorio?
-El problema con trabajar en el humor o en el circo es que no aportamos para la jubilación. Cuando un enano tenga 40 años o 45, como tengo yo, no hizo aportes. Cuando llegás a cierta edad, ¿de qué vas a vivir? A mí me gusta lo que hago: hacer reír. Pero hay gente de mi estatura que no le gustaría dedicarse a esto y que se rían de uno.

"Desconfío de los altos, porque la vida me llevó a eso... La mujer alta, llegado el momento, iba a ver a un hombre mejor que uno, y se iba a ir. Eso no es un complejo, es ser realista"


-¿Y a vos te gusta que se rían de vos?
-Sí... conmigo no hay problema.

-¿No te sentís humillado?
-No, para nada. Vos sabés cuando la persona se ríe "bien" de vos y cuando se ríe "mal" de vos, con mala leche, burlándose. Yo lo presiento, me doy cuenta en el día a día. El humor es muy bueno.

-¿No es contradictorio lo tuyo? Terminaste dedicado a lo que criticabas como la única salida laboral que tienen los enanos.
-Es contradictorio, sí... Pero yo que sé... También accedí a este puesto en la tele porque me da exposición y puedo decir, para conseguir otro empleo, que soy el de Sé lo que viste. Me hace conocido.

-Tanto dentro del disfraz de un amigo de Barney como en un programa de humor en la tele, ¿no estás siendo cómplice de los que se ríen de una persona con enanismo?
-Es cierto, sí. Pero también creo que nosotros tenemos que abrirnos más al público. Tenemos que hacernos ver más. No tenemos que tener ningún complejo. Yo demuestro que no tengo complejos con mi estatura y me puedo reír de mí mismo.

-Si resultás electo alcalde, ¿cómo le demostrás a la gente que podés tener la misma capacidad que cualquier persona de estatura normal?
-Demostrándoselo. ¿Qué haría? Me comportaría con normalidad. Y les mostraría que puedo liderar un pueblo adelante, como si fuera una empresa. Suelo sentir que me subestiman.

-¿Y cómo les vas a tapar la boca, entonces?
-Haciendo una buena gestión como alcalde de Fray Marcos, una gestión transparente.

-¿Te has reunido con dirigentes políticos para hacerles conocer la ley que obliga que el 4 % de los trabajadores deben tener capacidades diferentes?
-Sí, el primero con el que hablé fue con el Pájaro, le llevamos la ley y le dio para adelante. Hizo un llamado público e incorporó a la Intendencia a personas con discapacidad. Lo mismo con el ex intendente de Flores, Armando Castaingdebat, también con políticos de San José, y con Marcos Carámbula en Canelones. En Montevideo se cumple el 4 %, pero en el interior no. El tema de las sillas de ruedas y la accesibilidad recién se está cumpliendo en Florida...

-Vos integraste una asociación de personas con enanismo, Acondroplasia Uruguay. ¿Por qué te fuiste?
-Seríamos unos 70 en todo el país, reunía niños y adultos. Se hizo la asociación sin fines de lucro porque un hijo de la presidenta tenía enanismo. Ella terminó fundando la ONG, pero a nosotros no nos dio bola. Nosotros, con Mirta, mi pareja, juntamos firmas para que se hiciera cumplir el 4 % para las personas con discapacidad. Por otro lado, nosotros queríamos hacer un censo para saber realmente cuántos sufrimos enanismo en Uruguay, y tampoco se logró. Solo en Mercedes hay 13.

"Para mí, la presidenta de Acondroplasia Uruguay la tiene como una pantalla a la asociación, pero no mejoró nuestra situación. En Reboledo, un pueblo de 600 habitantes, hay cuatro enanitos, y no los apoyó para nada"


-En 2010 te alejaste de la asociación. ¿Cuál debería ser su rol principal? Si vos la presidieras, ¿qué harías?
-Darle apoyo a los enanos, a nivel laboral, a nivel de salud, iría al Parlamento a hablar con los legisladores.

-¿Cuáles serán tus principales lineamientos si ganás la alcaldía de Fray Marcos?
-Voy a escuchar a la gente, ellos son el gobierno. Fray Marcos precisa médicos las 24 horas, precisa cajeros, porque hay uno que cierra los sábados y hasta el lunes no abre. Lo mismo el médico de salud pública, que no tenés los fines de semana. El camping hay que reflotarlo, está sobre el río Santa Lucía. Haría un buen campamento con un buen festival de música que convoque gente. Así podría recaudar dinero y hacer cabañas.

-¿Cómo tomaste que las murgas de Fray Marcos aludieran a vos en sus cuplés?
-Me maté de la risa... Lo tomé bárbaro, son amigos. Me río de mí mismo.

-¿Sabés cuánto gana un alcalde?
-Ni idea. No lo averigüé. Lo voy a averiguar porque sería un salario fijo, pero lo que me interesa es cambiar... el mundo.

-No sé si el mundo, por lo menos Fray Marcos, Hugo...
-¡Por lo menos Fray Marcos!

-Vos venís seguido por la capital. Si vas caminando por 18 de Julio, ¿te sentís respetado por la gente o sentís una mirada de desprecio o subestimación?
-Miradas hay... más al ser una pareja de enanos. Pero es como si mañana Claudia Fernández va a Fray Marcos. ¿Quién no la va a mirar? Es lo mismo.

-Entonces te miran por distinto, por lo exótico.
-Sí, eso. Pero estoy acostumbrado, no es problema.

-Y como distinto, ¿en algún momento te sentiste discriminado?
-A nivel laboral, sí. Vamos vos y yo en busca de una vacante laboral y te van a tomar a vos. Y no digo un puesto de capacitación, así sea en la construcción. He llenado miles de currículums y nada.

"Tuvimos una hija y falleció a los 80 días. Fue el 16 de julio de 2009. Nació con acondroplasia, tenía el tórax chico y un pulmoncito no se había desarrollado. Iba a ser más chiquita que nosotros, según los médicos"


-¿Y en lugares de recreación: un cine, un teatro, el estadio?
-No, ahí no la siento.

-¿Qué cosas no podés hacer por tu falta de altura?
-Ir al supermercado y querer agarrar algo que está de la tercera góndola para arriba. No puedo. Subir a los ómnibus es un sacrificio. Los ómnibus que nos llevan y traen a Fray Marcos nos conocen y se arriman al cordón, los demás no. Los teléfonos públicos, cuando había. Voy a sacar un número a una oficina y no llego, alguien tiene que sacarme un número. En casa tenemos que poner un banquito para llegar a todos lados. Y el auto lo tenemos acondicionado para nosotros, para llegar a los pedales. Mirta en el trabajo se sube a un taburete para alcanzar algo y no tiene problemas con nadie, todos la ayudan. A la estación de servicio van tractores a cargar gasoil y yo tengo que llamar a Fernando, porque no llego.

-¿Tienen hijos?
-No... Tuvimos una hija y falleció a los 80 días. Fue el 16 de julio de 2009. Nació con acondroplasia, tenía el tórax chico y un pulmoncito no se había desarrollado. Iba a ser más chiquita que nosotros, según los médicos. La cajita torácica de ella era bien chiquita y se desarrolló un pulmoncito solo. Vivió mientras pudo...

-Fue el golpe más duro de tu vida, supongo.
-Claro... aparte la habíamos buscado. Para lo único que sirvió es para fortalecer la pareja.

-¿Pensaron volver a intentar ser padres?
-Lo pensamos, pero dejamos la idea de lado, porque los médicos dicen que hay un 75% de chance de que vuelva a pasar lo mismo. No quiero volver a intentarlo. Hay mucho riesgo. Fue el golpe más fuerte de mi vida, porque no estás preparado para perder un hijo.

-Tu padre, que se llama Hugo como vos, era taxista y también padece acondroplasia. ¿Cuál fue el principal legado o consejo que te dio en la niñez, para prepararte?
-Que no oculte lo mío, que saliera adelante y me comportara como un hombre normal. Que siempre fuera para adelante, y que no me achicara. Y nunca me escondí.

-¿Cómo se ve la vida desde abajo?
-Muy linda. Esa pregunta me la hizo Alvarito Navia cuando yo me puse al costado de Giannina Silva, y ella tenía una pollera cortita... [Se ríe]. Digamos que ves mejor las cosas. Yo voy mirando todito lo que pasa alrededor, no me pierdo detalle. Ser bajo me hace más observador, miro hasta dónde pisás. Miro bien por dónde camino. Un tropezón lo evito, vos no.

-¿Sos feliz?
-Recontra feliz.

(Al otro día de la entrevista, a Hugo lo llamaron del INAU. El trámite de adopción que él y Mirta habían iniciado en 2011 dio sus frutos y el bebé los esperaba en el hospital Pereira Rossell. Viajaron desde Fray Marcos ese mismo día hacia el hospital montevideano. La criatura -sanita- tenía apenas seis días de vida. Ya tiene nombre, aunque el INAU no permite que se divulgue hasta no estar finiquitados los trámites de adopción. Lo que sí se sabe es que será un Pereyra Scabino y ya es el mimado del pueblo floridense. "Estoy inmensamente feliz", me dijo el orgulloso papá sin que se lo pregunte).



Montevideo Portal | César Bianchi
Fotos. Juan Manuel López