Contenido creado por Nicolás Delgado
Política

Solicitud de amistad

Sebastián Da Silva propone “sentar en una mesa a la prensa y a las megaplataformas”

El senador nacionalista participó del panel organizado por la Sociedad Interamericana de Prensa sobre “Australia y el futuro de los medios".

29.04.2021 22:12

Lectura: 8'

2021-04-29T22:12:00
Compartir en

Montevideo Portal

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) organizó el 22 de abril un panel sobre "Australia y el futuro de los medios", del que participaron expertos de diversos países, entre ellos el senador nacionalista Sebastián Da Silva, que adelantó cuál es la estrategia que planteará en el Parlamento para sostener la calidad de la prensa en todo el país.

El legislador nacionalista anunció que buscará "sentar alrededor de una mesa a la prensa y a las megaplataformas" para encontrar una forma de solventar a los medios.

El 17 de febrero se aprobó en Australia una ley -la primera de su tipo en el mundo- que busca que los gigantes tecnológicos, entre ellos Google y Facebook, paguen a los medios de comunicación por difundir sus contenidos de noticias. La norma pretende compensar los ingresos publicitarios que los medios dejan de recibir porque son captados por las redes sociales y otras plataformas.

"Es una problemática que se nos viene, de las problemáticas no pandémicas que tenemos que abordar y en ese sentido estamos iniciando en Uruguay la formación de opinión pública para que se tome consciencia", dijo Da Silva, quien integró el panel junto a Angela Mills-Wade, European Publishers Council, Bélgica; Javier Díaz de Olarte, Centro Español de Derechos Reprográficos, España; John Hinds, Canadian News Media; y Florian Nehm, Axel Springer, Alemania.

"En el 2000 era diputado, tenía 27 años y estuve invitado en Silicon Valley, y dos ejecutivos nos dijeron: ‘elegimos este lugar porque es el lugar que queda más lejos del Capitolio´. Yo me llevé esa impresión. Este es el lugar donde menos llega la legislación", dijo el senador blanco al comienzo de su participación. Da Silva agregó que al año siguiente fue invitado a ser columnista del diario El País. "Entonces, don Enrique Beltrán, que era director del diario, después de darme ese honor, me dice: ‘tenés que pasar por la contaduría; todo renglón publicado en este diario tiene que tener rigor, y el rigor se paga'. Veinte años después nos encontramos en un mundo diferente, de post verdad, de verdad a medias, de minis munditos en donde estamos siendo invadidos por un algoritmo que lo único que hace es satisfacer nuestras preferencias, alimentarlas hasta el empacho. Si dejamos que el algoritmo nos domine, nos puede llegar a empachar en verdades que solo son reveladas para uno mismo. Y eso tiene repercusiones en la calidad de la democracia", agregó Da Silva, que aún escribe columnas, en El País y también Montevideo Portal.

"Polarización barata"

El senador planteó un escenario sobre la situación de la prensa en relación con la calidad democrática de Uruguay. En ese sentido, el país está "en los primeros niveles del orden mundial", porque "Uruguay es un país republicano y democrático. Este mundo de lectura de titulares está llevando a una polarización barata, en donde por cualquier cosa están los buenos y los malos. Hoy somos buenos y mañana malos. Cuando uno analiza gran parte de esa casuística pasamos a la crisis terminal que tiene nuestro país en los medios de prensa, que se han visto invadidos por diferentes circunstancias", dijo Da Silva, y agregó que "todos los días en Twitter vemos a periodistas muy destacados que anuncian su despido de diferentes medios de comunicación".

A partir de esas publicaciones en redes sociales, el senador comenzó a estudiar y notar cómo "la megaplataforma le quita al editor la posibilidad de pagarle bien a sus creadores".

"Y ahí empezamos a coincidir con nuestra filosofía políticas. Nosotros representamos el partido de la libertad, y entre las libertades más sacramentales está la libertad de expresión y prensa. Ese lugar común que es la defensa de la libertad de prensa tiene que ser válida si atrás de la libertad de prensa hay periodistas rigurosos, que controlen a los poderosos de turno, las tentaciones de los poderosos de turno y las vanidades. Si seguimos en este camino, la crisis de los medios de comunicación llevará a que veamos situaciones tan tristes como gente desconociendo una pandemia a la salida de los cadáveres en un sanatorio en América Latina, o gente que se pone un sombrero de bisonte para atacar a balazos a un parlamento democrático sin decir ‘agua va'. Ese es el riesgo que desde nuestro punto de vista político, de defensa de la democracia, nos lleva a iniciar este año, ni bien termine la crisis sanitaria, que naturalmente tiene en la agenda otras urgencias, la discusión de esta temática", adelantó Da Silva, quien destacó que "Uruguay es un país rico en la defensa de derechos de autor, pionero en las defensas constitucionales de la libertad de expresión y la solidez de su periodismo".

"La discusión no puede depender de los gobiernos de turno (...) En Uruguay somos el partido de gobierno y queremos priorizar esta discusión para que el periodismo serio y riguroso no pierda capacidad de solventar a los periodistas y ser mejor controlados en nuestra calidad gubernamental", agregó Da Silva. Además, anunció que planteó el asunto en la agenda de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado, y que ha avanzado en conversaciones con senadores de la oposición.

La estrategia

"Si las megaplataformas son poderosas con países como España, Inglaterra, Estados Unidos o Australia, imagínense ustedes cómo pueden llegar a reaccionar con países tan chiquitos como el nuestro, pero como nosotros estamos acostumbrados a peleas con los más grandes, porque nacimos chiquitos. Es una pelea que vamos a dar. Uruguay puede ser cuantitativamente poco trascendente, pero nuestra historia nos ha demostrado que cualitativamente hemos sido líderes en muchos aspectos", dijo el senador, quien se preguntó "¿cómo iniciar esta discusión?".

Da Silva considera que Uruguay tiene que tomar la postura de David, que "era chiquito, astuto e inteligente", porque "solo con astucia, inteligencia y opinión crítica podemos llegar a derrotar a Goliat". El senador estimó que "si vamos derecho a golpear al gigante, donde el gigante más fuerte es, probablemente estemos perdiendo el tiempo y toda esta conferencia no sea más que un sinnúmero de expresiones de deseos".

Da Silva aseguró que el ejemplo australiano "fue muy importante" porque "muestra un paso previo a la imposición tributaria que, como en cualquier parte del mundo, suena feo".

"La obligación del arbitraje, los buenos oficios, tener que sentar alrededor de una mesa a la prensa y a las megaplataformas nos puede permitir a nosotros ir un poquito más rápido a sabiendas de que tenemos otro problema: en Uruguay el periodismo es fuerte solo en la capital; en el interior del país lamentablemente existen voces periodísticas de mucho prestigio, pero imagínense que si la prensa de Montevideo, nuestra capital, hoy está en una situación crítica, absorbida por el pulpo de las megaplatoformas, para los medios de comunicación en el interior del país es una crisis muy agravada", aseguró el senador.

Da Silva considera que "la solución australiana tiene doble ventaja para el esquema uruguayo", En ese sentido, planteó que "primero vamos de forma voluntaria a tratar de sentar alrededor de una mesa a las plataformas y a los medios comunicación; y asimismo, los medios de comunicación podrán contemplar no solo la realidad de los diarios más grandes y prestigiosos, sino de los medios locales del interior del país que también tienen democracias locales que hay que fortalecer a través de una prensa rigurosa, seria y creativa que pueda controlarlas".

"En Uruguay somos 3,5 millones de personas, con al menos tres diarios de circulación nacional, de los cuales los tres están en una situación financiera muy complicada producto de esta nueva realidad, que es las costumbres de la gente y el abuso dominante que tiene en la torta publicitaria las nuevas plataformas", comentó Da Silva.

"Primero, esta solución que tiene que ser urgente, tiene que tener consenso de todo el sistema político. Segundo, tiene que tener un abordaje realista a partir de los buenos oficios. Tercero, adaptar la defensa de derechos de autor de los creativos musicales a la realidad de los derechos de los editores. En Uruguay los derechos de autor de los músicos tienen una defensa muy buena y desde hace muchísimo tiempo", concluyó el Senador, que destacó la experiencia de Asociación General de Autores del Uruguay (Agadu).

El moderador del panel fue Martin Etchevers, presidente en la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) y gerente de Relaciones Institucionales y Comunicaciones del Grupo Clarín.

 

Montevideo Portal